Menu Big Bang! News
El karma de vivir sin luz: calor, furia, quejas y hasta velas agotadas

Actualidad Al límite

El karma de vivir sin luz: calor, furia, quejas y hasta velas agotadas

Más de 120 mil usuarios siguen sin luz. Historias de los afectados y cómo hacen para sobrellevar la situación.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Una boca de lobo, una oscuridad incómoda y más en días de altas temperaturas. Una espera cansadora e irritante y una respuesta inexistente. Ya son más de 120 mil personas afectadas por los cortes de luz en el área metropolitana y algunos de ellos sufren esta situación desde hace cinco días. 

En algunas los kioscos se agotaron las velas.

“Ya me olvidé lo que era vivir con luz, con aire acondicionado o con televisor”, dijo un vecino de Floresta a BigBang. Otro dijo que tuvo que dormir en el balcón. “Hasta que a las tres de la mañana tuve que entrar porque empezó a llover”, dijo.

Son más de diez los barrios afectados de manera parcial o total. Entre ellos los más afectados son Villa Urquiza, zona norte de Belgrano, Almagro, Palermo, Villa Crespo, Liniers, Barracas, Caballito, Parque Chacabuco y Flores.

El sitio “Acanohayluz” informa el panorama actual.

“Cocinar, bañarse, y moverse por la casa a oscuras, luego de dos días no es divertido”, cuenta Susana Carrizo, vecina de Palermo que ahora celebra la vuelta del servicio pero que hasta anoche se manejó por su casa sin soltar una linterna. De todas maneras, el resto de su familia, ubicada a unas cuadras de su casa, sigue sin luz.

Los comerciantes intentaron mantener abiertos sus negocios pese a la oscuridad.

Su relato se repite en las redes, un lugar donde la catarsis es evidente. Los hastag más utilizados en Twitter fueron  #sinluz #edenordevolvelaplata #corte #malditoservicioelectrico  y los comentarios fueron de todo tipo. Desde críticas, chistes, memes y hasta recomendaciones para subsistir.

Los usuarios afectados por el corte de luz contaron su pesar en las redes.
 

Al grito de “Que vuelva la luz” los usuarios exteriorizaron su reclamo en las calles, en las que no faltaron los cacerolazos y quema de cubiertas. Los vecinos, ante la noche de calor que se vivió y la bronca por no tener soluciones, sacaron sus sillas a la calle y armaron distintos “piquetes” en cada uno de los barrios afectados. 

Los reclamos por parte de los vecinos se multiplican con el correr de las horas.
Calles cortadas, queme de neumáticos y cacerolazo: el reclamo por el servicio.

NÚMEROS OFICIALES

A través de la página web del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) se informó que en el área concesionada por Edenor había a las 8 de la mañana 39.741 hogares sin energía eléctrica, mientras que en el sector de Edesur se incrementó a 78.898.

En Twitter se pueden encontrar fotos de cómo se las arreglan los vecinos para vivir sin luz.

Como si fuera poco, esta misma situación se vive en el Gran Buenos Aires. En los partidos bonaerenses como San Isidro, Merlo, Avellaneda y Lomas de Zamora.

Los comercios colocaron carteles avisando sus limitaciones para atender a los clientes.

A los problemas en los hogares se sumó la interrupción del servicio eléctrico de trenes de la línea General Roca, que circula habitualmente entre la estación Constitución y el sur del conurbano bonaerense debido al corte de energía y por vías anegadas a raíz del temporal.

Ayer por la noche, a raíz de la situación y en el marco de una temperatura que ayer no bajó de los 30 grados, algunos vecinos de Palermo optaron por sacar sus colchones a las terraza. Otros directamente no pudieron dormir y mantuvieron expectantes por si el servicio se restauraba.

A la hora de cocinar se complica, pero no es imposible.
A la luz de las velas: la herramienta más común para eliminar la oscuridad.

Ante la cantidad de horas que pasaron con esta situación, la demanda de velas aumentó al punto en que en algunos kioscos se agotó ese producto.