Menu Big Bang! News
Actualidad Alerta sanitaria

Psicosis dengue: laboratorios saturados en el norte de Buenos Aires

Entre tres y cuatro muestras por día son enviadas a laboratorios por la dirección de Epidemiología de Vicente López para ser analizadas por sospecha de dengue. Para la ministra de Salud de la Provincia, Zulma Ortiz, hay “una situación permanente de riesgo".

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Ocho casos de dengue en apenas una cuadra encendieron la alarma en Vicente López y apuntaron a una pequeña muestra que refleja algo mucho mayor: el arrollador avance del virus en todo el país

En el laboratorio del Petrona V. de Cordero se analizan las muestras de Vicente López.

Según le reveló a La Nación, la Dirección de Epidemiología de Vicente López envía todos los días entre tres y cuatro muestras de sangre pertenecientes personas con síntomas sospechosos de dengue a analizar en laboratorio del Hospital Zonal General de Agudos Petrona V. de Cordero, en San Fernando. Y los resultados tardan un mes en volver a causa de la gran demanda.

Vale notar que, cuando una persona llega con síntomas sospechosos a cualquier hospital público, se lo considera por defecto como enfermo de dengue sin esperar la confirmación del laboratorio. 

Una situación permanente de riesgo

“Hay evidencia de todo tipo que apunta a una situación permanente de riesgo”, apuntó por su parte la Ministra de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Zulma Ortiz, en una entrevista con La Nación. “Lo que falta es conciencia social mayor de protección en relación al control del vector. Más peligroso que el virus es el mosquito y eso aún no ha sido incorporado de manera suficiente por la sociedad”, agregó al mismo tiempo que confirmó la presencia de casos en todos los distritos de la provincia.

“Entre el 50 y 60 por ciento de los casos están concentrados en La Plata, Moreno, La Matanza y 3 de Febrero, donde estamos monitoreando de manera más cercana con los secretarios de Salud, codo a codo”, informó Ortiz quien sin embargo destacó el hecho de que “no estamos en una situación, como en otros países, de la presencia de un virus de tipo 4, que es el que da el dengue hemorrágico. Eso nos facilita la atención”.