Secciones
Show

Un caniche famoso, llantos y bloopers: el detrás de las cámaras de la gala de los Martin Fierro

La edición número 50 de los galardones que organiza la Asociación de Periodistas de la Televisión y la Radiofonía Argentina dejó un gran número de perlitas. 

Anoche se vivió una gala distinta a lo que nos tienen acostumbrados los Martin Fierro. Sin lugar a dudas, tal y como lo había prometido Luis Ventura, presidente de APTRA, la ceremonia fue "especial" no solo porque se trató de la edición número 50 de los galardones que organiza la Asociación de Periodistas de la Televisión y la Radiofonía Argentinas, sino porque además fue el primer gran encuentro masivo de famosos, periodistas y celebridades a más de dos años del inicio de la pandemia.

La gran fiesta del espectáculo reunió a las luminarias de la televisión en una gala celebrada en el Hotel Hilton y dos horas antes del inicio de la transmisión televisiva había una multitud de personas en la puerta esperando por la llegada de alguna celebridad. La más aclamada por el público en la calle fue Lali Espósito, quien para la poca fortuna de aquellos que esperaban en el frío poder verla llegar, ya se encontraba en una de las habitaciones del hotel. 

Los más de 600 invitados tuvieron que someterse a un hisopado exprés: para ello, APTRA puso a disposición entre el jueves y el sábado tres sedes del Laboratorio Rossi. Famosos y periodistas por igual debieron acercarse y anunciar que era para el evento “MARTIN FIERRO”. De esta manera, se les iba a realizar el test rápido de antígenos a costo del evento. Lo llamativo, claro está, es que el invitado se enteraba recién en la puerta del hotel si había dado, o no, positivo de COVID-19.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Los resultados se mandaron directamente a la producción de Telefe, ignorando por completo a quien se sometió al test. "Esto se lo enviamos directamente a Telefe y a vos te ignoran", le confesó a BigBang, entre risas, una de las profesionales del laboratorio Rossi de Juan Domingo Perón 855. Ella, junto al resto de sus compañeras, estuvieron presentes en el Hilton hisopando a todo aquel distraído que no se sometió al test antes de llegar al gran evento. 

Una vez allí y luego de una espera de 20 minutos al frío para acreditarnos, pudimos ingresar a la red carpet. Pero antes, una mención especial para Dan Breitman: actor, humorista, bailarín y cantante llegó interpretando a Florencio Varela (su personaje en el ciclo que actualmente conduce Flor Peña por la pantalla de América) y dejó a su producción haciendo la cola de acreditación porque "se moría de frío". Por suerte, pudo encontrar refugio en un salón ubicado al frente.  

En la alfombra roja pudimos vivir el glamour del mundo del espectáculo argentino. Una larga fila de medios se chocaban entre sí y se peleaban por "el mejor lugar" para conseguir la tan ansiada palabra de las estrellas, las cuales en su mayoría solo hablaron de la importancia de los Martin Fierro. Por ejemplo, una vez que se vistió, Lali caminó por la alfombra y ubicó al galardón albiceleste por encima de los Premios Platino que se celebraron en Madrid.

 

Uno de los medios presentes, Chicas guapas, de América TV, tuvo un divertido cruce con uno de los asistentes de sonido del evento. Una de las noteras se quejó porque le habían desconectado el aro de luz y el empleado le salió con los tapones de punta: "No se pueden meter nadie en ese enchufe. Si alguien toca acá, deja sin sonido a todo el evento. Hablen con la producción del canal. Yo no puedo tocar nada".

Otra cronista, también de América TV, se mostró indignada con la poca capacidad que había en la valla de contención para los medios y de la inexistente atención a los mismos. "Como mínimo nos tendrían que dar un café con el frío que pasamos. No hay luz ni agua ni un lugar para sentarse. Hay una valla como para ver a los Guns N' Roses y es para ver a los tres famosos pedorros de Argentina. Es todo mini, no hay luz ni hay lugar", se quejó a través de un audio que mandó por WhatsApp.

Y como si eso fuera suficiente, le pidió a su colega, Gonzalo Vázquez, que le avisara cuando aparecía "alguna de las figuras" de América nominadas. "Los tengo apalabrados", reveló. Del detrás de la alfombra roja podemos remarcar varios momentos que, a simple vista, llamaron la atención de más de uno: Iván de Pineda y Paula Chaves fueron los conductores de la previa a la entrega de premios.

