Secciones
Show

Tinelli, de la Mesa contra el hambre al crítico N°1 del Gobierno: "Nos vamos directo al iceberg"

A través de Twitter, el conductor castigó al Gobierno de Alberto Fernández. 

La relación entre Marcelo Tinelli y el Gobierno dista de parecerse a la de noviembre del 2019, cuando el conductor logró una suerte de reconciliación (o tregua distante) con el sector más duro del kirchnerismo y se convirtió en uno de los rostros más visibles de la tantas veces mencionada y poco eficaz mesa del hambre, integrada por representantes de sindicatos, empresas, iglesias, organizaciones sociales y universidades.

Sin embargo, la renuncia de Martín Guzmán a su cargo como Ministro de Economía y Finanzas Públicas de la Nación y las rotundas consecuencias de esa decisión en la economía del país provocaron que Marcelo Hugo abandonara esa suerte de hermetismo y, después de meses de silencio, volvió a acudir a las redes sociales para hablar del drástico aumento del dólar. Y claro, Marce es como los gatos y siempre le gusta caer bien parado. 

Pero antes recordemos que los tuits de Tinelli sobre el dólar ya son famosos: el 25 de abril de 2019 comenzó esta política de "reclamos" del conductor 2.0. En aquella oportunidad y durante la presidencia de Mauricio Macri, el hincha de San Lorenzo había compartido un mensaje similar cuando el riesgo país había superado los 1000 puntos básicos, el dólar blue se vendía a $47,50 y caían las acciones. “Hagan algo por favoooooor”, había pedido.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

En noviembre del año pasado, con la pobreza en la Argentina creciendo sin parar y la famosa mesa del hambre convertida en un rotundo fracaso, Tinelli decidía romper su vínculo con el Gobierno, compartió una nota de Clarín que titularon: "El dólar blue superó esta barrera por primera vez en su historia, con una imagen que decía: 1 dólar cuesta 200 pesos" y exigió: "Van a hacer algo, calculo, ¿no? Que desastre". 

Y este lunes, 4 de julio de 2022, con Silvina Batakis como la flamante reemplazante de Guzmán y un dólar con un alza de 36 pesos respecto del cierre anterior del pasado viernes, el conductor destacó: “Por favor cambien el rumbo. Nos vamos directo al iceberg. Cada vez peor. Dólar a 280". Durante la mañana, en la apertura de la actividad financiera y bancaria, la cotización de dólar libre subió a $280 pesos y luego se estabilizó en $260.

Pero se ve que Titanic es la película favorita de Marce, ya que una analogía similar había utilizado para apuntar contra Mauricio Macri y el por entonces ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, cuando éste último hablando con Jorge Lanatausó distintos eufemismos para referirse a la crisis económica. "Basssssta con el barco, el muelle, el puerto, la sala de máquinas, los camarotes, el salón comedor. Estamos en el Titanic y siguen con las metáforas", fue la queja de Tinelli. 

Cabe recordar que fue el propio Alberto Fernández quien, atento a la popularidad del conductor y a la confesa voluntad de contribuir a la situación económica y social que atravesaba el país en diciembre del 2019, le dio un lugar de relevancia en la mesa del hambre. Sin embargo, después del affaire de la cuarentena en Esquel y de la ausencia televisiva del conductor durante todo el 2020, eso fracasó.

 

Y es que además de preocuparse poco y nada por la pobreza del país, Marcelo Tinelli rompió todas las reglas y viajó a Esquel, Chubut, el jueves 19 de marzo de 2020, unas horas antes del inicio de la cuarentena obligatoria decretada por la pandemia del coronavirus, en un avión privado cuando ya existía una recomendación de no viajar. 

En esa ciudad patagónica el conductor televisivo tiene un enorme campo y una gran propiedad. Allí se alojó el primer mes del aislamiento junto a su ex esposa, Guillermina Valdés, sus hijas Micaela y Candelaria, su hijo Lorenzo y los hijos de su pareja. Esa situación terminó de romper su relación con el gobierno, ya que no fueron muchos los que se sorprendieron por las explícitas críticas que realizó en pandemia contra el ex ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán y por su abierto incumplimiento de las medidas de cuidado sanitario -una de las banderas del principal partido de la oposición- en su regreso televisivo y de la postal política que le regaló al jefe de Gobierno porteño a principios de mayo.

