Menu Big Bang! News
Actualidad Tragedia de Once

Piden la detención inmediata de Jaime por "riesgo de fuga"

El ex funcionario k fue condenado a 6 años. El fiscal argumenta que puede escapar por su poderío económico y sus contactos en el exterior.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

El fiscal Fernando Arrigo le pidió al Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 2 la detención inmediata del ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime. También hizo la misma solicitud para el ex dueño de TBA Claudio Cirigliano y del directivo de la misma empresa Francisco Adalberto Pafumi.

El fiscal argumentó que Jaime tiene “poderío económico, contactos en el exterior y dos condenas anteriores, por lo que se podría llegar a fugar”. El ex funcionario kirchnerista fue condenado a seis años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos, por el delito de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública y estrago culposo agravado.  

Jaime y Schiavi fueron condenados pero siguen libres.

“Jaime tiene poderío económico, contactos en el exterior y dos condenas anteriores

El Tribunal Oral Federal número 2 condenó hoy al dueño de TBA, Claudio Cirigliano, a nueve años de prisión y a los ex secretarios de Transporte de la Nación Juan Pablo Schiavi a ocho años de prisión y Ricardo Jaime a seis años de prisión por su responsabilidad en el choque de trenes de Once que el 22 de febrero del 2012 impactó contra la cabecera del andén 2 de esa estación y causó la muerte a 51 personas y heridas a 789.

El fiscal Arrigo pidió la detención inmediata de Jaime.

Durante los alegatos, el fiscal Fernando Arrigo pidió a los jueces que condenaran a Jaime (a quién se le unificó el pedido a raíz de una sentencia previa en suspenso de seis meses de prisión) y Juan Pablo Schiavi. En el caso de Jaime, Arrigo requirió 11 años, mientras que para Schiavi diez años y diez meses, ambos por el delito de defraudación contra la administración pública por administración fraudulenta en concurso real con el estrago culposo agravado.

Los jueces del TOC2 unificaron las dos condenas previas que había recibido Jaime por delitos anteriores. Una de las condenas fue por la sustracción de pruebas durante un allanamiento que se realizó en su casa y en otros caso en un juicio abreviado por el delito de dádivas. Con las dos penas anteriores y con este juicio se le sumó una condena única de seis años.

Pero en el caso de Jaime, el tribunal sólo lo condenó por el delito de administración fraudulenta y dejó de lado el delito de estrago culposo. Schiavi fue inhabilitado de manera perpetua para ejercer cargos públicos además de haber sido condenado a ocho años de prisión por administración fraudulenta, al igual que su antecesor en el mismo cargo.

En su alegato, el fiscal general solicitó que Sergio Claudio Cirigliano fuera condenado a diez años y once meses de prisión y Mario a diez años y seis meses -ambos, también, por defraudación contra la administración pública por administración fraudulenta en concurso real con estrago culposo agravado.

Los empresarios Claudio y Roque Cirigliano, quienes habían sido imputados por los delitos de defraudación contra la administración pública por administración fraudulenta en concurso real con estrago culposo, recibieron penas de nueve y cinco años respectivamente. El otro dueño de TBA,  Mario Cirigliano, fue absuelto, igual que los ex interventores de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) Antonio Eduardo Sícaro y Pedro Ochoa Romero.

Los funcionarios de la empresa TBA Carlo Ferrari, Jorge de los Reyes, Pont Vergés, Laura Ballesteros, Francisco Pafumi y Antonio Suárez recibieron penas entre cinco y ocho años en calidad de coautores del delito de administración fraudulenta. Por su parte, José Doce Portas, Oscar Gariboglio, Alejandro Lopardo y Daniel Lodola fueron condenados en calidad de partícipes necesarios.