Menu Big Bang! News
Policiales Violencia de género

"Por favor no me pegues más, basta, basta", le gritaba Julieta Mena a su pareja

El cuñado de Julieta dijo que escuchó los golpes que su novio le dio a la joven, pero aseguró que no llamó a la policía porque lo amenazó. Y que quiso resguardar la seguridad de su familia.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El cuñado de Julieta Mena, asesinada ayer a golpes en su casa de la localidad bonaerense de Ramos Mejía, escuchó el momento en el que el novio de la víctima la golpeó durante varios minutos y aclaró que no llamó a la Policía porque lo había amenazado de muerte.

Se trata de un muchacho llamado Mauro, quien vive al lado de la casa en el que ocurrió el crimen de la joven de 23 años y por el que Marcos Andrés Mansilla (33) está detenido como único acusado.

"Fue muy desgarrador escuchar a Julieta pidiéndole por favor que deje de pegar. Por favor no me pegues más, basta, basta le gritaba", contó Mauro a un grupo de periodistas.

Julieta tenía golpes en todo el cuerpo, según su hermana.

El joven dijo que golpeó la pared lindante con la vivienda de Mansilla para pedirle que parara, pero aseguró que le respondió con otro golpe en la pared y con una amenaza.

"Me dice 'que me golpeas la pared, es mi casa, te voy a matar, pero este que se piensa'. Le decía (a Julieta) negra de mierda con cuantos me cagaste y le seguía pegando", relató Mauro.

"Yo golpeé la pared por los ruidos que se escuchaban, iban a despertar a mi bebé que dormía. El me respondió con otro golpe y escuché que decía 'qué se cree éste que va a venir a golpearme la pared a mí'", dijo el joven en declaraciones a TN.

Según el joven, en un momento quiso llamar a la Policía pero como "muchas veces pasa que uno denuncia y después la mujer por miedo dice que no pasa nada, después el problema está en la familia que denunció", no lo hizo.

"Quise resguardar la seguridad de mi hijo y mi mujer que estaban durmiendo, no llamé a la Policía por eso. Seguía escuchando golpes, pensé que me estaba provocando", aseguró.

Una hora después, pasadas las 3, Mauro escuchó a Mansilla gritar y llorar, por lo que se levantó de la cama y se acercó a la pared nuevamente, para tratar de escuchar algo más.

"Escucho que él llorando dice 'Juli por favor despertate, no me hagas esto' y ahí me di cuenta que no era una pelea más y en el momento dije la mató", señaló el muchacho. 

Por último, el joven contó que el acusado "tenía problemas con la droga, estuvo preso y tuvo denuncias por golpear a su mujer anterior".