Menu Big Bang! News
Actualidad qué es un longplay

Samalea, el hombre que giró con Charly y volvió para contarlo

El baterista acompañó al ídolo durante más de una década. En el primer tomo de sus memorias, reconstruye una carrera marcada por el azar y la sensibilidad. Viajes, discos y encuentros inolvidables.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Fernando Samalea (Buenos Aires, 1963) tiene memoria musical y fotográfica: recuerda cómo sonaba la batería del grupo que vio en una cantina marplatense a los seis años y las direcciones exactas de las casas de todos sus compañeros de aventuras. Le gusta escribir, contar cómo el azar fue cruzándolo con los mejores para construir una carrera llena de sorpresas.

Samalea, memoria musical y fotográfica.

Qué es un longplay, el primer tomo de sus memorias, suma 560 páginas llenas de amor por la música y curiosidad por el mundo. El baterista se muestra como un tipo easy going, con ganas de aprender y siempre agradecido por el cariño recibido de ídolos de juventud como Luis Alberto Spinetta.

La portada del libro.

mundo garcía

Después de subirse al pop ochentoso con Clap y Fricción, desembarcó en el Mundo García. Desde su debut con Las Ligas, tocó en todos los discos desde Parte de la religión (1987) hasta El aguante (1998), con una vuelta fugaz en 2012 para integrar The Prostitution.

Charly, el Zorrito Fabián Quintiero y Samalea.

Durante una década vivió la genialidad de cerca: esa combinación de talento, sensibilidad y rapidez mental que puso a Charly en un lugar único. Samalea lo retrata como un hombre que vive a contratiempo, hace sus propias reglas y magnetiza a todos los que lo rodean en giras latinoamericanas que ponen el espacio-tiempo entre paréntesis.

Con honestidad y discreción, también cuenta el trayecto más inquietante del ídolo: las negativas a subirse al escenario, las internaciones (el baterista, que no simpatiza con los excesos, siempre fue uno de los pocos con acceso total) y los cambios de timón en la dirección musical de sus proyectos. Cuando ya no puede acompañar el tren, se baja agradecido.

otros ritmos

Samalea está marcado por la inquietud. En los años siguientes se convierte en el baterista de una banda de hip hop adolescente como Illya Kuryaki, gira con el astro pop Draco Rosa y arma una banda de jazz experimental. Sigue viajando y hace suyas Nueva York, Madrid y París. Tiene novias en todos los puertos, las influencia y se deja influenciar.

Su pasaje al bandoneón está marcada por la inquietud intelectual y el acercamiento sensible al tango, de la mano de los maestros de ese instrumento extraño y del poeta Horacio Ferrer, bohemio, excéntrico y generoso.

Un hombre de batería y bandoneón.

Ahora mismo, con 11 CDs-libros editados, sigue tocando y escribiendo. El disfrute está garantizado.