Secciones
Show

Preocupa la salud de Soledad Aquino: Cande y Mica Tinelli no pueden ser sus donantes

La ex mujer contrajo coronavirus y los médicos que le atienden revelaron que necesita ser sometida a un trasplante de hígado para mejorar su condición de vida.

Durante los últimos días de marzo, la preocupación invadió a la familia Tinelli: Soledad Aquino, la primera esposa de Marcelo Hugo, tuvo que ser internada de urgencia en el Sanatorio de la Trinidad, en Palermo, luego de sentir una serie de dolores abdominales. La mujer de 60 años, madre de Micaela y Candelaria Tinelli, se encuentra en terapia intensiva, luego de que los estudios detectaran que había sufrido una "hemorragia digestiva".

Aquino es la ex de Tinelli y la madre de Cande y Mica.

Pero si bien todo indicaba que su cuadro venía evolucionando favorablemente y que, en los próximos días, iba a recibir  el alta médica para volver a su casa, una serie de malas noticias complicó las cosas: la mujer contrajo coronavirus dentro del sanatorio y su cuadro de salud por la hemorragia digestiva y úlcera de duodeno se agravó a tal punto que necesita ser sometida a un trasplante de hígado para mejorar su condición de vida.

Si bien el cuerpo médico venía analizando la idea del trasplante desde hace algunas semanas, esta intervención no resulta nada sencilla de concretar debido a que Aquino se encuentra debilitada debido a la enfermedad que transita y es paciente de riesgo, no sólo por su edad (tiene 60 años), sino porque padece cirrosis por alcoholismo. Por estos motivos, no responde a los criterios necesarios para entrar en lista de espera del INCUCAI.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Sus hijas no puede ser donantes de hígado.

Si bien fueron las primeras en ofrecerse como voluntarias, sus hijas, Cande y Mica Tinelli no pueden ser donantes. Según explicó la propia Lelé en las redes sociales, los médicos les explicaron que su madre necesita el hígado completo, de una persona fallecida. En su caso es imposible trasladar solo una parte del órgano de un donante vivo, ya que -sumado a que este procedimiento se utiliza mayormente en niños- su salud está bastante deteriorada.

En ese sentido, la pareja de Coti Sorokin le agradeció a sus seguidores por el afecto, en especial a uno que no dudó en ofrecerse como voluntario. Hace poco falleció mi mejor amigo y anoche soñé con él, y me decía que hay que vivir la vida, ser solidario... Me encanta ayudar, y hoy leí que tu mami necesita un trasplante. Si soy compatible me encantaría ayudar. Estoy a disposición”, escribió el usuario.

Mientras que, expresó: “Yo siempre fui solidario por mi gente querida, pero no sé por qué hace tiempo quiero hacer algo más. Estaría dispuesto, obviamente con el consentimiento de la familia y los médicos, a hacer una donación voluntaria de parte de mi hígado. Es algo que siento desde que se publicaron varios casos. Lo intenté y creo que es una misión más para mi vivir”.

Conmovida, la cantante y diseñadora no tuvo palabras para agradecer el gesto de sus seguidores y reconoció: “¿Cómo agradecerles estas actitudes? Yo realmente voy a explotar de amor. Tantos mensajes tan hermosos y gente que se ofrece hasta para ser donante vivo. Los amo mucho y les agradezco profundamente con mi corazón entero”.

Si bien el hermetismo rodeó todo lo vinculado con el estado de salud de Aquino, el cuadro inicial por el que ingresó la ex esposa de Tinelli estaba estabilizado y, de a poco, le bajaron la medicación ansiolítica e incluso un día la despertaron. “Tiene una infección digestiva y úlcera de duodeno que se le complicó, por lo que terminó intervenida con una endoscopía y en terapia intensiva", había explicado el conductor de ShowMatch.

Con respecto a la estadía de Aquino en terapia, Marcelo detalló: “Está internada, no digo que fuera de peligro porque sigue en terapia, pero está bien. Está mucho mejor, acompañada por Mica y Cande. Ya se para, camina por el cuarto, quiere agarrar el teléfono. Estamos mucho más tranquilos. La primera semana fue de muchísima preocupación”.

Soledad Aquino necesita un trasplante de hígado.

En 2014, Aquino también había sido noticia tras sufrir un cuadro grave de celulitis: se le había infectado el tejido muscular. “No está internada por ningún tratamiento estético como se dijo. El problema es una enfermedad conocida como celulitis, aprovecho para clarificarlo. Muchas veces las mujeres decimos ‘tengo celulitis’ y es un pocito. Pero la celulitis es otra cosa", había explicado en aquel entonces Evelyn Scheidl, una de sus amigas.

Aquino fue la primera esposa de Tinelli, actualmente en pareja de Guillermina Valdés. Con ella tuvo a sus hijas mayores, Micaela y Candelaria, y su matrimonio se extendió entre 1986 y 1993. Al separarse, Aquino se quedó con una propiedad ubicada en el barrio de Núñez, como parte de la división de bienes, y a pesar de la ruptura, ambos mantienen una relación cordial luego de 30 años.

Ella era una adolescente de clase alta criada en Zona Norte y el flechazo fue inmediato. Se casaron en mayo de 1986 y se separaron en 1993. “De golpe apareció alguien, que era Paula (Robles)... Yo estaba histérica, no entendía nada. Yo era una diosa en esa época y pasó eso. Cuando nos separamos y Marcelo empezó a salir con ella, a mí me costó muchísimo toda esa situación, hice mucha terapia”, había confesado Aquino años después.

Soledad está en terapia y se contagió coronavirus.

Un año después de la ruptura, Robles comenzó a salir oficialmente con el conductor. La bailarina integraba el staff de Ritmo de la noche como una de las históricas T-Nelly’s y tres años después dieron el "si".  Con ella, Tinelli tuvo otros dos hijos: Francisco y Juana. Actualmente, el conductor está en pareja con Guillermina Valdés, la madre de Lorenzo, su quinto y último hijo.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!