Menu Big Bang! News
Actualidad más cortes

Meda, una discapacitada peruana, nueva líder mantera

Los manteros volvieron a tomar la avenida Avellaneda. Hubo accidentes con al policía. La líder de los manteros de Flores fue la gran protagonista de la marcha e hizo una fuerte denuncia contra la policía. Las imágenes.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Los manteros, otra vez en acción. Luego de que el lunes los desalojaron de la Avenida Avellaneda, volvieron a protestar ayer, por cuarta vez en la semana.

Los manteros protestan en Avenida Avellaneda.

Esta vez la gran protagonista de la marcha fue Meda, una peruana que tiene una discapacidad motriz y desde su silla de rudas pidió volver urgente al trabajo.

Meda, la líder peruana de los manteros pide regresar al trabajo.

Además, la acompañaron un grupo de alrededor de 50 vendedores, que impidieron la circulación en el cruce de Avenida Avellaneda y Cuenca

Con bombos y al grito de "queremos trabajar", los manteros pidieron regresar a la avenida donde realizaban sus tareas habitualmente.

 

Los desalojados

El lunes 11 de abril comenzó la guerra entre los manteros y la policía. Los dirigentes mandaron a desalojarlos, y efectivos de la Metropolitana y la Federal cumplieron. Hubo fuertes incidentes.

El martes 12, los manteros volvieron a protestar. Esta vez la situación fue más violenta: unos cien senegaleses se resistieron y enfrentaron a la policía metropolitana a fuerza de puño. 

Los enfrentamientos se dieron a la altura de Avellaneda al 3000, donde la policía trataba persuadirlos para que no ocupen la calle ni corten el tránsito. 

El jueves al mediodía, los manteros volvieron a marchar en la Avenida Avellaneda y la calle Campana. A pesar de que el clima fue mas calmo, los manteros continuaron con sus exigencias.

El pedido de los manteros

El Gobierno de la Ciudad destinó un galpón en la calle Perón al 3000 para la reubicación de los manteros, pero estos adujeron que no se encuentran en condiciones para poder trabajar..

Al día de ayer, sólo 107 trabajadores aceptaron la propuesta de trasladarse a un galpón.