Secciones
Show

Wanda la plagió a la "China" para aniquilar a Icardi: el guiño secreto al "Palta-gate"

Qué dijo de L-Gante y el letal pase de factura a Mauro por su vida de lujos, pero "infeliz".

Wanda Nara abrió las puertas de su mansión del barrio privado Santa Bárbara y posó junto a sus cinco hijos para la revista Hola. En un extenso mano a mano, la empresaria no sólo habló de los rumores de relación con L-Gante, sino que se encargó de dejar bien en claro cuál es el vínculo que hoy por hoy mantiene con el padre de sus hijas menores, Mauro Icardi. El plagio a la "China", el guiño al "palta-gate" y el anticipo de una Navidad que puede terminar en escándalo.

Después de ratificar que se separó del futbolista en octubre de este año y asegurar que la escapadita a las islas Maldivas fue un "manotazo de ahogado" de Icardi, la empresaria reveló que recibe muchas propuestas amorosas y que hay famosos que ya se tiraron el lance. "¡Obvio que me escriben! Me mandan muchos mensajitos. Hay candidatos, sí. Muchos. Y algunos son famosos. Pero, la verdad es que me da mucha fiaca", sostuvo con picardía.

Atenta a la repercusión de cada una de sus respuestas y a las preguntas sobre su relación con L-Gante, Wanda se inspiró en la estrategia que en diciembre del 2015 adoptó Eugenia "la China" Suárez, después de que Carolina "Pampita" Ardohain la acusara públicamente de haberse acostado con su todavía marido, Benjamín Vicuña, durante las grabaciones de la película El hilo rojo. En su momento, la actriz accedió a darle un móvil al programa Intrusos en el que intentó "lavar su imagen" y desmentir la versión de los hechos que la modelo había hecho pública desde sus redes sociales.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Nos conocemos desde hace dos meses por la película, él justo se está separando y en el grupo que se generó hablamos mucho. Yo siempre cuento cómo fue con Nico (por Cabré). Grabamos doce horas por día juntos, es inevitable no desarrollar un vínculo. Pero no es nada más que eso. Benjamín no es mi novio, lo conozco hace dos meses. Nos estamos conociendo, es una persona que...", intentó explicar en su momento Suárez .

Ni lento, ni perezoso; Rial la cortó en seco y le preguntó de una: "¿Qué significa se están conociendo? ¿Hay un hilo rojo entre ustedes dos?". "No, no", respondió de inmediato la actriz, pero el vivo le jugó una mala pasada y su inconsciente le falló: "Hoy no". Por ese entonces, tal y como revelaron ambos a sus íntimos tiempo después, Vicuña y Suárez ya estaban juntos; pero dispuestos a mantener en secreto la relación para aplacar las aguas con Ardohain.

Similar fue la estrategia de Wanda a la hora de hablar de su relación con L-Gante. "Tengo muy buena onda con Elián. Él tiene 22 y yo 36. No te puedo decir que no vaya a pasar nada con él el día de mañana. No tengo prejuicios. Como te digo... muchos hombres se me han acercado en este último tiempo y puedo decirte que si hay algo que tiene Elián es que es auténtico", destacó. No confirmó, ni desmintió. Nara la metió en el ángulo y dejó la puerta abierta para un operativo blanqueo.

Pese a que se negó a ponerle título al vínculo, la empresaria fue muy elocuente a la hora de elogiar al cantante y, de paso, le pegó por elevación al padre de Francesca e Isabella. "Yo, quizás, vivo en un mundo muy artificial, más careta; y encontrarme con una persona tan frontal como él me ha hecho pensar bastante. Por ejemplo, ¿para qué tengo todo lo que tengo si, quizás, con menos soy feliz?", disparó.

 

 

 

La relación con L-Gante no fue bien recibida por sus hijos mayores (Valentino, Constantino y Benedicto) y tampoco cuenta con la aprobación de su mamá, Nora Colosimo; ni de su hermana y confidente, Zaira. Tal vez por eso, Wanda no se la jugó al cien por ciento y reveló algunas de las cosas que la separan del cantante: "Elián me respeta. Sin embargo, tiene otra política. Yo no tomo alcohol, no fumo cigarrillos. Somos el agua y el aceite".

 

"Pasé muchos años casada: siete con Maxi y diez años con Mauro. Pero no le cierro la puerta a nadie. Nunca diría: 'Con esta persona no voy a estar'. Si hay alguien que me pueda hacer feliz, que me tenga respeto y que sepa que soy una madre, bienvenido sea. Quien se enamore de mí debe saber que mi prioridad son mis cinco hijos. A mí me tenés que querer con el combo completo", contextualizó, sobre su presente sentimental.

Consultada por la reciente escapadita romántica con Icardi a Maldivas, la empresaria fue contundente: "Eso fue un manotazo de ahogado. Obviamente, en una pareja de tantos años, tenés proyectos y sueños y querés concretarlos. Pero, cuando se está tomando distancia, no tiene nada que ver. Cuando se termina la paz en la pareja, para mí, las cosas no van".

Luego de aclarar que la división de bienes con Icardi la cerró el año pasado, sólo días después de enterarse del affaire del futbolista con Suárez, Wanda reconoció que el padre de sus hijas no está dispuesto a aceptar el fin de la relación. "Mauro no quiere separarse. Pero lo cierto es que, desde octubre, decidí poner distancia. Las cosas no fluían. Nos peleábamos. Hay situaciones en las que es mejor separarse para que continúe la paz familiar. Veo muchísima gente que llega a grande con un matrimonio horrible y eso, ¿de qué te sirve? No hay un premio por aguantar. Quiero alguien que me haga feliz y que dure lo que dure la felicidad y la tranquilidad. Si tuviera un novio, los primeros en enterarse serían mis hijos, que son muy apegados a mí".

 

Se vienen las Fiestas y serán las primeras para Francesca e Isabella con sus padres separados. Consultada sobre la posibilidad de compartir la Navidad con Icardi, Wanda anticipó: "No tengo problemas con nadie, ni con nada. Si mañana viene mi ex, Maxi, a esta casa, está todo bien. Tener la relación que hoy tenemos con él me hizo muy bien a mí y a mis hijos, que son felices con esta forma de relacionarnos. Lo mismo pasa con Mauro. Soy sagitario, muy positiva y, como te dije, cero enroscada. Si pudiera, invitaría a mi primer novio. Pero, en la vida, también hay que tener en cuenta a los otros".

Por último, Wanda habló de cómo es la vida de una "botinera" y le pasó la factura final a su flamante ex marido: "Por un lado, te llenás de muchas cosas materiales; pero por el otro, perdés tu vida privada. Vivís la vida del otro: si el equipo de tu marido gana, está todo bien; si perdió, todo se cancela. Tengo amigas del mundo del fútbol que han suspendido cumpleaños de sus hijos porque perdieron un partido. En el fondo, es una vida infeliz. Le tenés la vela al amor de tu vida... pero hay que ver si la otra persona haría por vos lo mismo que vos hacés por él. Dejar tu vida de lado tiene un precio muy alto". Mensajito para vos, Mauro.

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!