Sin ir más lejos, en mayo de 2021 se había mostrado junto a Horacio Rodríguez Larreta recorriendo un vacunatorio que habían montado en las instalaciones de San Lorenzo, ausentándose así al quinto encuentro de la Mesa contra el Hambre que había sido encabezado por Alberto Fernández en Casa Rosada, a pesar de que el conductor había sido una de las caras visibles en su lanzamiento en el 2019 junto con Narda Lepes, Martín Caparrós y Adolfo Pérez Esquivel, entre otros. Aquello fue tomado como una gran señal en aquel año electoral legislativo, debido a que Tinelli prefirió mostrarse con Rodríguez Larreta en el medio de las tensiones que atravesaban Nación y Ciudad.

Otra de las tantas señales que daba Tinelli de su quiebre con el gobierno fue cuando decidió que era una buena idea apretar al ex ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, en vivo luego de que el ex funcionario criticara su programa. "El ministro de Salud seguramente se preocupa por esta imagen pero por ahí también, ¿te acordás que fue el ministro procesado que había metido unas licitaciones, que tenía unos kits medios truchos en el 2016?", atacó el conductor de televisión.

Y lo ninguneó: "Daniel Gollán se llama, ¿no? ¿el ministro de Kicillof? Hay que ver el juicio con Gollán donde está, lo debe tener la Justicia. Pero eso no era mala imagen, ministro, por ahí era mala imagen esto". El procesamiento al que hacía referencia Tinelli es la causa que el ex viceministro de Salud de la Nación tiene por el Plan Qunita, un kit de elementos e insumos para otorgar a mujeres titulares de la Asignación por Embarazo para la Protección Social.

 

Principalmente, se trataba de un moisés de madera encastrable con el colchón correspondiente. Para el plan se invirtieron $1.000 millones en el año 2014, a razón de $7.784 por kit. La intención era entregar alrededor de 150.000 kits, pero por el cambio de Gobierno en 2015 sólo se llegaron a entregar 40.000, y los demás quedaron derrumbados en un depósito.

Pero la cereza de la torta fue cuando decidió volver al humor político para cuestionar al gobierno de turno. De hecho, el conductor se hizo presente en la residencia presidencial pocos días después del debut de Politichef, el reality humorístico con el que el comunicador había vuelto a apostar al humor político después de muchos años, y que en definitiva, tal y como viene sucediendo con todo lo que toca, no prosperó.

 

En efecto, el nuevo paradigma de consumo de medios (y por qué no tal vez el cansancio por la fórmula repetida) golpeó con fuerza a Tinelli. Del debut de Gran Cuñado en 2016 con una medición récord de 22.1 puntos, pasó a los 12, 10, 9 y cada vez menos de rating con los que el segmento Politichef desembarcó en la grilla, quedando en su primera entrega por debajo de Doctor Milagro, la ficción enlatada de Telefe que alcanzó picos de 17 puntos.

Allí, tanto el jefe de Estado como el hombre de Bolívar, hablaron sobre acercamiento a Horacio Rodríguez Larreta, los reclamos por las ausencias en las reuniones de la Mesa del hambre y los pases de factura que se pusieron sobre la mesa. "Por un lado, quiere participar de la Mesa del hambre, pero después se va en un jet privado al Sur a pasar la cuarentena", habían advertido desde uno de los sectores del Frente de Todos.

Y agregaron: "Él es zigzagueante de por sí. Va, viene. Se sienta con uno, se saca una foto con Macri; apunta contra un ministro, después pide disculpas. No se puede entender de forma lineal ese tipo de estrategias o decisiones. El problema no es la imitación, no hay que ser ingenuos; porque 'del otro lado' el planteo es que a Mauricio Macri también se lo ridiculizó. El tema es que hubo una elección de presentarla a Cristina como una autoritaria con dejos de delirio".

Lo cierto es que con el país en llamas, con la cotización del dólar libre subiendo a 280 pesos, cambios en el gabinete y la incertidumbre en los precios, el conductor de canal Trece volvió a reaparecer en las redes sociales para lanzar una contundente crítica al Gobierno. Y es que sus más de 10.3 millones de seguidores lo saben: el ex presidente de San Lorenzo no da puntada sin hilo.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!