Secciones
Show

Volvió la ex empleada de Wanda, le perdieron las valijas y denunció: "Hace una semana que no como"

Carmen regresó al país luego de haber trabajado durante tres años en "negro" para la mediática. 

Mientras que Wanda Nara enfrentaba los rumores de crisis con Mauro Icardi, la figura de Carmen -su ahora ex empleada doméstica- crecía a partir de varios audios donde denunciaba que la mediática no solo le pagó una sola vez en tres años, sino que además la había dejado varada en Europa. “Hace dos años y medio, van a ser tres años en octubre que ella no me paga. Le pido la plata y me dice ‘sí, mañana te traigo la plata’. Se va para Francia y no me lo trae”, había denunciado.

Finalmente, Carmen regresó a la Argentina y apenas aterrizó en el aeropuerto Ezeiza, habló con un móvil de Mañanísima (Ciudad Magazine, lunes a viernes a las 10): "Estoy tranquila, contenta. Quiero tranquilidad y paz". La mujer, quien trabajó durante varios años con Wanda, estuvo acompañada de su amiga íntima, la tarotista Fabiana Aquín, quien dijo que la mujer pasó "sufrimientos y pesares" durante su estadía en Milán, Italia.

Al mismo tiempo, detalló que la familia de Wanda le revisó los pantalones y la ropa a Carmen antes de que ella pudiera empezar a hacer las valijas para ver si se robaba algo. "Habrá que conseguirle un lugarcito para vivir y trabajo", señaló su amiga. Consultada sobre el regreso al país, la ex empleada de Wanda sostuvo que estaba "cansada" por las 13 horas de viaje y hasta "bajoneada" porque había perdido sus valijas. "Estoy muerta de cansada", dijo.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Y agregó: "Sí, estoy contenta de haber regresado. ¡Estoy tranquila! Quiero tranquilidad y paz ahora. Tengo que ir a buscar mis valijas porque las perdí. Por los nervios que tengo, se me venció los documentos, me retuvieron un rato y estoy muy bajoneada. Estoy mal, así que perdónenme. Yo estaba en el campo, en Milán, pero no quiero decir nada, no quiero hablar porque estoy mal. No se comunico Wanda ni nadie conmigo".

Una vez que Carmen se retiró a buscar sus valijas, su amiga Aquín se hizo cargo de la situación, tomó el micrófono y contó que la ex empleada de Wanda está "muy nerviosa y angustiada" por todo lo que pasó en Milán. "Ella va estar unos días en casa hasta que consiga un lugar y trabajo. Le pagaron una parte, no sé muy bien, pero creo que 500 euros. Pero falta una parte importante que sería mucho más de lo que le dijeron. Realmente la pasó mal", detalló.

De acuerdo con la tarotista, su amiga estaba en "negro" trabajando para la mediática y sentenció: "Está muy angustiada, demacrada y vencida. Pasó por muchas cosas y lo importante, que le dije yo, que ya está acá". Una vez que consiguió sus valijas, Carmen se animó a hablar y contó: “En el aeropuerto de Italia me sentí mal, me agarró un ataque de pánico, se me aflojaron las piernas. Me ayudó una señora. Hice el check in y me quedé sola”.   

Sobre su relación con los hijos de Wanda, Francesca, Isabella, Valentino, Constantino y Benedicto, dijo que “los nenes son amorosos”. pero no quiso dar más detalles. Incluso contó que no se despidió de ellos, destacó que tomó "distancia", que toma gotitas para dormir, que en los últimos días estuvo pasando mucha angustia y ansiedad por lo que no estuvo alimentándose bien. "No quiero hablar más de ellos. Hace más de una semana no he comido nada, sólo agua", reveló.

La empleada había acusado a la por ahora esposa de Icardi de pagarle en "negro" y destacó que en tres años la familia Nara-Icardi solamente le abonó el salario de un mes.  “Me dijo que me iba blanquear, que me iba a sacar un permiso para ir a Francia. Después me dijo que no se podía, y que me iba a pagar 600 euros”, sostuvo en uno de los audios que se filtraron.

 

Carmela también había aclarado que llegó a Milán, Italia, en octubre del 2019 y resaltó: "Wanda me pagó un mes solo y después no me pagó más".  “Ahora estoy sacando una cantidad de ratas del cuarto donde dormía a los chicos, donde está la sala de máquinas. Hay ratas muertas y mucho olor a podrido. Tuve que ponerme guantes para sacarlas. La verdad que me siento destruida, destruida. Me quiero ir”, le contaba en otro audio y con la voz quebrada a Wanda.

Mientras esperaba por la ayuda económica que le iba a  brindar Wanda (que al final fueron 500 euros) para poder abandonar Milán, la mediática envió a su mamá, Nora Colosimo, para que le pueda dar una mano. En los audios, la mujer intentó solucionar a moco tendido las cosas con su ahora ex jefa, quien le había prometido dinero y los pasajes para que pudiera regresar a su hogar. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!