Secciones
Show

Wolff mano a mano con Jorge Rial: minimizó la amenaza de Vila y pidió "pruebas"

El presidente de la Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados intentó explicar porqué no se manifestaron en contra de las amenazas de Daniel Vila. 

Ya pasaron dos días desde que el dueño del multimedio América, Daniel Vila, llamó a Jorge Rial durante uno de los cortes de Argenzuela, el programa de C5N, para insultarlo y amenazarlo. ¿El motivo? la información que había dado al aire el conductor sobre la grave crisis institucional que atraviesa el canal respecto a los salarios adeudados de sus empleados y a las eventuales salidas e internas de dos de sus figuras: Flor Peña y Alejandro Fantino.

Sabiendo que lo estaba llamando el también dueño de Edenor, Rial puso en alta voz la comunicación y tras incontables insultos, el marido de Pamela David lo amenazó “Te voy a ir cagar a trompadas”. La llamada duró dos minutos y casi no hubo intercambio entre el periodista y el dueño de la empresa energética. Lo cierto es que las reiteradas amenazas contra el periodista fueron escuchadas por los panelistas, camarógrafos y productores del programa.

Además, quedaron grabadas. Por este motivo, sorprende que distintos organismos como la Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara baja -cuyo rol es el de expresar su “repudio” o “preocupación” por la persecución contra algunos periodistas- no se manifestara al respecto. De hecho, no realizó ni una mención a la intimidación hecha por Vila lo que llevó a Rial a realizar un contundente posteo en Twitter cargado de ironía. "Ahí me dicen que existiría una Comisión de Libertad de Expresión en nuestro Congreso. La encabezaría un diputado llamado Waldo Wolff. Tal vez sus múltiples tareas le impiden pronunciarse sobre las amenazas de Daniel Vila. Intenté contarle la situación y me encontré con esto", escribió. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Tras horas de absoluto silencio, el diputado de Juntos por el Cambio mantuvo una charla con el conductor de C5N. Claro está, sus respuestas repletas de dudas, faltas de certezas y su forma de huir del conflicto fueron las que llamaron la atención. Sir ir más lejos, aprovechó un simple comentario de Diego Brancatelli -panelista de Argenzuela- sobre su almuerzo con Marc Stanley (embajador de Estados Unidos en Argentina) para finalizar una conversación (que ya había sido concluida por el propio conductor segundos antes) con la última palabra. "Lamento que tenga que recibir una agresión de esa naturaleza", dijo, ante la gran sorpresa de todo el equipo.

La entrevista no había arrancado con el pie derecho, eso es cierto. Ya que inició en términos de mutuo respeto por no decir una marcada distancia entre el diputado y el conductor. "¿Con quién hablo?", preguntó Wolff apenas iniciada la comunicación, a lo que Rial le contestó con ironía: "Jorge Rial es mi nombre, periodista de C5N en este momento. No tenía su teléfono, me quise comunicar con usted y me encontré sorpresivamente que estaba bloqueado". 

Al comienzo de la nota, el diputado le preguntó a Rial si lo podía tutear. "No es la primera vez que hablamos Waldo, nos hemos cruzado en los pasillos de América TV", respondió Jorge. En ese momento, dio inició a un monólogo del diputado buscando aclarar porqué razón tenía bloqueado al conductor en las redes sociales, algo que no logró.  "Yo te tenía bloqueado y te puedo tener bloqueado. A mi me tiene bloqueado el presidente de la Nación y tiene derecho. Twitter es un ecosistema arreglado, dice que uno puede bloquear a otro", dijo el funcionario sobre su comportamiento en las redes sociales.

 

Y siguió: "Lo que no puedo es bloquearte institucionalmente. Quiere decir que yo te puedo tener bloqueado en mi cuenta de Twitter, pero si requerís mi función institucional  yo te tengo que atener. Igual te desbloqueé de Twitter porque ya ni me acuerdo porqué te bloqueé. Conceptualmente por ahí lo que para vos está bien, para mí no, para vos no y para mí sí. Yo no tengo ningún problema con Twitter. A mi me tiene bloqueado el presidente y tiene derecho a hacerlo. Puede ser que no estemos de acuerdo, pero es parte de la vida democrática  que vos puedas no acordar conmigo. Yo bloqueo por falta de respeto y agresiones. Esas son mis reglas personales". 

Pasaron varios minutos hasta que le tocó el turno a Rial y, de manera directa, le preguntó qué le parecía la amenaza que había recibido de parte de Vila. "Ayer, como a esta hora, el dueño de uno de los multimedios más importantes de este país, Daniel Vila, me amenazó. Soy periodista, sé que algunos no lo creen, pero lo soy. Me amenazó con todos mis compañeros de testigo porque lo puse en altavoz, me dijo que me iba a cagar a trompadas cuando me cruce por información que dimos aquí y que no fue desmentida. ¡Información verdadera! Yo como periodista me siento amenazado y obviamente que me intimida", advirtió Rial.

Y para que quedara en claro, sostuvo que esperaba de la Comisión de Libertad de Expresión, no que investigara el hecho, ya que de eso se va a encargar la justicia, sino un apoyo público. "Ya estoy presentando la denuncia", afirmó. La primera respuesta de Wolff fue abrir el abanico y responsabilizar al resto de los integrantes de la Comisión. "Yo no soy el dueño de la Comisión de Libertad de Expresión. Hay 16 miembros de todos los partidos políticos y vos te la agarrás conmigo", explicó, a lo que Rial respondió: "¡Porque sos el presidente!". "Nada más ni nada menos. Yo tengo la obligación de hacer lo que hice, que fue ponerme a tu disposición", sumó el diputado.

La Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados está presidido por el diputado de Juntos por el Cambio, Waldo Wolff, la vicepresidencia 1° es de Liliana Paponet, del Frente de Todos; y la vicepresidencia 2° es de Soledad Carrizo, de la Unión Cívica Radical. Entre los 31 miembros se destacan Sabrina Ajmechet, del PRO, Alejandro Finocchiaro, del PRO, Fernando Adolfo Iglesias, del PRO, Gisela Marzziota, del Frente de Todos, Gerardo Milman, del PRO, Graciela Ocaña, del PRO; Martín Tetaz, del PRO; y Mariana Zuvic, de la Coalición Cívica, entre otros. "Yo te recibo y vos hacés tu denuncia, que es política porque nosotros no tomamos temas penales", explicó.

Mirándolo fijamente, Rial le pregunto sobre su postura personal ante esta situación y dejó entrever un intercambio de palabras que el legislador mantuvo con uno de los productores de Argenzuela. "Pero Waldo ¿te puedo hacer una pregunta? Tu posición personal me interesa. Vos hablaste con Lucas, que es mi productor. Vos dijiste que no tenía pruebas, que era mi palabra nada más", le dijo. Y ya un poco más nervioso, Wolff contestó:" No, yo lo que te digo es que no tengo.....nosotros no tenemos..... vos sabés que tenemos independencia de poderes y en las comisiones políticas de la Cámara de Diputados no dictaminamos judicialmente".

Esquivando completamente la consulta, sumó: "Entonces, yo te digo cómo funciona la democracia en un debido proceso. Mis funciones personales cuando ocupo cargos institucionales tienen que estar por debajo de la institucionalidad. Acá estoy hablando con vos y si mañana me llama Vila, tengo que hablar con él y al final podré dar mi opinión personal. tengo la obligación de ponerme a tu disposición, cosa que estoy haciendo". "Yo no quiero que juzgues esto, eso lo va a hacer la Justicia. Pero hubiera sido bueno que rápidamente, ante lo que pasó públicamente, grave, en un corte y con testigos,  decir ´che, acá está pasando algo´", advirtió el periodista. 

A lo que inesperadamente, el diputado destacó: "No es función de la Comisión de Libertad de Expresión llamar testigos". "No me entendés. Ante lo que pasa públicamente y la repercusión que está teniendo, rápidamente decir ´che, estamos preocupados con que uno de los dueños de los medios más importantes, cuyo valor más importante es la libertad de expresión, acaba de amenazar a un periodista´. Esto es lo que decía, como lo hicieron en otros momentos. Públicamente te digo esto Waldo: me sentí amenazado como periodista. Me amenazó a mí y me parece que es gravísimo. Vos Waldo, conociéndote, esto no lo permitís con nadie", le dijo Rial. 

En ese contexto, Rial le hizo una pregunta que no solo no respondió, sino que también lo descolocó: "A vos Waldo, personalmente y más allá de las diferencias que podamos tener, soy un periodista ejerciendo mi profesión. ¿Te hace ruido por lo menos esto?". Lo primero que hizo Wolff fue pronunciar un muy tenue "sí", casi por compromiso, por eso el conductor de Argenzuela retrucó: "No es solamente una reunión institucional, Waldo. ¡Me amenazaron al aire! Daniel Vila que tiene un poder enorme y político. Ustedes sacan, y con razón, rápidamente comunicado en Nicaragua, en Cuba, en Venezuela....que estoy de acuerdo. Nicaragua es un desastre".

Y continuó: "Ahora, un periodista argentino, en vivo, es amenazado y tengo que ir yo, sacarte al aire, pedirte por favor Waldo. ¿No te hace ruido, no te preocupa que en un país democrático uno de los más importantes empresarios d medios de comunicación que labura de esto y tiene la empresa de energía Edenor haya amenazado a un periodista?". pero como si se tratara de un teléfono descompuesto, el legislador se victimizó: "Hay un montón de cosas que me hacen ruido, como que hace dos años y medio no voy a la TV Pública y no ser invitado". "¡Te estoy hablando de mí, de la amenaza! No podés decir que sí porque no soy de tu agrado", manifestó Rial.

 

 

Y redobló: "Si yo me llamara Wiñazki o Lanata te tirás de la ventana del Congreso Waldo. Por tercera vez te lo pregunto: ¿No te hace ruido que hayan amenazado a un periodista?" En esta oportunidad, Wolff sostuvo que le hacía ruido "la preocupación" de Rial, lo que sorprendió aún más al periodista. "¿Sabés lo que esperaba en este momento? Que fueses duro y más allá de la burocracia, dijeras ´repudio, es gravísimo que hayan amenazado a un periodista en vivo´", le dijo. Frente a esto, el presidente de la Comisión de Libertad de Expresión sostuvo que repudiaba "todas las amenazas", algo que molestó a Jorge: "Todas no, la mía. No me pongas en un paquete Waldo porque diluís todo con eso y no es así".

Finalmente, Wolff le dijo al conductor que no podía expresarse sobre una situación que no presenció -a pesar de que se manifiesta sobre hechos que pasan en Nicaragua, en Venezuela o en Cuba, por ejemplo, sin estar presentes- y se agarró de un breve comentario de Brancatelli para cortar la llamada. "Es una amenaza que se hizo en este programa, en vivo y con testigos. No me diluyas todo con lo demás, no insultes mi inteligencia. Cuando amenazan a un periodista, por más que no coincida, yo salto. Cuando querían cerrar este canal (por C5N) estaba en América y al aire lo dije. ¡Me amenazaron con cagarme a trompadas Te agradezco de verdad, te voy a llamar después y lamento que no hayas sido más enfático . Esperaba más énfasis como presidente de la Comisión de Libertad de Expresión", concluyó Rial tras el inesperado cruce telefónico.  

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!