Secciones
Style icon

Mitos y verdades, a 50 años de la muerte de Walt Disney

Un día como hoy, hace 50 años, Walter Elias Disney moría en California, Estados Unidos, víctima de un cáncer de pulmón, debido a su larga adicción al tabaco.


 

¿Cuánto vale la verdad?
El periodismo de calidad necesita de la ayuda de los lectores. Tu apoyo es fundamental.

Disney fue un visionario, una mente brillante y privilegiada, que fue capaz de crear gran parte de las ideas más rentables del cine hasta el día de hoy. Era tan innovador que a nadie le pareció descabellada la idea de que lo hubiesen criogenizado poco antes de su muerte.

Todo comenzó en 1923, cuando el dibujante, cansado de presentar proyectos en diferentes estudios, decidió tocar una última puerta: la de la distribuidora Margaret Winkler, a la que le envió “Alicia en el país de las maravillas”. Contrataron a Walter y le encargaron otras películas similares. Así comenzó a germinar la idea de Disney Brothers Studio, formada por Walt y Roy Disney, y que luego se convirtió en The Walt Disney Company.

En 1931, se incluyó entre las categorías de los premios Oscar, la de mejor corto animado y Walt Disney se llevó los 10 primeros galardones. A lo largo de sus cuarenta años de carrera, acumuló 22 estatuillas. Un récord que hasta hoy permanece imbatible.

Walt y su esposa Lilian.

Además, el dibujante es el “padre” de los personajes más famosos del mundo: Mickey Mouse, Donald, Goofy y Pluto, entre muchos otros.

Las leyendas:

Las zonas oscuras de Walt salieron a la luz cuando el escritor Peter Stephan Jungk publicó “El americano perfecto”, un libro que narra los últimos meses de Disney y recopila información suministrada por ex empleados de la firma. Fue Whilhelm Dantine, uno de los dibujantes a los que Disney despidió, quien decidió tomar venganza contando intimidades del director.

Dantine declaró que Disney era racista y antisemita, además de revelar una presunta infidelidad, de Walt para con Lilian, su esposa de toda la vida.

Disney y sus hijas, Sharon y Diane.

Las últimas palabras:

Sobre esto también hay muchas fantasías. Walt dejó anotado, antes de morir, el nombre de Kurt Russell, un actor estadounidense al que apreciaba mucho y que había trabajado para Disney en unas cuantas películas y al cual el director le quería firmar un contrato por diez años de exclusividad. Por eso se supone que dejó su nombre escrito.

Más allá de esto, el propio Jungk decía de Disney: “Nadie tenía la capacidad de motivar hasta tal extremo a otras personas. Walt poseía un olfato verdaderamente agudo para el potencial creativo y en cierto modo obligaba a que brotara. Fabuloso. Incomparable”.

Soy un líder, un pionero, soy el más grande de los hombres de nuestro tiempo. Más gente conoce mi nombre que el de Jesucristo. He creado un universo. Mi fama sobrevivirá a los siglos. (Walt Disney)

Con su más grande creación, Mickey Mouse.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios