Secciones
Show

Una mesera la acusó de irse sin pagar de un bar e Ivana Nadal estalló: "¡Ella mintió!"

La modelo fue acusada de haberse ido sin pagar de un bar, al cual había sido invitada previamente a comer "gratis". 

Ivana Nadal quedó en vuelta en otro escándalo este último fin de semana, después de que una joven la acusara de haberse ido sin pagar del bar donde trabaja como mesera. “Ayer fue Ivana Nadal a comer a mi laburo y ¿pueden creer que se fue sin pagar y lo tuvimos que pagar nosotras?”, escribió Candela en su cuenta de Twitter y, a pesar de que decidió eliminar e mensaje minutos después, el poste no tardó en hacerse viral.

 

Fue tal la repercusión que se armó, que la modelo se contactó con la internauta para explicarle lo que había ocurrido y saldar su deuda. “Hola Cande. ¿Todo bien? ¿Vos hiciste un tuit donde dijiste que yo me fui de un restaurante sin pagar y lo tuviste que poner vos? Quería saber dónde trabajabas y cuánto habías pagado, porque el único lugar donde fui fue una invitación. Pero si te lo hicieron pagar pasame tu cuenta y listo, ningún problema”, afirmó Nadal.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Asustada por la repercusión, Candela le respondió a la influencer y aclaró:  “Cuando te fuiste nos preguntaron qué pasó con esa mesa y que igual tenías que pagarla. Empezaron a arrobar a Ángel De Brito... Ya está, ya terminó. Me empezó a hablar gente y me dio miedo. No quiero quilombo”. Lo cierto es que Nadal no se quedó tranquila y le consultó a la persona que la había invitado a comer gratis a dicho restaurante qué fue lo que ocurrió.

Según la modelo, él -que resultó ser el dueño del lugar- le confirmó que Candela había mentido con la acusación y rápidamente, Ivana comenzó a recibir todo tipo de críticas y amenazas por poner en "riesgo" el empleo de la mesera. “La chica no perdió su trabajo, si prestan atención, yo le digo a mi amigo, que es quien me invitó al bar, que quien debía tener un llamado de atención es quien no le avisó que yo era invitada, pero eso ella lo sabía”, sostuvo.

En su descargo, la morocha remarcó que la joven "no perdió su trabajo" y destacó que tampoco tuvo que poner plata de su bolsillo, tal y como había denunciado en las redes sociales. En junio de este año, Ivana Nadal había protagonizado un escándalo similar cuando una emprendedora la denunció por arruinar, según su punto de vista, un sorteo de un juego de ollas de la reconocida marca Essen.

La revendedora había acusado a Ivana de no cumplir con lo que habían estipulado para el sorteo de varias piezas y desde su perfil de Instagram, denunció que la modelo se las había devuelto en mal estado: sucias y rayadas. "Siento que me escupió en mi cara y en la de mi familia, literal. Después habla de empatía. ¡Qué empatía tiene! Ni siquiera fue capaz de lavarlo. No saben la indignación que tengo con esta mujer. No lo puedo creer", había dicho la responsable de Cociná fácil con nosotros.

 

Lo cierto es que Ivana Nadal días más tarde dio su versión de los hechos y desde las stories de Instagram, denunció agravios por parte de la revendedora. “Me mandó las ollas, me mandó un regalo. Hice el posteo, me lo autorizó y ya. Hice el sorteo, pero como ella no se quedó contenta con la cantidad de seguidores que ganó, simplemente decidió mandarme muchísimos mensajes con insultos y maltratos pidiendo las ollas de nuevo", había explicado.

En aquella oportunidad, Nadal había explicado que a diferencia de otras pautas pagas, esta vez había acordado un canje con la revendedora. El acuerdo consistía en que a cambio de una olla y sus complementos ella haría un posteo en su feed y cuatro stories. "Claro que las ollas tienen uso, me las dio para que las use y las usé. Las usé re poco igual. Y no estaban arruinadas ni nada y se las devolví lo mejor que pude. No tenía las cajas porque las reciclo”, concluyó.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!