Secciones
Boom global récord

Fenómeno en 20 días: lo que pasó y lo que pasará con Pókemon Go

A esta altura es poco probable que una persona medianamente atenta a las noticias internacionales de los últimos veinte días no se haya enterado del , un juego para smartphones en el que hay que recorrer la ciudad en la que vivís buscando pokemones escondidos, que hay que descubrir y capturar usando la cámara del teléfono.


Después de su debut en Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda sumó una treintena de países a lo largo de los días, lo que mantuvo vivo el interés por el juego, que se transformó de la noche a la mañana, literalmente, en un fenómeno masivo.

Todavía no está disponible en la Argentina en forma oficial, aunque sí es posible instalar la aplicación (para Android o para el iPhone) y algunos usuarios reportan que pudieron darse de alta como usuarios australianos y, de alguna forma, cazar pokemones en la Patagonia. El resto deberá esperar, como los demás habitantes de América del Sur y otras regiones donde todavía no está disponible el juego.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental
Funda cazadora.

Si eran fanáticos de la serie cuando apareció hace 20 años, o si quieren subirse a la locura actual y tienen una impresora 3D a mano, pueden crear una funda con el diseño de Jon Cleaver, que hizo una tapa para la pantalla del teléfono que ayuda a cazar pokémones, guiando el dedo sobre la pantalla para que no haya errores.

¿Exagerado? Quizás, pero la masa de usuarios es enorme: unos 30 millones de usuarios desde su debut a principios de mes. Apple confirmó que es la aplicación más descargada de la historia de su tienda en su primera semana de disponibilidad; ninguna otra aplicación juntó tantos usuarios en tan poco tiempo. No es que se queje: la compañía (como Google con su tienda para Android) gana dinero cada vez que un usuario hace una compra dentro de la aplicación (que se puede usar gratis), en una Poképarada.

Disponible, en algunos países, para Android y iOS.

Economía Pokemón

¿Qué compran los usuarios? Pokébolas para atrapar pokémones, incienso para atraerlos, chiches para entretenerlos y más. El cálculo de Laura Martin, una analista de Needham & Company, es que Apple ganará unos US$ 3.000 millones en los próximos dos años.

Google otro tanto, y eso que se quedan con el 30%. El 70% se va para Niantic, la empresa que desarrolló el juego, y que según algunas estimaciones ya facturó unos US$ 35 millones en menos de dos semanas.

La capitalización bursátil de la compañía se duplicó: US$ 17.000 millones.

Google y Nintendo son accionistas minoritarios, así que cuando explotó la furia Pokémon GO, las acciones de Nintendo, que además es el dueño del 32% de The Pokémon Company, se fueron a las nubes. La capitalización bursátil de la compañía se duplicó en estos veinte días (sumó US$ 17.000 millones). Pero ya no: el viernes Nintendo volvió a aclarar que de toda esa montaña de dinero sólo recibirá una parte mínima, y el lunes las acciones cayeron un 18% en la Bolsa de Tokio.

No sucede lo mismo con McDonald's: la filial japonesa de la compañía hizo un acuerdo con Niantic, y los 2.900 locales de comida rápida en ese país serán pokegimnasios y poképaradas (lugares donde hay más cantidad de Pokémones para cazar). Resultado: las acciones de McDonald's Japón subieron un 6,6%.

La aplicación es la que más rápido llegó a los 10 millones de descargas (apenas siete días) pero ya hay signos de alarma: según la consultora SurveyMonkey, que mide la popularidad de algunas aplicaciones, el número de usuarios en Estados Unidos pasó de un pico de 25 millones (el 8% de población estadounidense) y ahora tiene solo 21 millones de usuarios. 

Es, claro, un problema que muchos querrían tener. Y el número general seguirá incrementándose, en la medida en que se sigan sumando países. Con la casi segura excepción del país más poblado del mundo.

En China, no

¿Por qué es difícil que Pokémon GO llegue a China? Porque el juego se basa en que la gente deambule por toda la ciudad buscando objetos invisibles. Y en hordas, además, a juzgar por los ejemplos que brindan otros países. Y encima usando un sistema de geolocalización, el GPS del teléfono, para tomar la posición del usuario y el lugar donde debe aparecer el pokémon, algo que para el gobierno chino (que tiene su propio sistema de GPS, Beidou) es, presumiblemente, un problema de seguridad. 

La percepción de que el juego no llegará a China se monta, además, en la idea que han propuestos algunos expertos de que Google está recolectando todos esos datos super precisos que generan los usuarios al moverse por las ciudades para aumentar el detalle de sus mapas urbanos. ¿Una locura paraonica? Quizás, pero los usuarios de Pokémon GO se metieron en bases militares, cazaron monstruitos mientras combatían en Afganistán, dentro de la Casa Blanca, en campos minados en Bosnia, etcétera.

Pikachu llegará a la pantalla grande en 2017.

Por lo pronto, lo que queda para el futuro próximo es el debut de más monstruitos (en el juego están disponibles sólo 150 de los 700 que tiene el universo Pokémon) y, para 2017, la llegada de Pikachu a la pantalla grande: en 2017 se estrena una película en la que hace de detective.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!