Secciones
Tecnología

Cuidado con Whatsapp: cómo es el mecanismo con el que te pueden robar la cuenta

Durante el año los engaños a través de Internet estuvieron a la orden del día.

Durante todo este 2020, por la llegada de la pandemia del coronavirus, muchas de las actividades que antes las personas llevaban a cabo de manera presencial, pasaron a hacerse online, a través de distintas plataformas de Internet.

Este cambio trajo consigo nuevas estafas que están a la orden del día, ya que la inseguridad informática es un problema complejo, muy difícil de resolver, y los ciberdelincuentes empezaron a aprovecharse de eso para engañar a los usuarios.

Apareció una nueva estafa por Whatsapp.

Entre tantos nuevos delitos informáticos, en los últimos días surgió uno nuevo que se produce a través de un mecanismo que tiene la aplicación Whatsapp cuando una persona cambia de teléfono y quiere transferir su cuenta.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En el momento en que alguien pide esa opción, la plataforma de mensajería envía una autenticación por SMS al número de teléfono antiguo para que pueda introducirlo en el nuevo. Este proceso permite cambiar la aplicación de WhatsApp de un número a otro, pero es también la puerta de acceso para los ladrones virtuales.

"Lo primero que hay que saber de este ciberataque es que el principal activo para el ciberdelincuente es aprovecharse de la confianza de la víctima. Es por esta razón que la manera para llevar a cabo este ataque se basa en que, con anterioridad, este cibercriminal ha conseguido atacar a uno de los contactos de la víctima en cuestión y robarle todos los números de teléfono que tenía",  explicó el director técnico de la empresa de ciberseguridad Check Point para España y Portugal, Eusebio Nieva.

Las estafas online estuvieron a la orden del día.

De este modo, los ciberdelincuentes utilizan el número de teléfono para escribir a WhatsApp y solicitar el código SMS para la autenticación. Luego haciéndose pasar por un contacto conocido, le hablan a la víctima solicitando dicho código, alegando que se han equivocado al mandárselo.

Esta acción permite que los ciberatacantes obtengan el código y tengan así acceso directo a la cuenta de la persona a la que quieren engañar. Lo que sucede, es que el robo de una cuenta de WhatsApp abre la puerta a otros ataques, por ejemplo, contra los contactos que tenga en la agenda.

Nieva explicó que así pueden enviar un SMS con un enlace que redirija a un sitio con 'malware' o mandar un mensaje vía WhatsApp del tipo "mira qué interesante, descárgatelo" también con un enlace malicioso.

El ataque también puede dar pie a la infección del dispositivo móvil para tener acceso a diferentes aplicaciones y a los movimientos de la víctima o para introducir en el dispositivo un troyano bancario para robar los datos bancarios y obtener con ello un beneficio económico.

El engaño se concreta cuando la persona cambia de celular.

Las otras estafas

Los delitos informáticos no pararon de crecer durante este año, y se han visto distintos casos de phishing, ciberacoso a niños y adolescentes, difusión de imágenes íntimas sin consentimiento con fines extorsivos y estafas digitales.

De hecho, según datos arrojados por la Unidad Fiscal Especializada en Delitos y Contravenciones Informáticas (UFEDyCI) del Ministerio Público Fiscal de CABA, las denuncias de víctimas engañadas a través de Internet en Capital Federal aumentaron y mucho.

Los robos bajo la modalidad de phishing han estado a la orden del día, y permitieron que los ladrones le roben dinero a las personas de sus cuentas bancarias. Tantas fueron las denuncias a las entidades, que desde los bancos envían ahora regularmente un comunicado explicando qué información piden normalmente a sus clientes, y por qué medios. La mayor aclaración es que a través de e-mails y redes sociales nunca se contactan para solicitar datos.

Durante el año hubo muchos casos de phishing.

También generó una alerta la cantidad creciente de casos de pornovenganza o extorsiones a partir de la divulgación de imágenes íntimas a raíz de compartir este tipo de contenidos con desconocidos o personas que no son de nuestra plena confianza, algo que se vuelve mucho más peligroso cuando hay menores de edad de por medio.

De igual modo, el delito de Grooming destacó lo fundamental de hablar con los chicos acerca de los riesgos que presenta Internet y la práctica del sexting. Tal es así, que la discusión llegó al Congreso y hace tan solo unos días la Cámara de Diputados aprobó una nueva ley contra el ciberacoso que establece la creación de un Programa Nacional de Prevención y Concientización del Grooming o Ciberacoso contra Niñas, Niños y Adolescentes. 

Temas

  • Robo
  • cuentas
  • WhatsApp
  • celular
  • Cuidado
  • cambio
  • Internet
  • Mecanismo

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios