Secciones
Evasión de la realidad (y de dinero)

Susana mostró su vida en Uruguay mientras la AFIP le exige el pago de un millón de dólares

"Mi vida en La Mary es esto: paz, naturaleza, alegría", escribió la conductora.

Susana Giménez es una de las divas más queridas de la televisión argentina. Aunque eso no le importó mucho cuando a comienzos de la pandemia de COVID-19 decidió tramitar la ciudadanía uruguaya y dejar de tributar de este lado del Río de la Plata, algo que pudo lograr recién en febrero de este año.

Mientras tanto, la conductora subió ayer un video en su Instagram donde muestra el estilo de vida que lleva en La Mary, su mansión de Rincón del Indio en Punta del Este. "Mi vida en La Mary es esto: paz, naturaleza, alegría", escribió en la descripción del clip de menos de un minuto, que cuenta con el tema I wish you love de Rod Stewart de fondo.

La pacífica y ostentosa vida que la rubia muestra en sus redes sociales, no se condice con la deuda que mantiene con la Agencia Federal de Ingresos Públicos (AFIP) por el impuesto sobre los Bienes Personales, la cual -según las últimas estimaciones- es de $84.937.777. Además, si se tiene en cuenta que en promedio del dólar era de $79 en 2019, la deuda en dólares es de 1.000.075.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La cifra parece poco para una mujer del patrimonio de Giménez, definida en octubre de 2021 por Ismael Cala como "la mujer más acaudalada del mundo del entretenimiento de ambos lados del Río de la Plata". La bomba la lanzó el conductor mientras la entrevistaba en el evento América Business Forum en Uruguay, y generó una respuesta muy pícara por parte de la diva:  "Mirá si te escucha la AFIP... Por suerte ya me hice uruguaya".

 

Si bien la rubia decidió tributar en Uruguay, esta no es algo retroactivo, ya que los cuestionamientos por parte de la AFIP vienen de años anteriores a que consiga el cambio de domicilio, algo que le recomendó su contador, César Litvin.

 

En resumen, en Uruguay, la diva millonaria goza de una serie de medidas como “vacación fiscal” de cinco años (aunque esto varía según el patrimonio y en el caso de ella no está vigente), y 12% de impuesto a la renta reducido por ganancias generadas por activos en el exterior. ¿La grandes diferencias con los impuestos en Argentina? Susana no paga Impuesto al Patrimonio y el Impuesto a las Ganancias en Uruguay no tiene un mínimo no imponible tan alto.

 

En resumen, Giménez paga mucho menos en Uruguay que en Buenos Aires. En contraprestación, la diva tiene que generar ingresos en tierras charrúas. Por ese motivo, decidió protagonizar la obra Piel de Judas en el hotel Enjoy, ubicado en la Mansa de Punta del Este. La realidad era que Su no quería actuar. Pero tenía que hacerlo para no tributar y no le quedó otro camino.

Respecto a la deuda con AFIP, el estudio jurídico que la representa presentó dos medidas cautelares ante la Justicia. Según el expediente, al que BigBang tuvo acceso, en la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal, la diva se niega a pagar la alícuota diferencial de la Ley de Bienes Personales. Esa fue su estrategia de defensa. Pero la Justicia se lo negó.

 

Tras la acusación por parte de la AFIP de "evasión tributaria", Giménez buscó frenar el proceso administrativo de oficio y la ejecución de cobro de la deuda, es decir que le cobren la totalidad. No lo logró. Pero la cosa se pone aún peor. La diva de los teléfonos podría enfrentar una causa penal y hasta terminar en la cárcel. La razón es que si la evasión total alcanza el millón de dólares, podría enfrentar una pena de entre seis a nueve años de prisión. Además, la multa llegaría al 60% de lo que no se haya declarado.

 

¿Qué pretendían Susana, sus contadores y sus abogados? Que al convertirse en ciudadana uruguaya, la diva no tuviera que tributar más en Argentina. Grave error. Es que para la AFIP, los argentinos y las argentinas radicadas fiscalmente tanto en Uruguay como en Paraguay, debe realizar las presentaciones tributarias correspondientes desde 2018 en adelante. En el caso de no hacerlo o de hacerlo incorrectamente, son considerados evasores.

 

A eso se le suman más problemas para Giménez. Es que ella tiene firmados contratos laborales en Argentina con Telefe. También tiene otros arreglos comerciales con diversas marcas por publicidad. Por último, se le suman todos los inmuebles que están bajo su nombre en el país. De esa manera, la AFIP tiene la potestad de confiscar todo el dinero que cobre o pueda cobrar. De no poder hacerlo, también podría ir sobre las propiedades de la diva. Ahora deberá enfrentar la demanda penal que le inició la AFIP. Una de las divas de Argentina podría terminar en la cárcel. Eso en Uruguay no se consigue.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!