Secciones
Style icon

Celebramos los 117 años del nacimiento de Borges: sus musas a través de los años

Jorge Luis Borges es inabarcable: su obra, su intelecto, sus aristas, pueden resultar laberínticos hasta para los más eruditos. Virginiano complejo, hombre dispuesto a llegar a lo más profundo, cobra vida en cada nuevo lector, en cada uno de los que se acercan a sus libros por primera vez.


Borges, eterno.

Las amigas de Borges han sido muchas, pero en diversas biografías se habla de la posibilidad de que el escritor haya muerto virgen.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Según lo de describen sus mujeres, era un hombre esquivo al contacto físico, castrado por la relación con su madreLeonor Acevedo, que se encargaba de cada detalle de la vida de Georgie (como lo llamaban las chicas). Fue con ella con quien pasó su noche de bodas, a los 68 años, pese al mal estar de su flamante primera esposa, Elsa Astete Millán.

Los recién casados, Elsa y Jorge.

También se dice que el recelo de Borges hacia el sexo nació cuando su padre lo llevó a un prostíbulo a los 18 años, para que debutase con una mujer, ¡que era su amante!

Estela Canto cuenta en el libro "Borges a contraluz", que muchas veces se besaron y abrazaron, aunque no fueron más allá: "La realización sexual era aterradora para él, sus besos eran torpes, bruscos, y eran aceptados condescendientemente".

Estela Canto.

Canto, como otras mujeres, recibió una propuesta de casamiento por parte de Borges, y su respuesta fue: "Lo haría con mucho gusto, Georgie. Pero no olvides que soy una discípula de Bernard Shaw. No podemos casarnos si antes no nos acostamos". Lo cierto es que nunca tuvo relaciones sexuales con ella.

El escritor de la biografía "El hombre en el espejo del libro", James Woodall, asegura que muchas mujeres se sientieron atraídas intelectualmente por el escritor, pero que pocas desearon acostarse con él. "Borges no tenía ninguna idea de cómo llevarlas a la cama".

A pesar de haber tenido infinidad de amigas mujeres, todos sus biógrafos están de acuerdo en que ninguna de ellas fue un verdadero amor. Borges sólo tenía amores platónicos.

Kodama, la guardiana de Borges.

María Kodama se convirtió en su segunda esposa en 1986, meses antes de que falleciera. Fue sus ojos, su escriba, narradora y compañera; hoy es la presidenta de la Fundación Jorge Luis Borges y la más celosa cuidadora de su obra.

Para terminar, el poema que más describe los sentimientos de Borges sobre el amor. 

El amenazado

Es el amor. Tendré que ocultarme o que huir. 
Crecen los muros de su cárcel, como en un sueño atroz. 
La hermosa máscara ha cambiado, pero como siempre es la única. 
¿De qué me servirán mis talismanes: el ejercicio de las letras, 
la vaga erudición, el aprendizaje de las palabras que usó el áspero Norte para cantar sus mares y sus espadas, 
la serena amistad, las galerías de la biblioteca, las cosas comunes, 
los hábitos, el joven amor de mi madre, la sombra militar de mis muertos, la noche intemporal, el sabor del sueño? 
Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo. 
Ya el cántaro se quiebra sobre la fuente, ya el hombre se 
levanta a la voz del ave, ya se han oscurecido los que miran por las ventanas, pero la sombra no ha traído la paz. 
Es, ya lo sé, el amor: la ansiedad y el alivio de oír tu voz, la espera y la memoria, el horror de vivir en lo sucesivo. 
Es el amor con sus mitologías, con sus pequeñas magias inútiles. 
Hay una esquina por la que no me atrevo a pasar. 
Ya los ejércitos me cercan, las hordas. 
(Esta habitación es irreal; ella no la ha visto.) 
El nombre de una mujer me delata. 
Me duele una mujer en todo el cuerpo.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!