Menu Big Bang! News
Actualidad Confesión

Sofía Gala: "Estuve complicada con las drogas"

La actriz dijo que hace un año y medio está en tratamiento por su adicción “a la falopa”. Y habló del enojo con su mamá, Moria Casán, por hablar del tema en la TV.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

“Si querés hablamos seriamente y te cuento: yo estuve complicada con la falopa, con las drogas. Eso es así. Eso es verdad”.

Sofía Gala admitió hoy en diálogo con Jorge Rial, en el programa Intrusos, su problema de adicciones y dijo que está en tratamiento desde hace un año y medio para recuperarse.

“No es verdad que yo descuidaba a mi hija, que tenía las persianas bajas”, dijo cuando Rial le preguntó que le había generado que su mamá, Moria Casán, saliera en la televisión a hablar de su problema.

Si es verdad que el día que yo entregaba a mi hija con su papá, yo hacía cualquier cosa y no atendía los teléfonos, o estaba mucho más irascible o un montón de cosas que le pasan a una persona cuando está en consumo digamos. Imaginate para una persona con problemas de adicción, la negación es una parte fundamental de la enfermedad”, agregó Sofía.

“La negación es una parte fundamental de la enfermedad

La actriz siguió en tono serio con su confesión: “Te cuento porque hace más de un año y medio en recuperación y se de lo que te estoy hablando. Imaginate que una intervención con tu familia, esas cosas que se hacen, son duras. Imaginate frente a millones de personas. Yo la verdad estaba metida abajo de mi cama drogandome más que nunca. A mi en ese momento no me ayudó para nada.”

La hija de Moria siguió: “Y me dolió que los medios la apoyen. Me dolió que vos hayas permitido que ella venga acá teniendo hijas chicas y sabiendo que eso a un hijo no se le hace por más enojado que uno esté. Me ayudó a tocar fondo y a meterme en recuperación a la larga”.

“La verdad que para mí fue una traición

“Pero la verdad que para mí fue una traición. Todos los medios hablando de si me drogaba o no me drogaba sin tener idea de cómo eran las cosas. Sin pensar en mi nena que tiene seis años e iba todos los días al colegio. Sin pensar que yo, si estaba tan complicada que carajo me podía pasar. Si me preguntas si me enojo con los medios y sí. Es un arma de doble filo. Te quieren hasta que de golpe pueden chuparte la sangre”.