También estuvieron Agustina Casanova y Robertito Funes Ugarte, éste último se sacó fotos y grabó lives con los medios presentes minutos antes del inicio, los cuales analizaron los looks de los famosos mientras que Lizy Tagliani recorrió el hotel para contar cómo se preparaban los invitados. Lo cierto fue que ahí arrancaron las múltiples fallas técnicas que sufrió la organización: Lizy simulando falla técnica cuando, en realidad, no se escuchaba nada de su micrófono.

La primera curiosidad pasó cuando Chaves y De Pineda mostraron el Martin Fierro 2022 de oro para la tele, pero una productora se lo llevó ni bien salieron del aire. Para colmo, el premio llegó custodiado y cuidado en una caja de plástico (simulando ser de cristal) y lo retiraron en mano, como si se tratara de un micrófono más. El segundo gran momento de la noche fue cuando llegó el gran Roly Serrano que, pese a la dificultad para caminar, dijo presente.

Y no solo eso, sino que se detuvo con cada medio para charlar unos minutos antes de ingresar al gran salón. Un gran ejemplo si se tiene en cuenta que muchos se ausentaron por estar de vacaciones o, simplemente, esquivaban a los medios cuando caminaban por la alfombra roja. Este fue el caso, por ejemplo, de Alejandro Fantino, quien se saltó al gran grosor de periodistas ubicados al inicio de la alfombra roja y brindó un par de notas llegando al final.

 

Lo llamativo fue que ignoró completamente a los programas de América, a pesar de que es empleado del canal. El tercer gran momento de la noche fue la llegada de Verónica Ojeda y, claro está, Dieguito Fernando a la alfombra roja. El menor de los hijos que tuvo Diego Armando Maradona se robó todas las miradas y el show: imitó a su papá, bailó, corrió, saltó, dio sus primeras notas y jugó con su teléfono cuando se empezó a aburrir. 

Luego apareció Marcelo Polino, quien acorralado por los cronistas oficiales de Telefe durante la ceremonia lanzó: "¡Estas luces son muy feas!". Detrás apareció Florencia de la Ve, quien consultada sobre el menú que suele tener esta clase de eventos, se definió como "sencilla" y lanzó una propuesta que fue bien recibida por los presentes: "Que algún año el menú sea milanesa con puré". 

Pablo Codevila y Coco Fernández llegaron más tarde, esquivaron la alfombra roja y se fueron directo al bar del hotel. En ese ínterin llegó la gran figura de la noche: Mirtha Legrand, que tuvo que ser escoltada por dos caballeros por toda la alfombra roja hasta su lugar en la mesa, ubicada a pocos metros del escenario, donde la esperaba una silla especial: tenía un almohadón adicional para que estuviera cómoda toda la noche. 

 

Finalmente casi a la par llegaron la gran Susana Giménez y Carolina "Pampita" Ardohain. También apareció en escena Roberto García Moritán, quien durante gran parte de la noche se ubicó a un costado mientras su esposa socializaba. Se notó que estaba incómodo y que, al menos los Martin Fierro, no son su mundo, ya que la modelo se paró a dar varias notas durante su caminata por al alfombra roja y al empresario no le quedó otra que poner sus manos en los bolsillos y esperar. 

De esta manera, se dio por terminada la red carpet nacional, sin antes mencionar que De Pineda y Chaves aprovecharon los cortes para sacarse algunas fotos con los famosos. Hablando de la esposa de Pedro Alfonso, tuvo que ser socorrida por la producción cuando tenía que decir los PNT (publicidad no tradicional) al aire en los Martín Fierro. Lo despampanante fue que en medio de la alfombra roja, mandó un aviso de "¡lavandina!".

Una vez en el gran salón, las celebridades de "menor valor" fueron ubicadas al fondo, mientras que figuras como la familia Legrand, la Giménez y los chicos de La Voz, con Lali a la cabeza, podían tocar el escenario si se estiraban un poco. Verónica Ojeda y Dieguito Fernando fueron invitados por Luis Ventura, presidente de APTRA, por la gran relación personal que mantienen y por el homenaje al Diego. A pesar de ello, se sentaron al fondo, cerca de la salida y a metros de los baños.

