Menu Big Bang! News
Actualidad La muerte del fiscal

Nisman: ni el FBI podrá rescatar mensajes de Whatsapp

La División “Cibercrimen” de la policía Metropolitana confirmó que no es posible acceder a las conversaciones borradas del celular de Nisman, hallado muerto a comienzos de año. El pedido para acceder a esa información había sido solicitado por la querella. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

La Policía Metropolitana le informó a la fiscal Viviana Fein, a cargo de la investigación por la muerte de Alberto Nisman, que “no es factible acceder al contenido” de los mensajes del sistema de comunicación Whatsapp del teléfono del fiscal, hallado muerto el 18 de enero pasado. “Ni siquiera las autoridades de los Estados Unidos podrían recuperar esos mensajes”, le dijeron a la fiscal. 

La muerte del fiscal Alberto Nisman, un misterio aún sin revelar. 

La División “Cibercrimen” de la policía porteña, a través del comisionado Gabriel Rojas, respondió de esa manera a una consulta de la fiscal sobre un planteo de los nuevos abogados de la querella, encabezada por la ex mujer de Nisman y jueza Federal de San isidro, Sandra Arroyo Salgado, por la muerte del ex titular de la UFI Amia.

De esta forma no se podrán recuperar los mensajes del chat del fiscal Nisman, cuyas conversaciones podían tener información reveladora acerca de su muerte. La intención era pedirle al FBi que colaborara, pero al parecer tampcoco podrán aportar a la investigación.

La fiscal confirmó la información. La investigación por la muerte de Nisman se complica. 

Los abogados Juan Pablo Vigliero, Manuel Romero Victorica y Federico Casal –quienes representan a las hijas de Nisman- le pidieron a Fein una serie de medidas, entre ellas acceder al intercambio de mensajes de Whatsapp del difunto fiscal en los días previos al deceso. 

Fein contestó que “se determinó que no es factible acceder al contenido de los mensajes que se envían mediante la aplicación Whatsapp”, y citó como fuente de esa respuesta a la Policía Metropolitana. 

Además, advirtió que “en el caso que las autoridades de Estados Unidos decidan responder a la consulta efectuada, lo único que puede obtenerse son las conexiones”, pero no el contenido.

Los mensajes, perdidos para siempre.

En ese sentido, sólo sería factible obtener “las direcciones de IP”, es decir la identificación de la conexión de internet que utilizaron los aparatos de telefonía celular que participaron de conversaciones de Whatsapp con Nisman.