Menu Big Bang! News
Actualidad Fiesta polémica

El padre de una de las víctimas: "Cada dos minutos les ofrecían pastillas"

Carlos Sedeillán, el padre del joven de 17 años que permanece internado en el Hospital Rivadavia, reveló que Damián fue salvado por un amigo y denunció la venta de drogas dentro del complejo.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

"Se ofrecían cada dos minutos distintas pastillas", dijo enojado Carlos Sedeillán, el padre de Damián, uno de los jóvenes que permanece internado en el Hospital Rivadavia luego de intoxicarse con drogas de diseño en la fiesta Time Warp. "El ambiente era sofocante y el agua costaba cincuenta pesos. Los chicos pedían ayuda desesperadamente", sumó en diálogo con La Nación.

"El ambiente era sofocante y el agua costaba cincuenta pesos. Los chicos pedían ayuda desesperadamente

Quienes asistieron a la fiesta denuncian que vendían las pastillas dentro del complejo.

"El que lo salvó fue su amigo, Tomy. Fueron a la fiesta en grupo, pero se separaron. A las 5.30, Tomás lo encontró en la carpa del servicio de asistencia y lo ayudó hasta que lo trasladaron. Él nos contó que los chicos salían corriendo de la fiesta y pedían auxilio a los gritos donde estaba la gente a cargo de dar asistencia", sumó.

En tanto, la madre de Damián, Sandra Mendiondo, contó que su hijo al despertar en el hospital "pensaba que se iba a casa”. “No se acordaba nada, ni entendía por qué estaba internado", aseguró.

Damián logró despertar y asumió que compró pastillas en el evento.

Según los propios dichos de los amigos de Damián, compraron una pastilla amarilla, conocida como “Superman”, que vendían en la fiesta. Los jóvenes asumen que es habitual que en este tipo de fiestas se repartan drogas y se comercialice el agua mineral a valores elevados.