Secciones
Show

"¡También son tus nietos!": la noche furia de Harry contra Carlos, William y su letal amenaza a la Corona

El nuevo desaire a Meghan, Archie y Lilibeth Diana.

La muerte de la Reina Elizabeth II de Inglaterra y el inicio del reinado de Carlos III no hizo más que incrementar la tensión entre los príncipes William y Harry, quienes llevan más de un año distanciados y cuyas diferencias fueron reconocidas incluso de forma pública por parte de ambos. La pelea entre los hijos de Lady Di se incrementó en las últimas horas, después de que la muerte de la monarca "cambiara las reglas del juego", en especial en lo que a sus hijos respecta.

Meghan y Harry se encontraban en plena gira europea cuando el cuerpo médico que atendía en Balmoral a la Reina Elizabeth II le comunicó a la Familia Real que la salud de la monarca atravesaba momentos críticos. De inmediato, el hijo menor de Lady Di se puso en contacto con su padre y emitió un comunicado junto a su mujer en el que anunció que ambos partirían de inmediato a Escocia para poder acompañar (o despedir) a la Reina.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"De ninguna manera", fue la dura respuesta que recibió por parte de su padre. "Kate se quedó en su casa junto a sus tres hijos, para acompañarlos y prepararlos porque tendrán días de mucha exposición pública. Carlos quería que la despedida a su madre fuera lo más reducida posible, sólo con los miembros de la Familia Real más cercanos. No parecía correcto que Meghan asistiera, si Kate no se encontraba presente", revelaron fuentes cercanas a la Corona.

Harry dejó a un lado la bronca que le generó el desaire a la madre de sus hijos y partió el jueves en soledad rumbo a Balmoral, en donde se encontró con el núcleo más cerrado de la Corona. ¿Quiénes recibieron la autorización de Carlos para poder darle su último adiós a la Reina? Los hijos de la monarca (la princesa Anne, y los príncipes Edward y Andrew).

 

El malestar se sentía en el aire y tal era la bronca del duque de Sussex, que decidió quedarse en el castillo central junto a sus tíos y no se unió a Carlos y William, que cenaron solos en Birkhall, una de las propiedades que Carlos tiene en las inmediaciones de Balmoral. Al día siguiente, el hijo de Lady Di fue el primero en abandonar el lugar y partió a Windsor para reunirse con Meghan.

La confirmación de la muerte de la Reina conmocionó al Reino Unido, pero también volvió a instalar en la agenda de los principales medios uno de los temas más álgidos para Harry: qué sucedería con los títulos reales de sus hijos Archie y Lilibeth Diana. Si bien de acuerdo a una ley dictada en 1917 por el rey Jorge V los pequeños pasaron a convertirse automáticamente en "príncipe" y "princesa" al convertirse su abuelo en rey, Carlos aún no tomó la decisión de otorgarles siquiera el estatus de "su alteza real".

Pese a que al momento de dar a luz a su primer hijo Meghan aún era un miembro activo de la Familia Real, la Corona decidió que Archie no recibiría ningún título a diferencia de sus primos, los príncipes George, Charlotte y Louis. Por ese entonces, desde el Palacio dejaron trascender que había sido una decisión de los duques de Sussex, aunque años después fue la actriz la que se encargó de aclarar los tantos en la polémica entrevista que le brindó a Oprah Winfrey.

"Nosotros no tomamos esa decisión. Ellos no querían que Archie fuera príncipe. Eso hubiera cambiado mucho las cosas, porque modifica por completo el protocolo. También nos dijeron que no iba a recibir ningún tipo de seguridad", reveló Markle en el mano a mano, al tiempo que denunció: "En ese momento había conversaciones en torno a cuán oscura su piel sería una vez que naciera".

Las acusaciones de racismo dentro de la Familia Real dieron vuelta al mundo y volvieron a tensar el vínculo de los Sussex no sólo con la Corona, sino también con gran parte de la sociedad británica que apoya de forma incondicional al príncipe William (más blindado y cuidado por los medios ingleses). Desde entonces, en especial tras el nacimiento de Lilibeth, mucho se especuló en torno a la posición que tomaría Carlos para con sus nietos menores una vez que ascendiera al trono.

En su primer discurso como Rey, el ex marido de Lady Di omitió dar precisiones en torno a los Sussex. En cambio, se encargó de aclarar que, a partir de ese momento, Camila se convertiría en su reina consorte (pese a la resistencia de gran parte de la sociedad) y que William y Kate sumarían no sólo el ducado de Cornualles, sino que además pasaban a ser los príncipes de Gales.

La única modificación oficial que la Corona realizó sobre Archie y Lilibeth fue a través de la página oficial de la Corona. Y, así, los hijos de Meghan y Harry pasaron a ser "master" y "miss", dos de los títulos de menor rango; pese a que por ley tienen los mismos derechos que los hijos de Kate y William. De acuerdo a los medios ingleses, la decisión de Carlos hizo estallar a Harry, quien habría llegado a espetarle: "¡Ellos también son tus nietos!".

Enojado por la decisión de su padre, el hijo menor de Lady Di ahora analiza la posibilidad de que Doria (madre de Meghan) viaje a Londres junto a Archie y Lilibeth para que acompañen a sus padres durante el último adiós a la Reina, desoyendo así la sugerencia de la Corona que ya les advirtió que eran demasiado chicos como para poder participar.

La Familia Real teme ahora las represalias de Harry, quien ya firmó un contrato por 23 millones de dólares para escribir una esperada autobiografía en la que ya anticipó que hablará como nunca sobre su infancia y, en especial, su desvinculación de la Corona.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!