Menu Big Bang! News
Actualidad factor de riesgo

El arrepentido de la mafia de los contenedores quedó detenido

A Federico Tiscornia le revocaron la excarcelación, ya que podría entorpecer la investigación de corrupción en la aduana. Piden seguridad para su traslado. El cuñado de Julio de Vido, prófugo.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La tortilla se le dio vuelta al arrepentido en la causa que investiga a la denominada mafia de los contenedores, Federico Tiscornia, y quedó detenido hoy luego de que la Cámara en lo Penal Económico revocara la excarcelación con la que había sido beneficiado en primera instancia. 

La sala B de la Cámara revocó la excarcelación del hermanastro del ex juez Guillermo Tiscornia al considerar que su libertad podía poner en riesgo la investigación y que él también se encuentra procesado por formar parte de la banda que se dedicaba a "liberar" contenedores retenidos en Aduana.

Tiscornia, arrepentido y detenido.

La decisión de los camaristas Marcos Grabivker, Roberto Hornos y Carolina Robiglio fue a contramano de la que había tomado el juez Marcelo Agunsky, que había sido apelada por el el fiscal Gabriel Pérez Barberá
 

Tiscornia quedó detenido hoy cuando se presentó ante el juez en lo Penal Económico Aguinsky para ampliar su declaración, según informaron fuentes judiciales que agregaron que aún no estaba definido donde quedaría alojado.

La defensa de Tiscornia solicitó que se extremaran las medidas de seguridad para trasladar a su defendido hasta el lugar de detención, dado que consideran que su vida podría correr peligro puesto que al declarar como "arrepentido" brindó información sensible. 

Claudio Minnicelli, cuñado de De Vido y prófugo.

Cuando declaró en calidad de arrepentido, Tiscornia aseguró que los jefes de la banda eran el empresario paraguayo Oldemar Barreiro Laborda y el cuñado del ex ministro Planificación Julio De Vido, Claudio Minnicelli, entre otros, quien continúa prófugo. 

 Los imputados forman parte de una grupo de personas que se habría organizado para eludir los controles aduaneros a la hora de ingresar mercadería importada al a país y sus detenciones habían sido ordenadas en octubre pasado.

La causa que lleva adelante el juez Aguinsky se originó a partir de una denuncia de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC), luego de una investigación en la que se detectó que habían sido falseados cientos registros de importación.

La banda falsificaba documentación en la aduana.

A principios de septiembre, el juez Aguinsky recibió una serie de escuchas judiciales que habían sido ordenadas por el juez federal Luis Rodríguez en el marco de otro expediente, pero que podían tener que ver con lo que él estaba investigando.

La maniobra “involucraba la confección de Bill of Lading (documentos de embarque) apócrifos, la incorporación de información falsa a través de los sistemas informáticos de la Aduana, y la presentación de multinotas rectificatorias de la información consignada en los permisos de embarque”.