Menu Big Bang! News
#YoIgnoroSobre

Barcelona desbanca a Ámsterdam como la reina del cannabis

La ciudad española se convirtió en la nueva meca del cultivo y consumo de marihuana y se perfila como la futura Ámsterdam. ¿Por qué?

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Desde hace varios años Barcelona se está posicionando como la ciudad de referencia en lo referente al cultivo y consumo de marihuana, así lo afirma María Sdangangelli, quien hace años trabaja para la firma Dinafem, uno de los más grandes bancos de semillas de cannabis de Europa, “el epicentro se trasladó a aquí”, declara.

Hace diez días se realizó en la capital catalana Spannabis, la feria más grande del sector cannábico, en la que participaron más de 500 empresas, asistieron casi 50.000 personas y se llevaron a cabo las World Cannabis Conferences, que se centraron en los avances del uso de la marihuana tanto en el terreno de la medicina, la ciencia y las leyes nacionales e internacionales.

Teniendo en cuenta el auge de los coffeeshops y la gran cantidad de eventos relacionados con el sector, una gran cantidad de empresas multinacionales ya abrieron sus sedes en la ciudad.

Cannabis
El negocio más rentable.

El año pasado GreenHouse Seeds, abrió su sede catalana, es que la empresa valuada en millones de dólares tiene en España su mayor facturación desde hace diez años. “El negocio crece cada año y Barcelona se convirtió en un destino canábico”, cuenta Heiko Hampsink, responsable de desarrollo de negocio de la multinacional.

Otra compañía que abrió sede en Barcelona es Weedmaps, una aplicación que permite identificar los comercios en los que venden marihuana en todo el mundo y que facturó en 2026 7,6 millones de dólares.

Cannabis
La planta de la discordia.

Los coffeeshops:

En Barcelona, los clubes de cannabis son cada vez más, en este momento hay 250 locales, más que en todo el resto de España.

“En España el cannabis está mucho más aceptado que en Holanda, donde realmente fuma muy poca gente”, afirma Diggs Terra, cofundador de Humboldt Seeds, un banco de semillas californiano. “Era lógico que Barcelona se transformara en la ciudad cannábica mundial”.

El cannabis está prohibido en España, pero los coffeshops se valen de un vacío legal: el consumo personal está permitido, lo mismo que grupos de socios, en un círculo cerrado, pueden compartir cultivo entre ellos. De ese modo, los clubes de cannabis son asociaciones privadas, en los que “sus socios” se reúnen para fumar o cultivar marihuana.

Tal es el crecimiento del negocio del cannabis en Europa que ya lo llaman el oro verde, en el cual multinacionales como Monsanto ya están dispuestos a invertir.

En Estados Unidos, donde 13 estados regularon el cannabis de alguna manera, el negocio generó ganancias por entre 3.500 y 4.300 millones de dólares en 2016, un crecimiento de entre el 15 y el 26% en sólo un año.

Cannabis
También crece su uso medicinal.

Sin dudas, un sector que no deja de crecer.