Secciones
Estás nominado

Prohibido olvidar: ocho momentos épicos y bizarros de Gran Hermano

Vuelve el reality show que debutó en la pantalla chica nacional allá por el 2001. En BigBang repasamos los momentos más icónicos y bizarros que dejó el programa.

El 10 de marzo de 2001 se emitió en Argentina el primer programa de Gran Hermano, un reality show formado por 12 participantes que conviven en una casa y son filmados las 24 horas del día. Aquella edición de principio de siglo, bajo la conducción de Soledad Silveyra, fue la primera de las diez temporadas que salieron al aire, con mucho éxito y la conducción de Jorge Rial. La última tuvo lugar en el 2016 y fue emitida por América. Seis años después, el programa vuelve al ruedo por Telefe.

Según anunció el canal de las pelotas, la nueva versión del programa, Gran Hermano 2022, será conducido por Santiago Del Moro y debutará a finales de agosto, una vez que finalice La Voz Argentina. Aquellos que quieran participar (deben tener más de 18 años y menos de 102) pueden anotarse en granhermano.mitelefe.com. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Los 8 momentos más memorables de Gran Hermano

A propósito de la vuelta, y a 21 años de su debut en la pantalla chica, desde BigBang nos pusimos memoriosos y recolectamos los momentos más emblemáticos del reality que se vieron al aire. Desde la presencia de Diego Armando Maradona, y un regalo muy especial que la gente confundió con cigarrillos, hasta las andanzas de Amalia Granata en el jardín de la casa. Empecemos...

1. Animales sueltos

La primera edición de Gran Hermano contó con una vaca y un ternero. Se llamaban Margarita y Ernesto. Aunque los participantes debían ordeñarla para recolectar la leche, el experimento de la granja tuvo una vida corta. El animal no llegó a finalizar la estadía completa y siguiendo las recomendaciones de la veterinaria tuvo que dejar el reality por sufrir estrés. 

     

2. Comprometidos

Además de un matrimonio, el que formaron después de su paso por la casa Santiago Almeyda y Natalia Fava, la primera edición de Gran Hermano contó con otra pareja: Gastón TrezeguetEleonora González. Aunque después del programa el noviazgo no prosperó, los dos participantes tuvieron un momento emotivo: se comprometieron al aire en una ceremonia que se llevó a cabo en el jardín. La jueza de paz fue Tamara Paganini. Si bien ninguno de los dos pudo hacerse con el premio, la pareja fue una de las grandes duplas estrategas que dejó el ciclo.

3. El derrumbe de las torres gemelas

Si por algo recordamos a Carolina Chiappetta es gracias a la emotividad exagerada de Soledad Silveyra. La participante se fue de la casa en la segunda edición del ciclo el 15 de septiembre del 2001, y tal como sucedía en cada expulsión, la conductora entrevistaba a los expulsados. Lo cierto es que a Solita (o tal vez a la producción) se le ocurrió contarle a Caro un hecho histórico: la caída de las torres gemelas de Nueva York, que había sucedido cuatro días antes tras un ataque con aviones que llevaban pasajeros. Sin entender mucho el cuento, la participante se largó a llorar. Años más tarde confesó que entendió otra cosa: que Argentina había entrado en guerra. ¡Las lágrimas valieron igual!

4. ¡Sos un gato!

Otro de los grandes participantes que marcó un antes y un después en el programa fue Cristian Urrizaga, más conocido como Cristian U. Además de ganar el certamen, el jugador se ganó la fama de estratega por sus constantes especulaciones para nominar a sus compañeros. Sin embargo, uno de los momentos más recordados de Cristian fue su pelea con Jonatan, debido al cruce verbal y a los insultos propinados. "Gato", "Put...", "Logi". Se dijeron de todo menos lindo. Si no hubiese habido cámaras y reglas, los muchachos se hubiesen pegado unas cuantas piñas. Por suerte, la cosa quedó en insultos memorables. 

5. La novia de Cristian U

El paso de Urrizaga dejó más tela para cortar. Después de anunciar a Cristian U como el nuevo ganador de Gran Hermano, el participante salió de la casa y se reencontró con su familia y su novia. En el fragor de la salida, su pareja quiso decirle algo en secreto, pero los micrófonos de Telefe dejaron en evidencia esas palabras. "No firmes nada con Telefe", le dijo la novia al aire. Al parecer, la novia de Cristian quería aprovechar la popularidad del muchacho y pretendía que el canal de las pelotas no se quedara con los derechos de imagen. 

 

6. Granata como un perro

Entre las diez ediciones que se emitieron del reality, Gran Hermano Famosos fue una de las versiones que se pudo ver al aire. En vez de personas desconocidas, los participantes fueron personajes de la farándula. Entre ellos, la actual diputada provincial, Amalia Granata. Y aunque la ex del Ogro Fabbiani pueda contar la experiencia desde un costado antropológico, nadie olvidará el día que como el baño estaba ocupado, Amalia copió a un perro e hizo sus necesidades en el jardín de la casa. ¡Diputada, estás nominada!

7. La pared estaba dura

En la misma versión de famosos, Nino Dolce también fue otro de los participantes que llamó la atención por su comportamiento. Además de peleas y enfrentamientos en la casa, el ex conductor Playboy (el canal de televisión) protagonizó el momento más violento de Gran Hermano. Afortunadamente, la pelea fue con él mismo. Se sabe que en la casa más famosa del país pueden faltar comida, alcohol o cigarrillos. Abrumado por el encierro y la abstinencia, Nino terminó golpeándose la cabeza contra la pared de la casa. Después de eso, su paso quedó sentenciado.

8. Invitado VIP

Sucedió en la primera edición. El dólar todavía estaba uno a uno. Diego Armando Maradona era fanático del programa. Lo miraba todas las madrugadas. Por eso fue invitado por la producción. Antes cobró 25 mil dólares. Así fue como ingresó a la casa encapuchado y sorprendió a todos los "hermanitos". Pero además de la emoción por compartir un momento con el mejor jugador de todos los tiempos, el Diego dejó caer una bolsita blanca de su bolsillo y los participantes estallaron. Aunque la versión oficial de la producción es que esa bolsa contenía cigarrillos, los comentarios en vivo de aquel momento no dejan ninguna duda. "Alta tiza", gritó uno de los presentes. "Callénse, no me manden al frente", respondió Diegote. En realidad, no se trataba de ninguna sustancia extraña o prohibida. El año pasado, Gastón Trezeguet reveló: "Era sal para el asado. En la compra semanal no habíamos podido comprar una por falta de presupuesto. ¿Pero quién nos va a creer ahora?". 

 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!