Menu Big Bang! News
El último audio del piloto pidiendo ayuda: “Falla eléctrica total y sin combustible”

Actualidad Drama

El último audio del piloto pidiendo ayuda: “Falla eléctrica total y sin combustible”

Se dio a conocer el último contacto entre Miguel Quiroga y la torre de control. Los dramáticos momentos previos al accidente.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Horror, espanto y desesperación. Menos de un día después de la tragedia aérea del equipo Chapecoense, la radio colombiana W sacó a la luz el último contacto del piloto con la torre de control antes de estrellarse en el Cerro Gordo colombiano. “¡Estamos en falla eléctrica total y sin combustible!”, alcanzó a advertir Miguel Quiroga. Minutos después: silencio letal.

Quiroga en la cabina del avión en la que encontró la muerte.

La conversación tuvo lugar pasadas las 9.45 de la noche, un minuto antes de que el vuelo desapareciera de los radares. “Señorita, señorita. Vuelo 933 está en falla total. Falla eléctrica total y sin combustible”, es el comienzo del desesperado diálogo entre el comandante y la operadora del aeropuerto José María Córdoba.

El avión se encontraba a menos de 13 kilómetros de la cabecera del aeropuerto de Medellín y volaba a menos de 3 mil metros de altura cuando perdió contacto con la torre de control.

El audio

Así quedó el avión luego de estrellarse en Cerro Gordo, Colombia. Le quedaban sólo 55 minutos de vuelo.

La mujer recibe el pedido y pone de inmediato en alerta al cuerpo de bomberos. La conversación coincide con el desgarrador relato del piloto de Avianca, que también sobrevolaba la zona“Vectores, vectores, vectores a la pista”, suplica el piloto, dando a entender que necesitaba prioridad para hacer un aterrizaje de urgencia.

Operadora: “En el radar se perdió. No lo tengo. Indique rumbo ahora”.
Piloto: “Estamos con rumbo 360, 360”.
Minutos después, mientras la operadora daba instrucciones de espera al resto de las aeronaves que sobrevolaban la zona para poder aterrizar, el piloto volvió a interrumpir la frecuencia para insistir: “Vectores, vectores”.
Operadora: “Usted está a 8.2 millas (casi 13 kilómetros) de la pista, ¿qué altitud tiene ahora?”.
Piloto: “Vectores, vectores”.
Las víctimas fatales ascienden a 71. Sólo seis personas lograron salvar sus vidas.

Esas fueron las últimas palabras que se escucharon desde el vuelo 933. El silencio y la imposibilidad de ubicarlo por radares no hicieron más que alertar a las autoridades colombianas, quienes de inmediato activaron la tarea de búsqueda para encontrar los restos del avión.