Secciones
Show

Pelea en Twitter: Espert la quiso chicanear y Verónica Llinás le dio una clase sobre leyes

El cruce se dio en medio de los disturbios durante la marcha contra Luis Puenzo, titular del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA).

Tristán Bauer, ministro de Cultura de la Nación, anunció el lunes que habrá cambios en el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), luego de la protesta de diferentes sectores de la industria que se desarrolló  frente a la sede en reclamo de cambios en las políticas para el sector y que derivó en varios disturbios. "Vine a parar la represión y a liberar a los detenidos", expresó el ministro en esos momentos de tensión.

Diferentes actores del sector audiovisual convocaron a una concentración para exigir la renuncia del titular del INCAA, Luis Puenzo. El principal descontento con la gestión del cineasta es con la no modificación del Plan de Fomento, "impuesto en el gobierno de (Mauricio) Macri que concentra la producción cinematográfica en las productoras más grandes radicadas en AMBA".

El Colectivo de Cineastas, a través de una carta abierta que envió al ministro de Cultura, destacaron que Puenzo "no llevó adelante políticas que impulsen la producción de cine en las Provincias". "El cine está atravesando un momento realmente crítico y preocupante, por un lado en diciembre de este año caducan los impuestos asignados a Cultura y esto impacta directamente en el cine, el teatro y la música", explicó la productora Paula Orlando, miembro del Colectivo.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

La entidad también estableció que el INCAA "no estableció ninguna medida tendiente a revertir las enormes desigualdades de género a la hora de dirigir u ocupar roles centrales en los equipos técnicos, no se puso a la cabeza ni acompañó el reclamo del sector por la inminencia de la caducidad que implica el desfinanciamiento del área que conduce y se limitó a pedir en una reunión que crucemos los dedos para que salga el proyecto de ley del diputado Pablo Carro".

En medio del enfrentamiento con la policía que terminó con dos detenidos, el diputado por Avanza Libertad, José Luis Espert y la actriz, Verónica Llinás, tuvieron un intenso cruce en Twitter sobre la crisis en la institución que promociona y fomenta el cine nacional. “Esta gestión no va más. Están matando al cine argentino. Movilizamos todxs al INCAA. Lunes 11 a las 15 hs. Lima 319. Ayuden a difundir”, publicó la actriz.

 

Esto provocó la reacción del legislador, quien arremetió de lleno contra la artista y disparó: “Al INCAA hay que cerrarlo, que sus ñoquis se busquen un trabajo digno y reemplazarlo por una oficinita que solo se dedique a resguardar los derechos de autor. Ah! Me olvidaba, los impuestos de los laburantes, están para las funciones indelegables del Estado. El cine, no lo es”.

No tardó mucho tiempo hasta que Llinás recogió el guante y le aclaró a Espert que “eso es precisamente lo que está por hacer el actual Gobierno”. Esto no hizo más que enardecer al diputado, quien retrucó: “Es al revés, Vero. Que putees ahora a los K siendo vos simpatizante kirchnerista porque les cortaron el chorro del INCAA demuestra, como dice el eslogan, que ‘no hay kirchneristas gratis’”.

 

Fue entonces que la actriz remarcó que nunca fue "militante" kirchnerista y que la ley de cine "fue antes del kirchnerismo". “Me extraña José Luis Espert que siendo diputado no tenga un equipo de asesores capaz de informarle que nunca he sido militante K y que la ley de cine es anterior al kirchnerismo: fue sancionada en el año 94 por un gobierno que, según entiendo, su espacio político reivindica”, retrucó Llinás.

Al mismo tiempo, resaltó que "el INCAA no se financia con ‘el hambre del pueblo’, sino que es un mecanismo de gestión autárquico generado por las ganancias del mismo cine. Esa autarquía, precisamente, es la que está a punto de desaparecer” y sumó: “Cuando dirigí y produje mi película La mujer de los perros, lo hice sin un centavo del INCAA, utilizando un mecanismo de producción completamente independiente".

Esto -de acuerdo con Llinás- sostiene que "la acusación ímplicita en la expresión ‘te cortaron el chorro’ resulta igualmente improcedente". "De todo esto se colige que lo que habría que cerrar, José Luis, es la boca, cuando uno no tiene la menor idea de lo que está hablando. O, en todo caso, conseguirse mejores asesores- ya que hablamos de trabajos ineficaces costeados por las arcas públicas”, manifestó.

Ante esto, Espert intentó quedarse con la última palabra y le respondió: “Leé bien lo que escribí, Vero. Dije ‘simpatizabas’, no ‘militante’. No me negarás tu simpatía por los K, ¿no? Es como si yo negara que detesto a los chorros y esclavizar al pueblo. Escuchá bien lo que dije y digo”. A lo que Llinás, sentenció: “De todos modos me llama la atención que de todo lo que le contesté, la discusión pase para usted por si soy o no soy K. Bah, no”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!