Secciones
Show

Otro papelón de Esmeralda Mitre: "Si me volvés a cortar el micrófono, yo me voy a ir"

La rubia dio lástima. ¿Se enojó o se hizo la enojada?

Esmeralda Mitre volvió a derrapar en el Cantando. La joven millonaria neonazi obtuvo un 8: una nota que sería buena si correspondiera a la calificación de un jurado, pero es horrible si consideramos que es la suma total de un 4, un 3 y un 1. En el tono balbuceante que la caracteriza, Esmeralda se enojó con el conductor del programa,Ángel de Brito, con los jurados Nacha Guevara, Karina "La princesita" y con Pepito (¿a qué edad podemos empezar a llamarlo "Pepe"?) Cibrián.

“Esto no es Los Ángeles de la Mañana. Así que te lo digo con todo respeto: a mí no me calló el Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, no me calló Mirtha Legrand...Y Marcelo Tinelli me cortaba el micrófono con respeto y jugando. Vos me dijiste: ‘Hablale a Karina', no es que yo la interrumpí, y yo quería terminar. A mi no me cortes el teléfono (sic) “, dijo Esmeralda.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

“Tenés tantas ganas de trascender y encontrar tu lugar, que hay casi una desesperación con eso. Y creo que te juega en contra que te importe tanto la opinión ajena y ser aprobada”, opinó Nacha Guevara, antes de ponerle su voto secreto.

 “Me pareció que no terminaba las frases porque el hecho de bailar no le permitía llegar con el aire. Voy a subir un punto por Nell”, dijo la Princesita antes de ponerle un “3″. Nell  Valenti es el cantante profesional que trata de darle una mínima pátina de seriedad a las performances de Esmeralda. Nunca se sabe -los protagonistas del programa lo sabrán- hasta qué punto el enojo es acting y hasta qué punto es real: en general, parece más bien un 50 y 50. Lo cierto es que la joven va por la vida fatigando estudios y televidentes y que lleva un tiempo ya en el business televisivo, tiempo que el circo no le concedió a Zulma Lobato, una performer de similares condiciones artísticas pero que, por lo menos, necesitaba la plata. 

Cada uno hizo su papel: Nacha Guevara, una dama que, desde luego, sabe cantar, representó su personaje habitual de "qué estoy haciendo acá"y terminó haciendo un Fuck You cuando la performance de la "queni" antisemita se hacía interminable. Se hacen largas, las previas, las actuaciones propiamente dichas y las posteriores de Esmeralda, aún para quienes encuentran entretenido mirar programas cuya gracia consiste en que cante gente que no sabe cantar. 

Pasaron unos minutos en los cuales Karina invitó a cantar a Melina de Piano. Si no mirás el programa te preguntarás quién es Melina. Bien: es la novia de Nell. Ya te dijimos antes quién es Nell: de a poco estos cadornas se irán incorporando a tu vida. Así es como funciona esto. Melina cantó "Vivo por ella" con técnica de cantante profesional de jingles, y Esmeralda la interrumpió graznando en italiano barbitúrico.  Pepito Cibrián (y regresa la pregunta, porque la incomodidad persiste: ¿cuándo  nos permitirá llamarlo "Pepe"?) destrozó el vestuario de Esmeralda y opinó sobre la rubia y la escena de celos que acababa de presenciar. "Sentí que estabas dejada de lado, no era su show”, dijo. Luego agregó: “No me gustó, no sabía lo que hacían”. Y les puso un “4″.

Temas

  • Esmeralda Mitre
  • Ángel de Brito
  • Cantando por un Sueño

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios