Secciones
Show

Otra reconocida periodista se sumó a las acusaciones contra Antonio Laje: su duro descargo

Tras la renuncia de María Belén Ludueña, varias ex columnistas denunciaron al conductor por “maltratos” y “acoso”.

La sorpresiva salida de María Belén Ludueña del noticiero Buenos Días, América (BDA), que conduce Antonio Laje por América y por A24, fue el inicio de una serie de denuncias mediáticas de varias ex columnistas del programa. Hasta ahora, Laje seguirá en las mañanas del canal de Palermo y la única que sufrió las consecuencias fue Liliana Parodi, quien fue echada de su puesto de Gerenta de Contenidos. 

 

En realidad, la primera acusación contra el conductor la hizo Ángel de Brito a través de su cuenta de Twitter. “Qué triste que en pleno 2021 una profesional no pueda hablar del maltrato laboral ¿Por qué llora, María Belén Ludueña? Y, detrás de un maltratador, hay mucha gente con poder que lo apoya”, escribió a días de la salida de Ludueña, a principios de noviembre, cuando la columnistas se despidió en pleno llanto. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Después de eso, tres mujeres hablaron sobre Laje. Primero en redes sociales y después en una entrevista. Las ex panelistas de América que hablaron públicamente de sus experiencias con el conductor fueron Fiorella Vitelli, Mai Pistiner y Eugenia Morea. Ellas lo acusaron públicamente por “maltratos”. Morea incluso contó que el conductor la acoso sexualmente y denunció: "Si no te acostás con él, te echa". 

 

Después de algunos posteos en Instagram donde dieron a entender que habían sido maltratadas por él, en una entrevista con La Nación fueron contundentes: “Fue un año con maltrato, un año con acoso, no solo de él, de su productora (se trata de Ximena Xanthopoulos) también. Me decía que era una inútil, que no aportaba nada al programa. Cuando me llamaba a la oficina para retarme, iba temblando. Entre nosotros no era malo, pero delante de todos me gritaba, me humillaba”, contó Pistiner. 

 

Y Morea agregó sobre la acusación de acoso sexual que sufría por parte de Laje: “A mí me acosaba. No podía ir al piso porque le tenía miedo. Era todo por mensaje, me tiraba onda. Yo no sabía cómo zafar. Yo necesitaba laburo, soy de Moreno, no tengo parientes en el medio, hice mi camino sola y me costó. Y este tipo me bajó como quiso. Como no accedí a tener sexo con él, me bajó. De un día para el otro. Yo no iba al piso por miedo. En el control me llamó la productora con el dedito y me dijo que fuera a Recursos Humanos. Me echaron y cuando salgo le mando un mensaje a Laje. ‘Me echaste, nomás’. Me dice: ‘Sos joven, vas a conseguir trabajo’. Tenía 25 años. Hay complicidad ahí”.

 

Por su parte, Vitelli afirmó:  “Cuando vi lo de Belén dije: ‘¿Cuánto tiempo más me voy a quedar callada y van a seguir habiendo personas viviendo lo mismo?’. Hay un mecanismo de la violencia que por algún motivo te termina dando culpa y miedo. Una persona puede ser exigente, pero la forma en que comunica su exigencia es lo que cambia, me parece. Creo que ahí radica un poco el maltrato. Si vos le estás pidiendo a alguien que rinda más porque incluso la creés capaz y querés tener un programa de excelencia y demás, me parece espectacular. Pero si la forma en que lo comunicás tiene un tono elevado o tiene palabras agresivas, dado que tenés un lugar más alto en la jerarquía, hay una situación de abuso de poder”.

 

Y completó: “No es solo Antonio Laje. Quiero que quede claro que la productora ejecutiva está a la altura o peor y también hay una persona más. La productora le dice a la gente que está gorda, ha mandado a compañeras a cambiarse por estar gordas. Fue un aprendizaje espectacular, me posicionó en un lugar, pero la falta de humanidad que hay... Todo se rige desde el miedo. Funcionan generándote miedo todo el tiempo. Todo muy perverso. Entre ellos se maltratan un montón. Eso me parecía muy fuerte”.


 
A ellas tres se le sumó, la periodista Sandra Igelka, que formó parte de América durante muchos años y renunció tras sufrir problemas con Laje. También con La Nación, relató sobre los maltratos que sufrió:  “En 2013 o 2014 desembarca en América como gerente de Noticias. Fue en ese marco que me pasó de todo con episodios de maltrato en reuniones, me acorraló en el lugar. No tenía escritorio, ni silla, ni computadora, ni función, ni nada. Con él empezó mi infierno”.

