Secciones
Show

Wanda le hace juicio a su ex empleada, pero la tenía "en negro" y le pagó 500 euros por 3 años de trabajo

La mediática enfureció por los dichos de Carmen, la amenazó en Twitter y, llamativamente, contó que le consiguió las vacunas contra el coronavirus. 

Finalmente Wanda Nara se cansó de su ex empeleada doméstica y minutos después de que la mujer pusiera un pie en el aeropuerto de Ezeiza, decidió iniciarle acciones legales en Italia por sus "manifestaciones públicas" y "constantes amenazas mediática". Así lo contó la propia mediática en un contundente comunicado que publicó a través de todas sus redes sociales, donde se mostró cansada, y molesta, de las "fábulas" en su contra.

Maria Carmen Cisnero Reboledo, ahora ex empleada doméstica de la familia Icardi-Nara, denunció que la empresaria no solo le pagó una sola vez en casi tres años de trabajo, sino que además la había dejado varada en Europa. “Hace dos años y medio, van a ser tres años en octubre que ella no me paga. Le pido la plata y me dice ‘sí, mañana te traigo la plata’. Se va para Francia y no me lo trae”, había denunciado la mujer.

Luego de exigirle a Wanda, por audio y de manera pública a través de los medios, que le pagara el pasaje de regreso a la Argentina, Carmen llegó esta mañana a Ezeiza y fue recibida por un móvil del programa Mañanísima donde se animó a hablar sobre los hijos de la modelo, a los cuales calificó de "amorosos” y del calvario que transitó los últimos días en la casa de campo que la familia Icardi-Nara tiene en Milán. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

De hecho, la mujer contó que no se despidió de los chicos al irse, destacó que tomó "distancia" de Wanda, que a raíz de lo sucedido toma gotitas para dormir y que en los últimos días pasó por mucha angustia y ansiedad. "No quiero hablar más de ellos. Hace más de una semana no he comido nada, sólo agua", reveló. La mujer, quien trabajó durante varios años con Wanda, estuvo acompañada de su amiga íntima, la tarotista Fabiana Aquín.

Fue Aquín la que dio muchos más detalles del infierno al que Carmen fue sometida durante su estadía en Europa.  Según contó, su amiga pasó "sufrimientos y pesares" durante su estadía en Milán y reveló que la familia de Wanda le revisó los pantalones y la ropa a Carmen antes de que ella pudiera empezar a hacer las valijas para ver si se robaba algo.  "Ella va estar unos días en casa hasta que consiga un lugar y trabajo", explicó.

De acuerdo con la tarotista, a Carmen solo le pagaron una parte una parte de lo adeudado. "No sé muy bien, pero creo que 500 euros. Pero falta una parte importante que sería mucho más de lo que le dijeron. Realmente la pasó mal. Está muy angustiada, demacrada y vencida. Pasó por muchas cosas y lo importante, que le dije yo, que ya está acá", enumeró y destacó que su amiga estaba en "negro" trabajando para la mediática.

 

Fue en este contexto que Wanda estalló de furia y anunció que le inició acciones legales en Milán a su ex empleada. "Nada se le adeuda por ningún concepto derivado de su estadía en Italia, la misma ha permanecido voluntariamente en dicho país, recibiendo atención medica incluyendo: gastos médicos y estéticos, y también 4 dosis de vacuna COVID que demuestran el no abandono en ningún momento", señaló, para sorpresa de muchos, la empresaria.

Carmela había contado que llegó a Milán en octubre del 2019 y que en este lapso de tiempo, Wanda solo le pagó un mes. "Tenía personal que la asistía, acompañaba y esperaba en cada trámite o visita médica. He gestionado documentación italiana y pasaporte de su país de nacimiento, ademas de sus gastos personales que fueron cubiertos por mí", destacó la hermana de Zaira en su descargo, en total contradicción con los dichos de su ex empleada.

Cabe mencionar también que la mujer había denunciado que Wanda la había dejado varada y en completa soledad en Italia.  “Ahora estoy sacando una cantidad de ratas del cuarto donde dormía a los chicos, donde está la sala de máquinas. Hay ratas muertas y mucho olor a podrido. Tuve que ponerme guantes para sacarlas. La verdad que me siento destruida, destruida. Me quiero ir”, contaba Carmen con la voz quebrada en uno de los audios que trascendió días atrás.

Mientras esperaba la oportunidad para abandonar Milán, la mediática envió a su mamá, Nora Colosimo, para que le pueda dar una mano. "Atento las falsedades por ella manifestadas y la propagación de sus falacias iniciaré acciones judiciales en Italia donde ya consta un proceso judicial en su contra. Estas acciones tienen por objeto no generar más daño y preservar la verdad de la información", sentenció Wanda.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!