Secciones
Este fin de semana

Wanda y la historia secreta detrás del reencuentro con su padre: el palazo final para Icardi

Tomó una importante decisión que hizo arder a su (todavía) marido.

Luego de que el sábado la modelo y empresaria Wanda Nara celebrara su cumpleaños 36, el domingo decidió cerrar un capítulo importantísimo de su vida y, tras ocho años, se reconcilió con su padre Andrés Nara, con quien se sacaron fotos durante un encuentro en donde él pudo conocer a sus dos nietas menores, Isabella y Francesca, hijas de Mauro Icardi.

En el encuentro también estuvo presente Zaira Nara junto a Malaika, la hija que tiene con su ex pareja Jakob Von Plessen, y también hubo foto con ellas.

Del encuentro también participaron sus tres nietos mayores, Valentino, Constantino y Benedicto, fruto del primer matrimonio de Wanda con Maxi López.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El clima pacífico, reconciliador y familiar pudo percibirse en el comentario que la madre de Wanda y Zaira, y ex de Andrés, Nora Colosimo, quien dejó un emoji de corazón en la publicación donde las chicas conocen a su abuelo.

"Nara-López-Icardi. En Buenos Aires", fueron las palabras con las que Wanda compartió en sus redes sociales las imágenes del reencuentro familiar.

El abrazo familiar venía preparándose hacía bastante tiempo, luego de que padre e hija volvieran a escribirse tras el Wandagate, el escándalo familiar de infidelidad que tuvo a su entonces pareja Icardi y la actriz Eugenia "la China" Suárez como protagonistas, y que terminó con la pareja tras 10 años juntos.

La relación entre el padre y la hija venía mal desde hacía tiempo. Pero la imposibilidad de conocer a sus nietas se originó cuando Andrés contó en una entrevista que su hija estaba embarazada de la primera de las dos, antes de que la pareja lo hiciera público. Esto generó mucha rabia en Icardi y, desde ese entonces, la reconciliación no pudo darse.

Ambas hijas estuvieron muy peleadas con su padre luego de que este se separe de su madre y comience una relación con Carina Tononi, lo que motivó una crisis familiar muy fuerte, ya que tanto Zaira como Wanda no la aceptaban y estaban del lado de su madre, quien ya había denunciado a Andrés por infiel, violento y moroso.

Aunque el origen de la pelea viene de la primera separación escandalosa de Wanda, la que protagonizó con López, el padre de sus tres hijos varones. En ese entonces Andrés se puso del lado de la ex pareja de su hija, algo que motivó fuertes peleas intrafamiliares y también rumores acerca de que el delantero le enviaba plata mes a mes, hasta que su hija comenzó una relación con Mauro.

Lo importante en toda esta gran pelea que ya lleva ocho años es que ya se terminó y que los chicos pueden disfrutar de su abuelo sin que las disputas internas lo impidan. Wanda viene cerrando muchos capítulos de su vida rápidamente, probablemente producto de su ruptura definitiva con Icardi. Una señal de madurez y tranquilidad. Aunque en el barco de la vida de la modelo y empresaria, están acostumbrados a las aguas turbulentas, y nunca se sabe cuál será el próximo desafío que se le presente en el horizonte.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!