Secciones
Showmatch, una nueva víctima del cambio de época: por qué la televisión abierta se va quedando sin rating
Televisión

Showmatch, una nueva víctima del cambio de época: por qué la televisión abierta se va quedando sin rating

Los cinco canales de aire viene perdiendo año tras año puntos de audiencia, amenazados por la tecnología y las plataformas de streaming. 

La TV abierta, se sabe, ya no es lo que era. Las plataformas por streaming, sumado a la calidad de los programas que se pueden ver hoy en día en la pantalla chica, fueron causando que año tras año la audiencia disminuyera. El claro ejemplo de esto es ShowMatch, el ciclo que conduce Marcelo Tinelli que este último lunes regresó luego de estar nueve meses fuera del aire.

El debut de la temporada 29 de ShowMatch midió 20.9 puntos.

La gran, mega y extraordinaria apertura del ciclo, sumado a la parte fílmica protagonizada por el conductor y el humorista Martín Bossi, y a la participación especial de Izán Llunas, el joven actor que interpretó a Luis Miguel en su niñez para la serie de Netflix, cosechó 20.9 puntos de rating y tuvo un pico de 23.2 por la pantalla de El Trece. Un buen número considerándo la tevé de hoy.

Pero ¿sí tenemos en cuenta los números del exitoso programa de Marcelo Hugo en los últimos años? ¿Cuánto disminuyó desde entonces? Porque si hay algo que es seguro, es que ShowMatch medía mucho más hace más diez años que en la actualidad. Por ejemplo, en 2006 el programa sumó 31.5 puntos de rating durante su debut, es decir, unos 10.6 puntos menos.

El segundo programa midió 16.3.

Esto equivale a 240 mil hogares menos que decidieron no ver la temporada número 29 del hombre de Bolivar. Y así podemos seguir hasta llegar al día de hoy: en 2007 hizo 28.3; en 2008 unos 33.8, un año más tarde fue récord al llegar a la cifra de 41.5 puntos; en 2010 alcanzó los 31.5, en 2011 fueron 37.1; en 2012 alcanzó los muy envidiables 38.1.

El tercero sumó 14.6 puntos de audiencia. 

Luego de tomarse un año fuera de la pantalla chica, en 2014 llegó a medir 30.1, en 2015 sumó 31.5 y en 2016 alcanzó los 34.6. A partir del año pasado, comenzó la gran caída del ciclo: su debut fue de 27.4, pero a lo largo del año logró arañar los 16 puntos de audiencia.

¿Pero qué pasó durante toda esta semana? El martes, ShowMatch pasó de los 20.9 iniciales a unos 16.3 y el jueves siguió bajando hasta llegar a los 14.6 puntos de rating. De todas formas, por ahora, estos números son suficientes para que Marcelo siga liderando la franja desde su retorno.

Ficciones como 100 Días para enamorarse o Mi hermano es un clon vienen marcando 13 y 12 puntos de rating. Estas tiras, por ejemplo, se pueden comparar con éxitos como Los Roldán, cuya segunda temporada superó los 30 puntos de rating.

Pero esto no solo le ocurre al hincha de San Lorenzo. Otro ejemplo es el de Jorge Lanata. El conductor de Periodismo Para Todos (PPT) lanzó su nuevo ciclo los días miércoles y, desde entonces, viene dando pena en lo que audiencia se refiere.

El programa de "Malditos" en la pantalla del Trece tiene un rating muy bajo, con una media de 5.3 puntos. Que, a veces, llegan a los 6, pero no mucho más. Pero esto no significa que haya menos gente necesariamente viendo la televisión, sino que existen muchas otras alternativas.

En la actualidad, muchas personas consumen contenido a través del cable satelital, On Demand o Internet. Todas ellas, sumadas a la televisión abierta, compiten con plataformas como Netflix y las exitosas series que año a año dan que hablar en las redes sociales.

La televisión abierta en crisis. 

Para la poca fortuna de los programas, no existen en el país un sistema que mida en conjunto todas las maneras que tiene actualmente la población para ver televisión. De esta manera, son los millenials los que prefieren acceder a los contenidos de la televisión de hoy a través de otros sistemas: como tablets o smartphone, por poner algunos ejemplos.

Esto se debe a que la tecnología hoy en día les permite ver determinado contenido la hora que se quiera, sin la necesidad de tediosas publicidades y salteando los fragmentos aburridos. Por ahora, son los mayores de 34 años en general los que todavía siguen usando la TV abierta y dándole vida a los ciclos que vemos diariamente en al televisión abierta. 

Temas

Comentarios