Menu Big Bang! News
Mundo Visita histórica

Barack Obama, en La Habana: "El cambio va a llegar"

En el segundo día de la histórica visita a Cuba, el presidente Obama le rindió homeaje a José Martí y se reunió con Raúl Castro. Por la tarde habrá una reunión de empresarios de ambos países. Esta noche habrá una cena de recepción hacia el mandatario y su familia. Seguí en vivo los movimientos de la gira.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

"El cambio va a llegar y creo que Raúl Castro lo entiende", dijo el presidente estadounidense Barack Obama en La Habana, en una entrevista al canal de televisión ABC. Además dijo que gobierno cubano tiene la "capacidad de reconocer dónde está el futuro y empezar a preparar el terreno".

La foto era impensada hace un tiempo. El residente de los Estados Unidos, Barack Obama, estrechó la mano de Raúl Castro, el presidente de Cuba, en el histórico encuentro que ambos mantienen en La Habana. 

 

 

En el segundo día de su histórica visita a la Isla de Cuba, el presidente estadounidense Barack Obama será agasajado, hoy por la noche; por su par Raúl castro en el Palacio de la Revolución: También participará en un foro de negocios entre líderes empresariales de EE UU y emprendedores cubanos del incipiente sector privado de la Isla.

Momento de distensión entre ambos presidentes.

La reunión oficial prevista para hoy entre Obama y Castro será el tercer encuentro que se produce entre los dos mandatarios, aunque el primero en territorio de la Cuba revolucionaria. Antes, los dos presidentes se habían saludado brevemente en el funeral de Nelson Mandela, en diciembre de 2013 y habían mantenido su primera reunión formal en la cumbre de las Américas celebrada en Panamá el pasado abril.

La reunión bilateral de hoy durará aproximadamente una hora y se ampliará posteriormente con las delegaciones de ambos Gobiernos. Al término del encuentro ambos presidentes ofrecerán una declaración a la prensa.

En su encuentro de esta mañana, ambos presidentes pasan revista a las tropas.

Antes de las conversaciones oficiales, el presidente de EE UU cumplió con un ritual tradicional: rendir homenaje, con una ofrenda floral, a la estatua del prócer independentista y héroe nacional José Martí, en la Plaza de la Revolución, donde también está la imagen de Ernesto “Che” Guevara.

El presidente Obama, junto a su comitiva, en la Plaza de la Revolución.

Por la tarde, asistirá a un foro de negocios entre empresario de EE UU con representantes de compañías estatales cubanas y del incipiente sector privado de la Isla, cooperativas y cuentapropistas o emprendedores.

El Gobierno de Estados Unidos ha expresado en varias ocasiones su intención de ayudar al desarrollo de ese sector emergente que se abre paso en Cuba y que está modernizando su economía.

Obama le realiza un homenaje al héroe nacional cubano, José Martí.

Por el lado estadounidense, participará el fundador de la empresa de alquiler de viviendas particulares Airbnb, Brian Chesky; el director administrativo y asesor general de la cadena hotelera Starwood, Kenneth S.Siegel, el consejero delegado de PayPal, Daniel Schulman; además del chef español José Andrés, que posee varios restaurantes en EE UU.

También participará en ese foro el cubanoamericano Saul Berenthal, cofundador de CleBer, la primera empresa estadounidense que consiguió, el mes pasado, licencia del Departamento del Tesoro para instalarse en Cuba, en concreto una fábrica para producir tractores en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, proyecto del Gobierno de la isla para captar inversión extranjera.

En la noche de ayer, acompañado por su familia, el presidente de EE.UU salió a recorrer la zona de La Habana vieja.

La agenda de Obama del lunes concluirá con una cena de Estado, ofrecida por el presidente Raúl Castro, en el Palacio de la Revolución.

Barack Obama y su familia arriban ayer a La Habana para una histórica visita a la isla.

Anoche, en su primer día en la isla, Obama, acompañado de su mujer, sus dos hijas y su suegra, recorrieron la Plaza de Armas y continuaron por el palacio de los Capitanes Generales. Posteriormente llegaron a la Plaza de la Catedral y fueron recibidos en privado por el cardenal cubano y arzobispo de La Habana, Jaime Ortega. Después la familia estadounidense eligió cenar en San Cristóbal, una sencilla fonda del centro de la Habana.