Secciones
Televisión

Pasta casera, vino y chicanas familiares: la última noche de Zaira con Wanda e Icardi en Milán

Después de una semana a puro fútbol y moda en Milán, Zaira Nara armó las valijas y regresó al país junto a su hija, Malaika. La modelo disfrutó de unos días en el lujoso penthouse que comparten su hermana, Wanda, y su marido, el delantero Mauro Icardi.


Zaira junto a su hija, Malaika, y sus sobrinos mayores: Valentino, Constantino y Benedicto.

En sólo siete días, las hermanitas hicieron de todo. Se fueron de compras, cenaron en exclusivos restós y asistieron a todos los entrenamientos y partidos de Valentino López, el hijo mayor de Wanda que juega en las inferiores del Inter.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El video de la última cena de Zaira en Milán

Pero todo llega a su final y Zaira debía regresar al país. Como despedida, los Icardi organizaron una cena que incluyó pasta casera, elaborada por Juan (el padre de Icardi) y postres bien golosos: flan, frutillas y crema.

Y ahí se desató la guerra. Aunque tanto Wanda como Zaira siempre elogiaron de modo público los dotes culinarios del padre del futbolista, el debate sobre cuál fue el mejor postre se instaló en la mesa. Y es que, lejos de cuidar la figura de su invitada, Juan la sorprendió con unos panqueques caseros con dulce de leche.

El reencuentro de las hijas de Wanda y Zaira

Además de disfrutar de un rico (y costoso vino), la modelo también aprovechó para ponerse al día con su mamá, Nora, quien permanece desde hace más de un mes en el país europeo. ¿El motivo? Viajó para cuidar a los hijos de Wanda mientras ella se hacía una escapadita romántica con su marido.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!