Secciones
Tecnología

Gino Tubaro, el inventor argentino que convierte a los chicos en los "Vengadores" de Marvel

La vida de Gino Tubaro siempre giró alrededor de la tecnología y de los inventos que podía crear en base a los electrodomésticos que desarmaba, o mejor dicho “destrozaba”, en su casa. “Desde chico lo que más me gustaba era romper las cosas de mi casa. Andaba con un destornillador o cuchillo caliente”, contó durante una entrevista con BigBang.


Gino creó su propia impresora 3D. 

A los cinco años diseñó un sistema que organizaba bolitas por colores y a los 12 ganó un premio por un invento que permitía encender las luces de su patio con las ondas Wi-Fi. “Veía la plancha de mi vieja e intentaba desarmarla y si no podía desarmarla, agarraba el cuchillo, lo calentaba en la hornalla y cortaba el plástico a la mitad. Todo lo que había en mi casa lo rompía”, explicó.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

A raíz de la llegada de Avengers: Infinity War, la cual en tan solo horas se convirtió en la película más taquillera en la historia durante el fin de semana de su estreno, la gente de Disney en colaboración con Gino entregó manos mecánicas a participantes de México, Argentina y Brasil en una suerte de “Manotón” de película que contó con la presencia de algunos de los actores que le dan vida a los superhéroes de Marvel en la pantalla grande.  

El invento de Gino  ayudó a cientos de chicos. 

“Con la impresión 3D se puede ayudar a muchas personas, en muy poco tiempo y por muy poca plata. ¿Qué más lindo que al chico que necesita una mano, convertirlo en superhéroe? Muchas de las manos que nosotros hacemos están inspiradas en distintos superhéroes como Iron Man, Hulk o Capitán América”, le detalló a este portal el joven ingeniero.  

La historia de Gino comenzó a los cinco años, cuando su mamá, cansada de encontrar los electrodomésticos desarmados, decidió llevarlo a un Taller de inventiva los fines de semana: “Los chicos que íbamos ahí teníamos un lavarropa que traía la madre de alguno y lo desarmábamos”.

En esa línea, el joven inventor explicó que los profesores les daban un problema a la mañana, lo pensaban en una idea durante todo el día, desarmaban alguna pieza para el posible invento y al final del día armaban un robot. “Me encantaba hacer esas cosas”, remarcó.

Se entregaron manos mecánicas a participantes de México, Argentina y Brasil en una suerte de “Manotón”.

El joven, reconocido por ayudar a más de 700 chicos de forma gratuita con sus prótesis en 3D, siguió inventando desde aquel entonces. “Gané distintos premios por las cosas que venía haciendo, pero siempre teniendo en mente que era inventar para vender o para ayudar. Yo siempre pensé que debía inventar algo que ayude en mi casa”, dijo.

Y agregó: "Mi primer premio me lo dieron por una zapatilla que se enchufa en la pared, donde si enchufaba una plancha y ésta tenía un corto que se descargaba a través tuyo, la zapatilla de apagaba. Era un disyuntor inteligente". Sin embargo, fue a los 18 que sorprendió al empezar a fabricar prótesis de manos con tecnología 3D a un costo que apenas alcanzaba los $ 250.

 Mark Ruffalo, el actor que le da vida a Hulk.

“A los 16 años, después de seis meses de laburo, armé mi primera impresora 3D. No es muy complejo armarla. Hay que agarrar una impresora 2D, la que imprime papel y la que todos tenemos en casa, le agregas dos motores en los costados que suben y bajen y ya está. Hay que imprimir capa por capa. Así de sencillo”, detalló.

La prótesis de Iron Man.

Esta iniciativa le valió el reconocimiento del entonces presidente de Estados Unidos Barack Obama durante su visita a Buenos Aires. Por último, remarcó que “todos los inventos que fuimos haciendo yo y otros amigos fueron siempre apuntados a ayudar en algún tipo de discapacidad o en algún aspecto de la sociedad”, señaló, feliz de lo que hace día a día. Mirá la entrevista completa.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!