Secciones
Show

Vicky Xipolitakis afirma que su ex la "obligó" a abandonar su carrera: cuántos millones le reclama

La mediática sostiene que sufrió “presiones” que la doblegaron y hasta la obligaron a dejar su carrera como actriz o vedette debido –según Naselli- a que era un “trabajo de puta”.

El martes, Martín Francolino, abogado de Vicky Xipolitakis, contó detalles del conflicto que mantiene la mediática con su ex, Javier Naselli. Según explicó, el empresario le deposita 50.000 pesos por mes, monto que dispuso la Justicia hasta el momento, y debe pagar la mitad de los 1.750 dólares al mes de los alquileres, de la medicina prepaga y los impuestos de la modelo.

Sin embargo, estos valores, si bien también fueron impuestos por la justicia, Naselli no los está pagando. “Como el alquiler no se paga, el dueño del departamento inició una demanda de desalojo. Naselli gana 500.000 dólares por mes. ¿Entienden lo que les digo? 500.000 dólares por mes. Es vicepresidente senior del banco UBS Investment Bank”, sostuvo Francolino.

Según el letrado, el empresario tiene una casa en Los Hamptoms, un departamento en Tribeca, dos en el estado de Nueva York; otra en Palm Beach, Florida; tiene autos de alta gama como Ferrari, Mercedes Benz; negocios en Panamá y hoteles. “Está todo declarado y lo tengo todo”, cerró el defensor de Vicky sobre la supuesta solvencia de Javier Naselli.

En ese sentido, allegados a la también vedette le dieron a conocer a este portal que Vicky le inició una demanda al empresario por 28 millones de pesos en concepto de divorcio, demanda por alimentos y manutención del pequeño Salvador Uriel (1), fruto de su relación con Naselli.

Según el escrito presentado por la defensa de Vicky, se lo intima a Naselli a abonar “la suma de veintiocho millones de pesos, o lo que más o menos resulte de la prueba a producirse en autos, en concepto de compensación económica, más sus intereses y las costas de este juicio”.

En el escrito, la mamá de Salvador sostiene que, debido a su relación con el empresario, iniciada en 2017, tuvo que interrumpir sus actividades laborales debido a que viajaba constantemente a Estados Unidos a causa del trabajo de su ex pareja: vicepresidente del UBS Bank.

Siempre según el escrito, Vicky afirma que su carrera como actriz, vedette de teatro, tapa de revistas y programas de televisión dedicados al mundo del espectáculo estaba en ascenso cuando tuvo que suspenderla a causa de su relación con Naselli.

En ese contexto –señala Vicky- se vio forzada a “acompañar al demandado y radicarse en los Estados Unidos, influida por la permanente presión psicológica que él ejercía para que abandonara su trabajo”, cuestión que le generó grandes pérdidas de dinero y oportunidades laborales.

En el documento, la denunciante asegura que sufrió “presiones” que la doblegaron y hasta la obligaron a dejar su carrera como actriz o vedette debido –según Naselli- a que era un “trabajo de puta”. “El demandado temía que las actividades de la actora perjudicaran su carrera como alto ejecutivo del mundo de las finanzas”, sostiene el escrito.

Debido a que Vicky, desde que se separó de manera polémica de Naselli, con denuncias de violencia de género y diversos maltratos de por medio, no pudo “encauzar su vida laboral” y se dedica “ciento por ciento al cuidado de su hijo”, la defensa considera que el empresario debe abonar esa inmensa suma dado que él sí pudo seguir llevando a cabo “sus actividades habituales”.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Temas

  • Vicki Xipolitakis
  • Javier Naselli

Comentarios

La mediática sostiene que sufrió “presiones” que la doblegaron y hasta la obligaron a dejar su carrera como actriz o vedette debido –según Naselli- a que era un “trabajo de puta”.