Secciones
Show

Valentina Berger, la argentina que conquistó Broadway: "La pandemia me shockeó un poco al principio"

A sus 18 años emprendió su viaje a Nueva York, donde estudió y se hizo conocida en el distrito teatral más importante en el mundo.

Si de teatro musical hablamos, Broadway es la mayor referencia en el mundo, siendo considerado el distrito teatral más importante del globo terráqueo: sus 40 salas ubicadas a lo largo de esa zona en Manhattan generaban anualmente, antes de la pandemia de coronavirus, más de mil millones de dólares con la venta de entradas a más de 10 millones de espectadores. La tradición se remonta a principios del siglo XIX y está directamente relacionada con el diseño urbano de Nueva York. Actualmente, el barrio de los teatros va de la 40th St. a la 53rd St. y es parte del corazón de Manhattan. Además de ser una de las primeras zonas que suelen visitar los turistas.

Pero en medio de ese mar de colores y luces de neón que mantienen viva la fama de Broadway como hogar de los mejores espectáculos musicales del mundo en Times Square, trabaja una argentina que supo cómo conquistar La Gran Manzana gracias a su amor por el canto, el baile y la actuación. Valentina Berger tenía 18 años cuando abandonó la Argentina para cumplir sus sueños: aplicó para una beca para hacer un curso de verano de comedia musical en la Universidad de Nueva York luego de finalizar sus estudios en el Michael Ham, un colegio inglés en el que, aclara, tenía un trato muy interesante hacia el arte.

En dialogo con BigBang, recordó que una vez que ganó la beca, no dudó en armar las valijas y viajar a Nueva York, algo de lo que no se arrepiente en lo absoluto. "Es interesante que cuando llegué a Nueva York tenía 18 años y no era consiente. Acá hay pasantías que te permiten trabajar a medida que estudias. Me alquilé un departamento y crecí muy de golpe. Me pasaba todas las noches yendo a eventos de Broadway. Ahí fui conociendo a las personas importantes en la industria. Acá se trabaja todo el tiempo, en Navidad o durante las fiestas no se para nunca. Somos pocos los argentinos en Nueva York en el mundo teatral, pero nos ayudamos unos a otros", contó.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Como lo mencionó durante la entrevista con este portal, mientras estudiaba comenzó a hacer pasantías en distintas empresas relacionadas con el espectáculo. Siempre, según sus propias palabras, en el país del norte "fomentan mucho que uno trabaje mientras estudia". Claro está, el salario es ínfimo y aclara que una persona no se puede mantener con eso en la ciudad de Nueva York, razón por la cual recibía ayuda de su familia, sobre todo de su abuela.

Según recuerda, desde muy chica comenzó a fascinarle el mundo artístico, gusto que no comparte con nadie en su familia. "Desde súper chica me empezó a gustar. Montaba shows en el living de mi casa con todos mis hermanos, con los seis. En mi familia soy la única que le fascina el canto, la actuación y el baile. De hecho, mi mamá siempre va a ver la misma obra cuando me viene a visitar". 

La beca duró tres meses y luego, Valentina se anotó en Performing Arts Management, una carrera universitaria. Su primera pasantía fue en una empresa de prensa y comunicaciones: allí, organizaba los estrenos de la obras de Broadway y aprovechó esa oportunidad para comenzar a construir su nombre. "Me fueron remendando porque trabajaba bien", recuerda. Esto le permitió dar el siguiente paso a una productora de Broadway donde aprendió cómo se lleva adelante toda la magia, por decirlo de alguna manera: allí observó desde el momento en el que se escribe una obra hasta que se consiguen los fondos y llega el día del estreno.

"Me fui sola, pero por suerte tengo muchos hermanos que me visitan y la tecnología me ayuda a que todo sea fácil. Me contacto con cada uno a través de Instagram, WhatsApp u otras aplicaciones. Cada uno tiene su plataforma preferida para hablar conmigo. Se extraña obviamente, sobre todo ahora que todas mis amigas se están casando o teniendo hijos. Me estoy perdiendo esos momentos que son únicos, pero es el camino que elegí", dijo. Consultada sobre si alguna vez se arrepintió de su viaje, fue contundente y aclaró: "Cuando son las 4 de la tarde y se hace de noche es cuando más extraño a Argentina. Cuando nieva me dan ganas de volver, nunca me pude acostumbrar al frío". 

