Secciones
Hay que prestar atención

De la verificación en dos pasos, a jamás dar datos: cómo evitar el hackeo de Whatsapp

Los ciberdelincuentes avanzan cada vez más en las estafas y hay que tener mucho cuidado.

Parece que los ciberdelincuentes avanzan a pasos agigantados en lo que respecta a las estafas virtuales. Si bien se habla mucho del robo de datos de las cuentas bancarias o de tarjetas, lo cierto es que también existe aquellos que roban cuentas de Whatsapp, unas de las aplicaciones de comunicación hoy más usadas.

Lo cierto es que las formas que los ladrones pueden tomar control de nuestras cuentas son varias, y hay que conocerlas. Una es infectar o intervenir de manera remota el dispositivo con malware. Así, una vez que están dentro, pueden acceder a WhatsApp y a todas las aplicaciones que tengamos y tomar el control del mismo. Incluso, pueden hacerlo para hacerse pasar por nosotros, robar información personal, datos del dispositivo, engañar a nuestros contactos, y muchas cosas más.

A través de esta app, lo que suele suceder es que el usuario descarga un virus, sin saber que se trata de algo malo. Usualmente llega un mensaje o enlace que nos resulta familiar, genera nuestra confianza, y damos click. De esta manera, los hackers ya pasan a tener acceso a todo.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Sin embargo, esta no es la única manera: también pueden ir por la suplantación de identidad, que es hacerse pasar por nosotros y engañar a nuestros contactos. En general, lo que hace es descargar nuestra foto de contacto en un teléfono nuevo, copiar el estado de WhatsApp, dejar todo igual a lo que tenemos en nuestra cuenta y así se hacen pasar por nosotros.

Aún así, hay algo aún más frecuente en estos días, que es robar nuestra línea telefónica o códigos de seguridad. Al descargar la aplicación en un teléfono nuevo, registran nuestro número de teléfono, nos solicitan el código de registro haciéndose pasar por equipos de seguridad de WhatsApp o envían links en donde lo hacen, y la cuenta ya queda registrada en el teléfono de delincuente con acceso completo a la misma.

Cómo evitarlo

Para evitar caer en estas estafas, el ingeniero Pablo Rodríguez Romeo sostiene que hay que estar muy atentos al uso que le damos a nuestras redes sociales y a nuestros dispositivos. Por eso, recomienda:

  •  Ante un contacto o mensaje sospechoso, o incluso un mal funcionamiento de la aplicación, hay que desconfiar.
  • Si nos contactan desde un número que no tenemos registrado, notamos un cambio de actitud de un contacto que nos es familiar, o si nos escriben desde un banco o desde el servicio de seguridad de WhatsApp; hay que tener en cuenta que todo esto podría tratarse de un contacto sospechoso y lo ideal es no responder.

  • Es importa estar atentos a todo lo que nos llega y no contestar o ejecutar un link / archivo de inmediato.
  • Hay que prestar especial atención a los archivos que nos mandan, enlaces que nos comparten, redireccionamientos a sitios webs sospechosos o si nos solicitan datos personales como DNI, claves bancarias, números de tarjetas de crédito, etc. 
  • Es necesario tener presente que una entidad bancaria no pide datos sensibles por WhatsApp, mail o teléfono.
  • Es bueno activar la verificación en 2 pasos en Whatsapp.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!