Secciones
Tendencias

¡A que no lo sabías! Enterate por qué Nicolas Cage cambió su nombre

El motivo detrás de su drástica decisión.

Conocido por innumerables éxitos cinematográficos, Nicolas Cage ha demostrado ser un actor versátil que ha incurrido en films de acción, suspenso, crimen, comedia, drama y aventura. Así mismo, el californiano, ha encarnado un personaje durante toda su carrera, ya que su nombre real es Nicolas Kim Coppola.

Al mencionar este apellido, automáticamente se viene a la mente de los seguidores del cine, el nombre del reconocido guionista, productor y director, el estadounidense Francis Ford Coppola, tío de Nicolas. El parentesco fue una de las principales razones por las cuales el actor de 58 años optó por cambiarse Cage, evitando que la crítica cinematográfica pueda hablar de nepotismo.

El cambio surgió durante el film de Picardías Estudiantiles, tal como se denominó la versión hispanoamericana de Fast Time at Ridgemont High, film protagonizado por Sean Penn y Jennifer Jason Leigh, donde continuamente escuchaba referencias de las películas del hermano de su padre. A raíz de estos motivos que no le permitían llevar adelante tranquilo el papel “el amigo de Brad”, fue que tomó la rotunda decisión.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

¿Pero por qué Cage? Su fanatismo por los cómics de Marvel es el porqué de su nuevo apellido, ya que Nicolas decidió hacerle honor a Luke Cage, el primer superhéroe protagonista de piel oscura en aparecer. La segunda de las razones fue en alusión al compositor John Milton Cage, quien fuera pionero de la música electrónica y figura principal del vanguardismo de la posguerra de la Segunda Guerra Mundial.

Esta decisión del actor, le permitió armar su propio recorrido dentro de la historia cinematográfica, sin cargar con el peso del apellido adquirido por Francis Ford Coppola. Entre distintos galardones, logró el máximo reconocimiento por su rol protagónico en Leaving Las Vegas, consiguiendo el Premio Oscar al Mejor Actor 1995, escribiendo así su propio camino.

Con más de 30 premios en la amplia industria que tiene el cine, Cage en 2002, por el Ladrón de Orquídeas, volvió a ser nominado como Mejor Actor por los premios Oscars. Pero en esa oportunidad se terminó quedando con la estatuilla Adrien Brody por su papel en “El Pianista”, film dirigido por Roman Polansky.

Con participación en más de 100 películas, Cage no descansa ya que este año fue anunciado que participará en “The Unbearable Weight of Massive Talent”, donde encarnará a su propia persona. Cabe recordar que Nicolas, también ha participado en algunas series, con la más reciente en Netflix, “History of Swear Words”, donde él es el presentador de dicha serie documental.

Los títulos que fueron marcando la historia de Nicolás Cage 

Nicolas Cage ha dado muestras de que es un actor que se adapta a los distintos géneros, y es por eso que aún continua vigente en la industria cinematográfica. Esta versatilidad lo ha llevado a poder encajar en distintos papeles sin ningún tipo de problema, por lo que iremos puntualizando algunas de sus actuaciones.

La primera con la que nos quedamos es donde comenzó todo. En 1982 participó de Fast Time at Ridgemont High, donde encarnó al amigo de Brad Hamilton, personaje principal protagonizado por Judge Reinhold. Aunque, para poder visualizar donde aparece, hay que estar muy atento porque con un solo pestañeo puede que la actuación del por entonces, Nicolas Kim Coppola, pase desapercibida.

La historia que lo llevó a lo más alto en la carrera de un actor fue Adiós Las Vegas, con la que consiguió el galardón al Mejor Actor en 1995. La película dirigida por Mike Figgis está basada en la autobiografía del guionista John O’Brien, que se suicidó poco tiempo antes de que se estrenara. En este film Cage representa a un actor inmerso en el alcohol producto del fracaso y que está dejando su vida morir. Es hasta que conoce a una prostituta, que su vida cambia el rumbo.

En 2002 estuvo muy cerca de repetir el máximo premio de la actuación gracias al papel que llevó adelante en el Ladrón de Orquídeas, una comedia dramática en la que personificó al guionista Charlie Kaufman. En esta ocasión, encarnó la vida de John Laroche, un traficante de orquídeas que se encuentra bloqueado y cerrado al amor. A raíz de tantos infortunios en su vida personal, decide inspirarse en ellos, pero esta inspiración termina cambiando la vida de todos los protagonistas.

Luego del éxito rotundo coronado con la estatuilla de 1995, al año siguiente Cage, junto a Sean Connery y Ed Harris, protagonizaron La Roca, film de acción, suspenso y aventura. Aquí, el que el Agente especial del FBI Stanley Goodspeed debe frenar a un Hummel (Harris), un general norteamericano que decide tomar la cárcel de alcatraz y bombardear San Francisco, para obtener respuestas del gobierno luego de la muerte de muchos marinos en las misiones planificadas por estos. Para ello contacta al especialista en armamento Mason (Connery), que además es la única persona que logró burlar las defensas de dicha cárcel.

Tal como su apellido artístico nació a por un personaje de Comics, las historietas se volvieron a encontrar con Nicolas en “Kick Ass: Un Superhéroe sin Superpoderes”. En esta ocasión, protagonizó a Big Daddy, un ex policía y reconocido como el primer superhéroe legítimo de la vida real dentro de la historia. Con un look similar a Batman, fue de los personajes de este film estrenado en 2010, compartiendo reparto con Aaron Taylor Johnson y Chloë Grace Moretz.

Face Off o Cara a Cara, fue otra película en la que encarnó el personaje de Castor Toy, un maniático y peligroso terrorista, que mató al hijo del agente del FBI Sean Archer, protagonizado por John Travolta. Tras la captura, con el fin de infiltrarse en el grupo terrorista obligan a Archer a cambiar su rostro por el de su enemigo, pero este cuando despierta termina apoderándose de la vida del policía, teniendo el personaje de Travolta que demostrar quién es realmente.

Y, por último, no podíamos dejar de mencionar el clásico de

La Leyenda del Tesoro perdido, película en la que representa al arqueólogo Ben Gates, que está en búsqueda del Tesoro de los Caballeros del Temple. Tras una expedición a la Antártida junto a su mejor amigo Riley Poole (John Voight) encuentran que la pista para el comienzo de la búsqueda, está en la declaración de independencia, teniendo que robar este documento, sin ser atrapados por el FBI, ni ser asesinados por el rico aventurero inglés Ian Howe (Sean Bean) que va detrás del mismo objetivo.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!