Secciones
Tremendo

Vicuña negó que su madre esté peleada con la China: "Ella no tiene injerencia sobre mi vida"

Según algunas versiones, la mamá de Benjamín Vicuña cumplió un rol clave en la división de bienes con la China Suárez: ella quería recuperar la famosa casa de Pilar, donde ahora vive la actriz con sus tres hijos. 

Mientras el conflicto entre Wanda Nara y Eugenia "La China" Suárez se recrudeció, Benjamín Vicuña intenta apagar sus propios incendios. Días atrás, se dio a conocer que Isabel Luco Morandé, la mamá del actor, cumplió un rol clave en la separación de su hijo con la ex Casi Ángeles: puso a disposición tres representantes legales para que, de alguna manera, lleguen a un acuerdo con la separación de bienes.

El periodista chileno, Yordan Ponce, resaltó que lo único que le interesa a Luco Morandé, como una buena matriarca, es "proteger los bienes de la familia Vicuña" y advirtió que ella "fue la artífice de la buena repartición de bienes”. “Lo que se comenta acá es que la China Suárez no era una mujer de confiar para esta señora, la relación entre ellas no era de las mejores”, sostuvo el cronista.

En ese sentido, el equipo de A la tarde -ciclo que se emite por la pantalla de América- se encargó de dar muchos más detalles al respecto. Benjamín tiene pasión por su mamá y adoración. Ella es una madre muy presente y con muchos valores para él. Es una madre a la que le consulta y está pendiente. Su relación con Pampita, dicho por ella misma, es excelente”, había dicho Marcela Coronel.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Por su parte, Lucas Bertero reveló que la favorita de Luco Morandé fue y siempre será Carolina "Pampita" Ardohain. “La madre de Benjamín amaba y ama a Pampita. Si bien ella es muy conservadora, está muy a favor de las familias ensambladas”. Cabe destacar que luego de la ruptura entre la modelo y el actor,  ambos establecieron que lo más importante eran sus hijos, Beltrán, Benicio y Bautista, razón por la cual mantuvieron los buenos tratos.

En ese momento, el periodista hizo un paralelismo con "La China" Suárez y afirmó que la actriz nunca se llevó bien con su ex suegra. "Con la China está todo más que mal. Nunca le terminó de caer bien, y lo peor de todo fue cuando fue la compra de la casa de ellas porque Benjamín tuvo que vender acciones de la empresa familiar y tuvo que pedir permiso a su mamá que no estaba de acuerdo en que haga eso”, aseveró.

Y agregó: “Él vende esas acciones, compra la casa, firma la escritura y a los tres días la China se separa. Pero no termina ahí todo esto. A los cuatro días, la China inaugura su casa con una relación sexual con Nico Furtado y Benjamín se enteró”. De acuerdo con Bertero, todo esto provocó que Luco Morandé estallara de furia y buscara por todos los medios recuperar la famosa casa de Pilar, donde ahora vive la actriz con sus tres hijos.

Frente a estas versiones, Vicuña finalmente rompió el silencio, destacó que no sufre de “mamitis” y, visiblemente cansado, aclaró: “Es triste lo que se escucha que dicen. Que mi mamá ya sea un personaje en la farándula es lo peor que me puede pasar. Yo vivo solo desde los 16 años, tengo un vínculo con ella maravilloso, de respeto, de cariño. Ella no tiene ningún tipo de injerencia sobre mi vida, ni mis decisiones, ni mis hijos, ni mis exs”.

En diálogo con Teleshow, el actor contó que se independizó desde muy chico, en su adolescencia, y que no suele pasar mucho tiempo con su mamá debido a que vive en Chile e Inglaterra. "Yo tengo una vida, arranqué de chico, vivo solo prácticamente desde los 16 años. Me independicé, pude trabajar de muchas cosas. Me rebelé a lo que era mi familia y cierto mandato, pude estudiar teatro en la Universidad de Chile, Licenciatura en Arte", dijo.

De acuerdo con sus dichos, comenzó un espacio teatral que le permitió "no tener que pedirle plata a nadie y poder generar" sus recursos haciendo otras cosas. "A veces leo que inventan un pasado muy cómodo y la verdad que no fue cómodo. Laburé, siempre he tenido una cultura del trabajo. Mi mamá no es del medio. Ella es una mujer maravillosa, la quiero, la respeto, pero ella también respeta el camino de cada uno de sus hijos", explicó.

Y cerró: "Me dio la vida, que es lo más importante, me dio cariño, afecto, pero ella también tiene su vida, su independencia. Nunca, para bien o para mal, nunca me dio un peso y tampoco ningún tipo de decisión u obligación porque no corresponde. Sencillamente, no corresponde. A mi mamá yo la respeto mucho, pero también es una mujer que viaja, lee mucho, se casó también por segunda vez y me parece gracioso como cierta caricatura que arman a veces de porque he hablado de ella con mucho cariño y respeto, lo voy a seguir haciendo, pareciera como que estuviera, como que ella fuera, no sé... ¿Se entiende lo que te quiere decir? Vivo solo hace como 25 años".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!