Secciones
Íntimo

Sebastián Wainraich: "El peor quilombo para mí fue el invento de la separación con Dalia"

El conductor de "Vuelta y media" brindó una entrevista a BigBang y habló de todo: poliamor, trabajo y la visita de Susana Giménez en su unipersonal "Frágil" en Miami. 

Sebastián Wainraich es un artista todo terreno: conduce "Vuelta y media" por la radio Urbana Play, estrenó en abril pasado la segunda temporada de la serie "Casi Feliz" emitida por Netflix, con gran repercusión, y está por arrancar una gira con su show de stand up "Frágil" que comienza este 21 de mayo en Mendoza.

En este mano a mano con BigBang recorrimos su carrera radial, hablamos de lo "hermoso y difícil" de mantener una pareja por 20 años y de hacer humor en tiempos donde siempre cambia todo.

 

-Arrancó “Casi feliz 2”. ¿Cómo es la "casi" felicidad que se ve en esta nueva temporada?

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

-Estamos orgullosos de la serie, estamos contentos, que no es poca cosa, porque el resultado ha sido buenísimo en cuanto a repercusión. Desde ahí es todo felicidad, que te guste lo que hacés y encima le vaya bien es todo.

Junto a Wainraich, en la serie emitida por Netflix comparten escena Natalie Pérez, Santiago Korovsky y Peto Menahem en un elenco repleto de invitados especiales, como Carla Peterson, Benjamín Amadeo, Julieta Díaz, Roberto Moldavsky, Carlos Portaluppi, Rafael Ferro, Daniel Hendler, Diego Gentile, Gustavo Garzón, Adriana Aizemberg y María Abadi, entre otros actores y actrices. En esta segunda parte, la historia tiene un hilo conductor que cruza todos los episodios.

-¿Hay algo de tu vida real en la serie? 

-No es autobiográfica la serie, puede ser algún diálogo, pero no se basa en mi vida.

-Dijiste que “la felicidad es una utopía, me conformo con estar contento y pasarla bien”. ¿Cuáles son esas cosas que ponen feliz a Sebastián Wainraich?

-Con los años vas aprendiendo que la felicidad, la alegría, tiene que ver con cosas pequeñas, con momentos simples: desde dormir una siesta hasta compartir una cena con seres queridos. Cuando sos más chicos pensás que la felicidad es algo más grande, una cima, una montaña a la que tenés que llegar, como si fuera algo inalcanzable y me parece que el bienestar pasa por otro lado, sobre todo por una situación interna de cada uno. Vos podés estar en el mejor lugar del mundo y puede ser que no estés contento, todo pasa por como estás con vos mismo.

-Me hablas de los lugares donde sos feliz y la radio parece ser uno de ellos. ¿Cómo fue dejar radio Metro y pasar a una radio desde cero como Urbana Play? ¿Hubo miedo? 

-Fue un riesgo, pero la ventaja de pasar todos los integrantes del programa me dio una seguridad y confianza y fue una decisión grupal, todos estábamos decididos a meter el cambio. Sí claro tuvo inseguridad y miedos, pero lo queríamos hacer y resultó. Hubo un cambio de energía naturalmente y el factor que se vea la radio es fundamental y no matamos a la magia de la radio. Siento que la persona que nos ve, nos espía. 

-¿Cómo es hacer humor en “Vuelta y media” en esta nueva época de la cancelación?

-Hay mucha confianza y cariño entre Julieta Pink y Pablo Fábregas  y eso ayuda a estar relajados y a burlarnos de nosotros y de ciertas cancelaciones. No tenemos miedo a decir lo que pensamos, ni tenemos miedo a equivocarnos. 

Wainraich, hace poco más de un año, junto con Andy Kusnetzoff y Matías Martin, le dijeron adiós a Metro para instalarse y fundar Urbana Play, una apuesta nueva que tuvo éxito. Sebastián lidera su programa , de lunes a viernes, de 17 a 20, en el que está acompañado por Pink y Fábregas, sus inseparables compañeros.

-Dijiste que respetás al que le gusta el quilombo, pero que no te interesa. ¿Hubo algún quilombo que te inventaron que no te gusto?

-El año pasado dijeron que con Dalia (Gutmann) nos habíamos separado, me pareció estar en esas secciones que nunca había estado, fue raro tener que salir a dar explicaciones de ciertas cosas, de qué hago con mi vida, fue muy raro. Yo nunca había estado de ese lado y me sentí raro.

-Pero ¿estaban separados?

-No, no no sucedió la situación de la separación. 

-Justo que hablamos de Dalia, hace 20 años que son pareja y tienen dos hijos, ¿cómo es estar tantos años con una misma persona?

-¡Qué quilombo! No hay fórmula, es hermoso y difícil. Es lindo, es contenedor, es cansador, es todo eso. El tema es cuando hacés el balance y te da positivo, eso es lo importante.

-Dalia aseguró en una nota que a cualquier pareja tener “una aventura de vez en cuando le viene bien". ¿Qué opinas del poliamor?

-Para mi no existe el poliamor, puede existir lo polisexual. Igual me aburre un poco el tema.

-Además de la radio, estuviste trabajando en Miami, ¿cómo fue la experiencia? 

-Fue re bien, metimos 3 funciones de Frágil (su show de stand up) en un teatro muy lindo. Vino Susana Giménez, vino mucha gente argentina, que extraña el modo de hacer teatro de nuestro país. La pasamos espectacular. Fue una gran experiencia.

-¿Pudiste hablar con Susana ?

-Hablé muy poco, la saludé, y charlamos dos minutos. Nos metimos en un lugar al costado de las butacas, para que nadie la molestará, pero Susana tiene una presencia tan grande, que claro la reconocieron enseguida.

-¿Te ves en la TV ?

-Hoy no me veo en la televisión, en ningún formato. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!