Secciones
En el mundial del 86

Subastan la camiseta con la que Diego le ganó a los ingleses: la historia secreta de cómo se confeccionó

Esperan que sea vendida US$ 7 millones. Los detalles y dats poco conocidos de una de las camisetas más icónicas del fútbol mundial.

La histórica camiseta que vistió Diego Armando Maradona en el Mundial 1986 contra los ingleses, durante el partido que metió el famoso gol con la mano, será subastada en los próximos días y se cree que puede llegar a ser vendida por al menos 7 millones de dólares.

Si bien durante todos estos años estuvo en manos de un jugador inglés, hace ya un tiempo la camiseta se exhibe en el Museo de Manchester como una de las grandes joyas del fútbol mundial. Aún así, el ex futbolista Steve Hodge sigue siendo su dueño y, finalmente, decidió que ahora es el momento adecuado para venderla.

La historia de cómo llegó a sus manos es conocida, pero no tan pública. Fue algo que ocurrió de manera imprevista y que cambió el rumbo de Hodge. Según él mismo dijo, cuando terminó el partido contra la Selección Argentina, quiso acercarse a Maradona, pero lo vio rodeado de gente. Por eso mismo, se fue del campo de juego, aunque sorprendentemente, minutos después lo encontró de camino a los vestuarios.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

“Pensé, no volveré a estar aquí. Intentaré conseguir una camiseta. Le di la mano a Maradona. Estaba siendo acosado por sus compañeros. Así que pensé: ‘no tiene sentido, simplemente déjalo’. Después de la entrevista bajé a los vestuarios. Mientras bajaba, Maradona caminaba con dos de sus compañeros. Lo miré a los ojos, tiré de mi camisa como si dijera ‘¿hay alguna posibilidad de intercambio?’. Él se acercó y me dijo que sí. Y ahí las intercambiamos”, reveló el deportista en una entrevista que dio hace años.

Según contó Jorge Rial en su programa de radio, una de las incógnitas más grande en torno a esa situación era el motivo por el cuál Maradona o su familia no tenían esa reliquia del deporte mundial. "Diego no se la dio a nadie pero en el vestuario se encontró con un jugador de Inglaterra que le pidió intercambiarla. La guardó durante años, de hecho se hizo famoso por tenerla", contó el periodista. 

 "Diego no la cambió con nadie, todos se la pedían, y se encontró con Hodge, que no era uno de los jugadores más destacados del equipo, e intercambió camisetas con él", agregó sobre la situación.

Esa camiseta que usó el seleccionado para el partido de cuartos de final contra Inglaterra en el Mundial de México 86 se trató de un modelo único. Antes de viajar al país asteca el técnico del seleccionado, Carlos Salvador Bilardo, le pidió a la empresa que vestía al euqipo dos cuestiones: que tuviera cuello en "v" y que fueran "caladas". 

Sin embargo, aun cuando había un acuerdo comercial filmado, la poca confianza que había en el seleccionado (recordemos que todo el mundo comercial no era como es ahora) hacía que no se le diera mucha importancia. Cuando Bilardo recibió la noticia de que Argentina tenía que jugar con la camiseta alternativa, entonces le pidió a los utileros ver cómo había quedado la camiseta azul: era todo lo contrario a lo que quería el técnico.

De inmediato empezaron a buscar opciones. Pero ninguna lo convencía a Bilardo. De todas las que había sobre la mesa, la que terminó siendo era la que menos le gustaba. Hasta que de la nada entró Maradona al lugar en donde se dirimia esa cuestión, vio la mesa con todas las camisetas, agarró una y dijo "que linda que está esta Carlos". Ese modelo fue el que finalmente se utilizó.

Pero faltando horas para el partido restaban detalles calve. Los números y el escudo de Argentina. Si uno mira con atención el escudo de la AFA en esa camiseta, era el viejo, nada que ver con el modelo que tenían las celeste y blanca. ¿Por qué paso eso? Porque en México no se podía conseguir el escudo actual que se utilizaba en ese Mundial. Pero esta no fue la única cuestión. Los números que tenían en la espalda las camisetas no eran de fútbol, sino de fútbol americano. De ahí el brillo inusual que tenían para ser una camiseta de fútbol.

Sin embargo la historia de la camiseta no termina allí. Con todos los materiales listos, Bilardo se puso en búsqueda de alguien que pudiera coser todo lo necesario. Recordemos que México venía de sufrir uno de los terremotos más devastadores de su historia. Por lo que los teatros de revistas estaban recuperándose. Las vestuariastas entonces terminaron siendo una opción rápida y a mano para poder llevar adelante el trabajo. Fue así como las costureras se instalaron en la concentración del América de México para ultimar los detalles. Los utileros cuentan que estuvieron casi tres días sin dormir por el estrés de la situación. 

Todo esto, sumado a los dos goles, más la coronación de Argentina como campeón del Mundo y de Maradona como el mejor jugador lo hacen un objetivo de colección. Se espera que se subaste por US$ 7 millones de dólares en las primeras proyecciones. Ese creen que será el piso de la subaste que empezará el 20 de abril y se extenderá hasta el 4 de mayo.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!