 

Y continuó: “Llevaba 10 años en América, co-conducía, tenía una columna política. Creo que fue por mi ideología. Era un momento en el que el canal estaba virando su política editorial, pero está mal buscar la causa porque alguien te maltrata. Traté de armar otras cosas, hice otros programas y el tipo me iba sacando de todo. Mauro Viale me pedía ir al programa y él me lo prohibía”.

 

En tanto, sobre las situaciones de violencia por parte de Laje, la periodista fue muy clara: “De las reuniones se iba pateando la puerta y diciéndome: ‘Vos eso no lo hacés’, ‘Vos estás loca’. Me costó terapia, enfermarme mal. Si me preguntás por qué no me fui, porque vivo de mi trabajo y porque los espacios son reducidos…”.

 

Y agregó sobre las razones por las que decidió no irse del canal: “Seguí en peores condiciones, hablé con una de las directivas del canal en ese momento y me dijo: ‘Viste cómo es este canal, los gerentes pasan y nosotros quedamos. ¡Aguanta!´ Fui a abogados, pero no había opción, si hacía la denuncia judicial me quedaba sin trabajo. Además, quedás como el problemático para los medios. Me provoca rechazo, miedo, estoy hablando y estoy como temblando. Cuando en tu trabajo te ponen en ese lugar es muy difícil volver de eso. Pensé que no iba a volver a hacer periodismo”.

Y finalizó: “Me cuesta mucho hablar, pero después me di cuenta de que hay que comprometerse. El salió a decir que era una operación. ¿Una operación de quién? Si somos muy distintas las que hablamos. Maltrata a hombres y a mujeres. Con las mujeres mucho más y con algunas se suma el acoso sexual”.

 

Otras mujeres que habrían sufrido episodios de violencia con Laje habrían sido Soledad Larghi, Julieta Navarro y Mina Bonino. A ellas se suman algunos ex panelistas hombres. Ninguno de ellas se animó a denunciarlo. En cambio, Sofía Macaggi, que también dejó el noticiero de manera intempestiva, rompió el silencio hace unos días. 

 

Sobre los episodios que vivió, relató: "Desde lo profesional fue un gran crecimiento porque yo estaba arrancando en lo que era noticieros y es un programa que se ve mucho. Pero pasaron situaciones que no comparto y que me fueron incómodas. Yo soy súper exigente, me gusta crecer y mejorar pero hay formas y formas. No comparto maneras de trabajar”.

 

Y al ser consultada sobre las denuncias de violencia y acoso, Macaggi dijo: "No me sorprende para nada. Me parece importante que hayan situaciones que no se naturalicen más y que eso esta bueno como sociedad, de que empecemos a cambiar y a manejarnos de otra manera. No he hablado con ninguna de las denunciantes y me he reservado mis vivencias pero no volvería a trabajar en ese programa".

 

Ahora se sumó otra mujer a las diversas acusaciones contra el conductor de América. Ella es Melina Fleiderman, que formó parte de diversos noticieros y programas en casi todos los canales de aire. Ahora ella forma parte de Editando Tele, el programa de archivo de Net TV, y  contó lo que tuvo que vivir cuando trabajó con Laje. 

 

Tras un informe en el que se habló de lo que había vivido Ludueña cuando tuvo que renunciar a BDA, Fleiderman tomó la posta cuando regresaron al piso y relató lo que ella sufrió. Con una media sonrisa en su rostro y mucha ironía, en un principio lanzó: “Yo trabajé con Toni”. 

 

De inmediato, Tomás Dente, le consultó: “¿Y cómo te fue?”. Y ella fue contundente sobre lo que ocurrió cuando compartió pantalla con Laje, hace unos años: “Estuve una semana, no seguí trabajando. ¿Contesté tu pregunta?”. Ante la sorpresa de todos los presentes, Melina agregó: “No le gustaba que hablara”.

 

Por último, Fleiderman dijo que se juró que nunca más trabajaría con él y ni siquiera quería volverlo a ver personalmente. “Me prometí que nunca iba a volver a cruzármelo. Ni siquiera en un pasillo. Para terminar todo, me mandó a sugerir por otra persona, que hiciera el pronóstico del tiempo. Y yo soy periodista”. Con el paso del tiempo, Laje sigue sumando más acusaciones por maltratos. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!