Secciones
Show

Princesa de incógnito: la heredera a un trono europeo trabaja de moza en una pizzería

Se trata de Ingrid Alexandra de Noruega, de quien se conoció ese trabajo recién ahora.

En la realeza europea a veces hay casos de miembros de la familia real que buscan, cual película de Disney, estar más con los pies sobre la tierra y tienen acciones que los acercan a la sociedad. Ese es el caso de la princesa Ingrid Alexandra de Noruega, heredera al trono, que decidió tomar un trabajo en un restaurante de pizza.

De 17 años, Ingrid, según transcendió, quiso ganar su propio dinero y por eso decidió pasar el verano trabajando como moza en una pizzería de la capital de Noruega, Olso. Se trata de Skur 33, un local que se encuentra cerca del palacio municipal y por donde pasan varios turistas, así que seguramente tendrá buenas propinas.

La experiencia laboral de Ingrid terminó, al menos por ahora, a mediados de agosto cuando dio positivo de coronavirus (Covid-19). Si bien reciben tuvo el alta médica el dos de septiembre, lo cierto es que el verano en ese país ya esta por terminar motivo por el cual habría optado por dejar definitivamente su trabajo, que además de servir mesas incluyó lavar platos.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Hay quienes dicen, incluso, que la futura heredera faltó a uno de los actos tradicionales de la familia real, una foto de sus vacaciones debido a que se encontraba trabajando en la mencionada pizzería. Una verdadera rareza para alguien de la realeza. 

¿Por qué esa diferencia con las otras familias reales de Europa? Lo cierto es que Ingrid tiene el ejemplo de su madre, la princesa consorte Mette-Marit, que también trabajo como moza antes de conocer a su futuro marido, el príncipe Haakon. Esta experiencia generó que apoye 100% la decisión de su hija y hasta lo incentive. Sin embargo, con el año escolar a la vuelta de la esquina, también le dijo que debía centrarse en sus estudios con lo que su experiencia laboral debía ser solamente en el verano.

En la corona toda la situación se manejó con mucho hermetismo y sólo atinaron a comentar que debido a los pocos deberes reales que tiene todavía Ingrid tiene su agenda un poco más abierta que el resto de los integrantes con mayores responsabilidades. 

Toda esta situación se da en el contexto que vive Ingrid a quien se la considera como una persona crítica del funcionamiento de la sociedad noruega en los últimos años, como también alguien a que no le gustan los privilegios que da ser la futura heredera del trono. Es por eso que se la denomina en la prensa de Noruega como una de las integrantes de las “princesas de izquierda” como fue también su tía Marta Luisa, que hace años mantiene una relación con un chamán de los Estados Unidos. 

Por otra parte, Ingrid no es la única princesa que buscó un trabajo “de plebeyos”. El año pasado, Amalia de Holanda se desempeño como moza en un bar de la costa. Varios testigos la vieron llevar bebidas a las mesas y manejar con destreza la máquina de café. Hasta hubo clientes que le preguntaron si era ella, algo que no tuvo problema en admitir. En este mismo plan, su hermana Alexia y la princesa Leonor también tendrán que poner manos a la obra en el UWC Atlantic College de Gales, debido a que el plan de estudios incluye servicios a la comunidad como ser socorrista en piscinas, cuidar niños o ancianos de la zona o trabajar en apicultura, entre otras actividades.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!