En ese sentido, sostuvo que siempre fue "para adelante", pero resaltó que le gustaría estar en los momentos felices o, tal vez, en los más tristes de sus familiares y amigos. "Lo que más me costó es no tener mi grupo de amigos allá", señaló. Desde hace más de una década, Valentina lidera G0 Broadway, un programa de formación con base en Nueva York, por el que ya pasaron cientos de alumnos, entre ellos famosos, como Karina “la Princesita”, Angela Torres, Florencia Otero, Germán Tripel y Emilia Attias. "Todo nació como un evento de Facebook. Me empezaron a escribir personas consultándome cómo hacían para estudiar o dónde anotarse acá en nueva York", detalló.

Según contó, armó al principio un programa para aquellos que no podían estudiar durante años en la universidad. Juntó a los mejores profesores con los que estudió y fabricó un breve curso para aquellos estudiantes de Latinoamérica que estén interesados en aprender. "El primer año se anotaron en el programa de dos semanas 20 personas de Argentina, Chile y Uruguay, al año siguiente fueron 30 y al otro 40", sostiene y afirma que si bien todo comenzó como un hobbie con una improvisada página en Facebook, el éxito la terminó consolidando. En aquel curso, a los estudiantes se les enseñaba a cantar, actuar, a hacer teatro e interpretación.

También se los perfeccionó en técnicas de audición y distintos repertorios. Al final del curso, debían hacer un show en un teatro en Manhattan. Fue en 2018 cuando decidió abocarse completamente a su empresa y desde entonces no paró de crecer, por lo menos hasta que la pandemia de coronavirus hizo que cambiara sus planes. "Me shockeó un poco al principio porque nunca pensé que iba a ser tan largo. Era un año muy importante porque tenía dos obras produciendo en ese momento en Broadway (incluía la obra “Company” el 22 de marzo junto a la gran Patti Lupone), con todo lo que eso significa. Pensé que iban a ser dos semanas y fue mucho más", recordó.

Desde su llegada a Nueva York hasta la actualidad, Valentina se acostumbró a consumir más de 10 horas semanales de teatro, algo que la hizo perfeccionarse en lo suyo. Pero el próximo 12 de marzo se cumplirá un año que el gobierno de Nueva York cerró Broadway por culpa del COVID-19, afectando a más de 30 espectáculos y a una cantidad incalculable de artistas y trabajadores del medio. Las autoridades neoyorkinas le aseguraron que la gran reapertura será en septiembre de este año, aunque Valentina asegura que Broadway será el último espacio de entretenimiento en abrir sus puertas debido a varios factores, entre ellos la cantidad de gente que se necesita dentro de los teatros para que una obra sea rentable.

Cabe resaltar que la antigüedad de los teatros no permite cumplir con las distancias protocolares que la pandemia requiere y aunque eso se pudiera reformar, no daría el capital para sostener producciones como las que se presentan allí con menos capacidad en la sala. A su vez, otra cuestión es la apertura de las fronteras a nivel internacional ya que las producciones dependen del tránsito de turismo en la ciudad. “Broadway no puede funcionar con menos del 70% de su capacidad, ya que no se puede sostener el costo de una producción. En menos de un 70% no se puede costar una obra. Un millón de dólares por semana se necesitan para mantener una obra en cartelera", sostuvo.

Actualmente, está apostando al streaming en argentina con la producción de RENT, que se verá en marzo 2021 con elenco argentino (Cande Molfese es la protagonista). "Rent es un musical que me encanta. Acostumbrada a ir al teatro, cuatro veces por semana, lo extrañaba. Estaba peleada con el streaming, me enojaba cuando decían que la tecnología iba a reemplazar al teatro. Pero apostamos, tuve mucha suerte con la tecnología porque ya veníamos preparando un programa en línea, que iba a estar en abril, pero por la pandemia lo lanzamos en marzo a las apuradas. Más allá de aprender a bailar o cantar, es una forma de distraerse y sacarse el estrés que genera el encierro", cerró.

Experta en producción, marketing y comunicación de eventos, mamá de dos (Benjamín y Sofía) y casada con el estadounidense y master en finanzas, Jonathan Conlon, a sus 30 años Valentina Berger puede sentirse orgullosa de haber trabajado en grandes producciones como Matilda, Mamma mía y Spider-Man: Turn off the Dark, entre tantos otros, y, de alguna manera, haber conquistado o, más bien, cautivado a Broadway, el cual siempre ofrece opciones para todos los gustos. De hecho, su empresa será la primera en Latinoamérica en hacer una obra de Broadway por streaming. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!