Al llegar, las mesas exhibían el menú con el plato principal: un centro de ojo de bife, no es el ojo completo, acompañado por un puré de colinabo y una zanahorias glaseadas con una garrapiñada de piñones y kale frito. Durante la noche estuvieron presentes las cuatro generaciones de la familia de Mirtha Legrand, quien rumbo a la mesa casi es atropellada por Jimena Barón, quien al parecer no la vio caminando por los anteojos de sol que llevaba puestos.

Paulo Kablan, periodista especializado en policiales, ganó el premio a mejor panelista por su participación en Flor de Equipo, de Telefe. Se lo ganó a Yanina Latorre, quien desapareció de la escena al ser derrotada. Con un resumen bastante simple de su trayectoria televisiva, le dieron a la La Su el "Martín Fierro de Brillantes". Se ve que el premio poco le importó, ya que lo dejó abandonado -junto a su iPhone 13 Pro Max- en su mesa. 

 

Durante las breves pausas, los famosos aprovechaban para caminar, distenderse, mudarse de mesa y recuperar el tiempo perdido. Dos años y medio después, se volvieron a reunir en un evento y se pusieron al día. Así fue como, por ejemplo, Vero Lozano sacó a pasear a su perro Copito por todo el salón, Susana se sentó junto a Mirtha para charlar, Mery del Cerro se acercó a Lali para saludarla y un extraño personaje buscaba con ansias a Sol Pérez para una foto. 

El primer blooper de la noche lo protagonizó Adrián Caetano, quien ganó el premio como mejor director por Apache. "Se habrá ido al baño" tiró Marley, pero nunca apareció. BigBang lo buscó en todo el salón, pero no lo encontró ¿Se aburrió y decidió irse a casa? Minutos después, Diego Bracatelli tomó el micrófono al ganar Intratables, hizo la V, tiró un "volveremos", criticó a colegas y elogió "sin grietas" a su esposa.

Otro error pasó al momento de la entrega del premio a mejor noticiero. Tras un fallido sketch con Dario Barassi, Flor Peña dijo el ganador, pero alguien avisó que falló el micrófono y lo volvió a gritar: el de Telefe fue el mejor noticiero central. Uno de los momentos más emotivos se vivió durante el homenaje a Maradona. Valeria Lynch cantó "Me das cada día más" junto a un videowall con archivo del astro.

Mientras tanto, las cámaras poncharon a su hijito, Diego Fernando, y a sus ex, Claudia Villafañe, a quien se le escapó algunas lágrimas, y Verónica Ojeda. También hubo un espacio para el réquiem con los fallecidos del espectáculo que incluyó a todas las figuras de la industria que murieron desde el 2019. Julieta Díaz entró en shock y con lágrimas en los ojos, sólo atinó a decir: "Se murió mucha gente". Es que APTRA recordó a los fallecidos en 2019, 2020 y 2021.

 

Desde Cacho Castaña hasta Gerardo Rozín, los nombres fueron muchos, incluidos Goldie Legrand y José Martínez Suárez, hermanos de una muy conmovida Mirtha Legrand, quien tuvo que sacar varios pañuelos de su cartera anoche. La noche cerró con La Chiqui dando un conmovedor discurso, retando a sus colegas que ya estaban dispersos por toda la sala y no la escuchaban, y remarcando: "Les prometo, les juro, que voy a seguir trabajando".

Y a pesar de todo lo que ocurrió, en las redes no se habló de otra cosa que del escote traicionero de Jésica Cirio. La conductora de La Peña de Morfi había subido al escenario para recibir el Martín Fierro al mejor programa musical y, en medio de la emoción que despertó el momento por el recuerdo al fallecido Gerardo Rozín, sufrió un incómodo accidente con el escote de su vestido.

Mientras Claudio Belocopitt, ex-socio de Rozín en su productora, agradecía por el premio y se quebraba de emoción en recuerdo de su amigo, el escote de Jésica cayó, dejando al descubierto el cubre pezón. La conductora, que estaba abrazada al humorista Pato Muzzio, fue advertida por el chef Rodrigo Cascón, que le tocó su hombro. Entonces, ella se dio vuelta y acomodó su vestido. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!