Secciones
Historias

Tuvo un ataque de pánico cantando con Rusherking, pero volvió a La Voz para superarse

Lo contó después de pasar a la próxima ronda del reallity. Era corista del trapero y la superaron las emociones. Lali agradeció su historia y propuso hablar de la ansiedad. 

Se sabe que además de dar a conocer artistas que se desempeñan en distintos puntos del país, el reallity La Voz Argentina se encarga de contar las historias detrás de los cantantes. Algunos profesionales, otros advenedizos, pero todos con algo en común: amor por la música y experiencias de vida.

Así fue como Sabrina Coronel llegó hasta los escenarios del programa de Telefe: con un recorrido hecho con 18 años, una voz que llama la atención y muchos miedos superados al momento de cantar. Y aunque el reallity se trata de ser elegido por alguno de los cuatro coaches que forman parte del jurado, tarea que logró de la mano de Mau y Ricky, el juego se transformó apenas en una anécdota cuando Sabrina habló de su pasado.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Cantar es vencer los miedos

La concursante en cuestión interpretó la canción “Episodios”, de María Becerra, y contó con el apoyo de casi todo el jurado; salvo Lali, que después se arrepintió, los tres restantes eligieron tocar el botón para ofrecerle a Sabrina formar parte de su equipo. Primero fue Mau y Ricky, lo siguió Montaner y Sole Pastorutti fue la última en girar.

Pero como dijimos, el juego fue una anécdota. La cantante de 18 abriles tomó la palabra y compartió una mala experiencia vivida en los escenarios. “Estoy súper contenta, súper agradecida con ustedes, con el público por haberme recibido con tanto amor, a la producción, y a mí misma por haberme dado una segunda oportunidad porque esta es la segunda vez que me subo a un escenario después de haber sufrido un ataque de pánico en pleno show y me agradezco por haberme dado esta segunda oportunidad”, dijo.

Según reveló, la intérprete fue corista de Rusherking durante uno de los conciertos del trapero en octubre de 2021, y en medio de la experiencia, superada por las emociones, sufrió un ataque de pánico. Así lo detalló:

“Era corista de un artista bastante conocido, de Rusherking, que le mandamos un beso porque lo quiero y lo admiro un montón. Pero en ese momento siendo muy fan de todos los del ambiente, pasé a estar rodeada de ellos en un teatro lleno de gente y la situación me superó a tal punto que tuve un ataque de pánico”.

Después del episodio, la adolescente contó que empezó a padecer las presentaciones en público y que cantar le traía más angustia que alegría. Pero salió adelante: “Fue muy fuerte porque esto es lo que amo, es lo que quiero, y creo que vine acá a demostrar eso”.

Mejor hablar de ciertas cosas

Inmediatamente, el mayor de los coaches, Ricardo Montaner, tomó la palabra para aconsejar a la artista que bien podría ser su hija, y quiso convencerla de llevarla a su equipo: “Ese instinto que te llevó a regresar el escenario de alguna manera es una voz que tuviste adentro, que te dijo: ‘Dale, ya cuentas con lo más importante que es el talento’, y por una cuestión de naturaleza es posible que te inclines por Mau y Ricky, pero quiero que sepas que yo soy el papá de ellos y me encantaría tenerte en mi equipo y ayudarte a desarrollar tu carrera”.

Y aunque Lali fue la única que no se dio vuelta, la actriz y cantante aprovechó la ocasión para hablar de los temas que suceden y no se hablan: “Estaba pensando mientras la escuchaba contar lo que le pasó, en hacerlo más global, más allá de lo que a vos te pasó particularmente, porque vos sos muy chica y yo veo que es muy habitual hoy en muchos chicos de la edad de ella, que se dedican a la música, o que es su sueño”.

Después sumó su opinión: “La ansiedad es algo a lo que le hemos dado la espalda durante muchos años. Yo no me crié con el concepto de la ansiedad, a mí nadie me explicó nunca lo que era la ansiedad, y a mis 30 años entiendo qué es y reconozco la ansiedad en mí y en los otros. La veo muy clara en chicos muy jóvenes, aunque nosotros también lo somos, pero ustedes mucho más, y tienen tantos estímulos y todo parece que es ya, que es tan rápido, que si no lo tomo ya, sino agarro la oportunidad ya voy a perderla, hay tanto de eso, centrándonos en el arte, en hacer música”.

Y concluyó: “Eso es mentira, así que está bueno hablar de ansiedad, que traigas eso que te pasó, te lo súper agradezco por toda la gente que está del otro lado escuchando y todos los niños que están del otro lado escuchando, que tienen sus sueños y se los come esa sensación horrible; hice ese paréntesis porque me parece que está bueno hablar de la ansiedad en las casas”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!