Secciones
Drama

Silvina Luna habló de las cirugías estéticas y su vínculo con las drogas: “Hoy elijo estar en conciencia”

Durante una entrevista con Gastón Pauls en Seres Libres afirmó: “Aprendí de la experiencia”

Durante los últimos años, Silvina Luna vivió momentos durísimos relacionados a su salud. En 2010, la modelo se sometió a una liposucción y le pidió a su médico que agregue esa grasa a la cola para tener más volumen. Los problemas fueron dos: que el doctor era Aníbal Lotocki y que le inyectó metacrilato. Tiempo después, la modelo comenzó a sentir las consecuencias de ese producto prohibido en su cuerpo.

 

Hace un tiempo, Silvina contó que tuvo fallas en el funcionamiento de sus riñones y que debió ser internada en incontables veces. "Siento que me arruinó la vida. Esto fue en 2010 y en 2013 me descubrieron los problemas en los riñones. Hay chicas con el mismo problema que yo que ya fueron trasplantadas. Cuando me operó, mezcló la grasa de mi cuerpo con metacrilato, algo que está prohibido. Me dolía tanto que una amiga me tuvo que alzar para bajar las escaleras".

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Y siguió: "Desde ahí tengo que hacer consultas todas las semanas al médico; tengo que tomar más de un remedio por día y sufro el miedo a tener algo que no está bien en mi cuerpo y de no saber. Cualquier cosa que tengo, la relaciono directamente con eso. Eso supuso toda una parte económica que tuve que afrontar, pero no se pudo. Este año volví y me junté con médicos para ver si es posible esa cirugía, pero hasta ahora no le dí con la tecla. Probé con mil terapias alternativas. Es mi lucha".

 

Ahora, Silvina volvió a hablar sobre las complicaciones en su salud por las cirugías estéticas y también sobre la adicción a las drogas. Lo hizo en una entrevista con Gastón Pauls, en el programa Seres Libres, de Crónica TV, que se emite los viernes. "Lo que me pasó me dejó una secuela crónica el cual me ocupo y está latente todo el tiempo”, comenzó Luna.

 

Y completó: “Aprendí de la experiencia y hoy puedo capitalizarlo de manera diferente. Cuando te pasa algo muy fuerte es como que pone gris u oscura tu vida y de repente ves todo tu mundo desde otra óptica. Busqué luz desde eso malo que me pasó. Me hice una cirugía estética, la cual fui muy ingenua, muy poca información y confié en un profesional de la salud y puso algo en mi cuerpo que no estaba permitido y me lo pintó como algo muy superficial, sin hablar sobre la consecuencia que esto podría traer. A los 3 años me hago un análisis de rutina y se dan cuenta que tengo un problema de calcio y de riñones, investigan y fue por esta operación".

 

En ese sentido, la modelo continuó sobre el nuevo estilo de vida que debió adoptar: "Cuando comencé con el tema en los riñones me dijeron que tenía que dejar el alcohol, las cosas tóxicas, para mí era un tema por que a mí me gustaba ir a las fiestas electrónicas y pensé que mi vida iba a ser un embole, me iba a re aburrir y empecé a encontrar otro camino. Empecé a encontrar satisfacción en otras cosas. A escucharme de verdad".

 

Y mientras espera que la ciencia encuentre una cura a su problema, probó con diversas terapias. En ese punto, Silvina afirmó:  "Lamentablemente hasta el día de hoy no, sigo esperanzada que aparezca la medicina. Hubo enojo conmigo, por qué me sometí a eso, por qué buscaba esa seguridad en lo externo, no tenía muy claro dónde estaba parada en ese momento. Estoy en un juicio pero no elijo tener el odio como emoción al médico".

 

Por otra parte, dijo sobre las operaciones: "No digo que la cirugía estética no sirva, es una rama de medicina, es para que la gente tenga un bienestar físico y estético, a mucha gente le cambia la vida pero en este caso me topé con una persona que sacrificó la ética por la estética", añadió.

 

En tanto, sobre las drogas o el alcohol, Luna se definió: "Me considero una visitante de eso. De chica buscaba como esa adrenalina. Me han llamado la atención las drogas, pero probarlas. No tengo una personalidad adictiva. Entonces puedo hablarlo tranquilamente. Hice un gran cambio a raíz de este problema de salud y hoy casi no tomo alcohol. Todas las sustancias te sacan de la consciencia. Hoy elijo estar en consciencia. No intentar algo que no soy. Hay una Silvina que todavía no conocen, que mis amigos y familiares sí pero que aún no logro mostrar".

 

Por último, Silvina dijo durante la entrevista: "La libertad es elegir a consciencia, sacar los mandatos, las creencias y poder realmente hacer lo que quieras, lo que dicta tu corazón, conectar con la voz interna y sacar todo lo demás y poder tener la libertad".
 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!