Menu Big Bang! News
Actualidad Medicina

Nació Victorio, el bebé que fue operado en la panza de su mamá

El niño sufría un defecto cardíaco congénito que fue operado por un equipo conjunto formado por profesionales del Hospital Garrahan y el Hospital Italiano durante la semana 30 de gestación. Llegó al mundo en buen estado de salud con casi 3 kilos de peso. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El bebé que recibió la primera intervención quirúrgica cardíaca fetal ecoguiada de la Argentina nació ayer en el Hospital Garrahan. Bautizado como Victorio, el niño nació tras una cesárea programada a las 37 semanas de gestación, con un peso de 2,990 kilos. Presenta un estado de salud clínicamente estable, aunque bajo tratamiento médico por su cardiopatía compleja.

“Quiero felicitar a todo el personal que participó porque realmente es una hazaña y una demostración de amor por la vida. Tienen que estar orgullosos de esto”, declaró a raíz de la feliz noticia Graciela Reybaud, presidenta del Consejo de Administración del Hospital Garrahan.

La operación que se le practico al pequeño Victorio cuando aún estaba dentro del útero de su mamá, Noelia, significó un enorme avance en el campo de la cirugía cardiovascular fetal en Argentina. Fue realizada el 14 de diciembre pasado por un equipo de 23 profesionales del Garrahan y del Hospital Italiano, que incluía obstetras, cardiólogos, neonatólogos, anestesiólogos, hemodinamistas e instrumentistas.

“Lo hicimos en conjunto con el hospital que tiene más experiencia en intervención cardíaca fetal, que es el Italiano de Buenos Aires”, explicó la jefa del Área Intensiva Neonatal, Diana Fariña. “Así que entre los dos pudimos ayudar a esta mamá a que se produzca este nacimiento, y hoy Victorio está bien, esperando la próxima cirugía”.

Victorio fue operado durante la semana 30 de gestación.

El Hospital Garrahan es el único centro pediátrico público del país (y el quinto en todo el mundo) que cuenta con una Unidad de Medicina Fetal. El programa médico en el marco del cual se operó al niño fue puesto en marcha en 2008 para asistir embarazos complicados por malformaciones fetales como defectos de pared abdominal, cardiopatías congénitas, malformaciones pulmonares y del sistema nervioso.

El caso de Victorio fue tratado en el Garrahan desde que su madre fuera referida desde la ciudad de Pergamino para una segunda consulta luego de que se detectó en el bebé una cardiopatía fetal compleja. La malformación requería una intervención quirúrgica fetal jamás realizada en el país y que, en el mundo, tiene un porcentaje de mortalidad del 40 por ciento.