Secciones
Show

Prostitución, drogas y partuzas en el K-Pop: el escándalo sexual de Seungri, Jung Joon Young y otros ídolos

Grave investigación. Podrían ir presos. 

Una fiesta organizada por el cantante coreano Seungri, llamada Seung-tsby (Seungri + Gatsby) escandalizó al mundo del K-Pop (género musical que combina la música coreana y el electro pop). Desde hace un par de semanas, trascendieron detalles de la investigación policial en la que se detallan los sobornos que hicieron algunas de las máximas estrellas de la música juvenil para intentar frenar la mediatización del caso. Algunos datos que comprueban episodios de violencia tráfico y consumo de drogas y la contratación de prostitutas para clientes VIP. A su vez, se filtró la lista de invitados a esta fiesta, y los nombres que aparecían eran de potenciales inversores -pertenecientes a grandes medios- de una sociedad creada por el artista.

Hasta las manos. La bomba se activó tras la denuncia de la periodista Kang Kyung Yoon e involucra a otros grandes cantantes del K-pop, empresarios e incluso policías.

Las investigaciones dieron a conocer una red de prostitución y abusos sexuales. Recordemos que tanto la pornografía como la prostitución son ilegales en Corea del Sur. Y en la denuncia se citan otros clubes nocturnos en los que también se involucran ídolos del K-pop. Uno de los eventos denunciados se realizó en Burning Sun, una discoteca de Gangnam, en el barrio más exclusivo de Seúl. Seungri era el copropietario y el local se cerró por denuncias de que allí se vendían drogas.

En febrero, el portal SBS publicó una conversación entre Seungrí, y uno de sus socios, quienes negociaban la contratación de prostitutas como parte de un supuesto soborno a un inversor extranjero. Pero no termina ahí. La red es más amplia. La periodista Kang Kyung Yoon a encontrar un chat en donde no solo estaba Seungri, sino también otra estrella del K-pop como Jung Joon-young, vocalista de Drug Restaurant o Choi Jong-hoon, líder de FT Island, en ese chat compartían videos sexuales grabados sin permiso.

Vos no lo entendés, pero este chat es gravísimo

La policía surcoreana mencionó que los videos se realizaron entre los años 2015 y 2016 y que en ellos aparecen 10 mujeres distintas. Ante el escándalo, Seungri anunció en su Instagram su retirada del mundo del espectáculo, pero no confesó ni admitió estas acusaciones. "He decidido retirarme de la industria del entretenimiento porque el escándalo social es demasiado grande. Con respecto a los asuntos bajo investigación, seré investigado diligentemente y revelaré todas las sospechas", sostuvo Seungri.

Sobre las acusaciones, una mujer declaró ante el juzgado que sufrió abusos sexuales a manos de cinco hombres que están inscritos en el chat. Su relato lo brindó en abril y luego del testimonio se sumaron más pruebas que complicarían a los artistas. A su vez, otras artistas coreanas sumaron su postura siguiendo la línea del movimiento Mee Too y motivaron el interés de la sociedad

"El hecho de que un caso como este haya salido a la luz y se haya convertido en un asunto tan polémico y visible tiene que mucho que ver con los cambios sociales en marcha en Corea del Sur", mencionó Moon.

El futuro de Seungri está en manos de la Justicia coreana y podría ser condenado a tres años de cárcel. La policía quiere cerrar el caso antes del 24 de junio, fecha en la que Lee Seung-hyun ha sido citado para iniciar el servicio militar obligatorio. Según la policía surcoreana, los crímenes relacionados con cámaras ocultas incrementaron y el número de delitos registrados pasó de 2,400, en 2012, a 6,500, en 2017.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Comentarios

Grave investigación. Podrían ir presos.