Secciones
Se acabó

Tras la separación, Laurita Fernández relató cómo fue la división de bienes con Nicolás Cabré

Se trata de la casa que ambos habían comprado en un exclusivo barrio cerrado, de 200 metros cuadrados de superficie cubierta y de 326 metros cuadrados en total, para formar una familia. 

A principios de mayo, Laurita Fernández y Nicolás Cabré volvieron a ponerle punto final al romance. La pareja ya se había separado a finales de abril de 2020 y, si bien, por aquel entonces, la bailarina aseguró que no sabía cuál podía ser el destino final de la relación, ambos limaron asperezas y comenzaron a salir nuevamente en septiembre del año pasado.

Sin embargo, casi ocho meses después la ex conductora del Cantando 2020 confirmó, través de sus historias de Instagram, la ruptura: "Hace más de un mes que no estamos juntos. Nos queremos mucho. Fueron tres años hermosos. Estoy enamorada de la vida, de estar sana, de rodearme de gente buena, de mi profesión, de las oportunidades que llegan, del perro que aún no tengo pero voy a tener".

Las primeras versiones habían señalado que la actriz se cansó de los constantes "celos" y "reclamos" de Cabré, los cuales se habían convertido en moneda corriente en el último tiempo: "Laurita se veía algo agobiada por los celos y los reclamos de Cabré, a quien sindican como un buen muchacho, noble, de corazón generoso, más amable de lo que supone su hosca imagen pública pero muy decidido y muy firme en sus posturas", señaló Paparazzi.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Además, el día a día también habría desgastado a la pareja: ella sería "desordenada y poco rigurosa con la limpieza"; al contrario, él sería mucho más estructurado con respecto a esas cuestiones. Pero, a partir de esta separación, muchos se preguntaron que pasaría con la casa en Pilar que ambos compraron en un exclusivo barrio cerrado, de 200 metros cuadrados de superficie cubierta y de 326 metros cuadrados en total, para formar una familia.

Laurita afirmó que la casa es solo de ella. “La casa no es de los dos, es mía desde mucho antes de separarnos. Eso lo decidimos en la primera separación que tuvimos en 2020, porque al compartir algo con el otro después de que te separás, siempre te queda eso de ‘che, y si vuelve a pasar que no funcione’. Era un tema solucionado entre nosotros”, explicó.

Según relató,  se encuentra en plena fase de remodelación de la propiedad. De hecho, a diario comparte en las redes sociales cómo va quedando su nuevo hogar. “Con Nico quedó todo súper bien, pero es una etapa que se terminó. El día de mañana no se sabe. Lo que busco en mi vida en general es estar bien y si estoy con alguien quiero que nos hagamos bien, nos potenciemos y nos divirtamos, porque es divino compartir tus cosas con alguien”, aclaró. 

Esta es la segunda vez, al menos de manera oficial, que Laurita y Cabré se separaran. La primera ocurrió a comienzos de la cuarentena, cuando la rubia aseguró que los problemas de pareja habían comenzado durante el verano, pero que se intensificaron durante el aislamiento. Por eso, aunque pasó la primera etapa de la cuarentena en el departamento de Cabré, Laurita regresó a su hogar con la decisión de la separación ya tomada.

Esta vez, la separación -resaltó- es definitiva, aunque días atrás en diálogo con el programa Implacables (El Nueve) aseguró que extraña a la hija que Cabré tuvo con "La China" Suárez.  “La extraño más a Rufina que a él. Compartí tres años de su vida, pero cuando uno corta el lazo con alguien, está bien hacerlo con toda la familia porque sino se hace más difícil. Yo no quisiera que él tenga contacto con mi familia o mis amigos”, cerró. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!