Menu Big Bang! News
Actualidad Buitres "bebés"

Tenedores rebeldes de deuda se resisten a aceptar la oferta oficial

Un grupo de 12 bonistas argentinos pone en jaque la oferta acordada con el Juez Griesa, por no haber sido llamados a  negociar, al igual que lo hicieron otros fondos buitres. 

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Mientras el gobierno busca hoy el respaldo de la oposición en el Congreso para lograr la derogación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano y que se habilite la emisión de deuda para afrontar el pago a los holdouts, un grupo de 12 bonistas argentinos con títulos en default por unos US$ 832 millones acusaron al juez Thomas Griesa de obligarlos a aceptar la oferta oficial y apelaron la medida. De esta manera, dicha apelación podría poner en juego le efectivización del canje de deuda.

El Juez Griesa fue acusado de obligar a los bonistas locales a aceptar oferta oficial.

La oferta que deberá ser aceptada el 14 de abril, tal la sentencia del juez Griesa autoriza a emitir títulos por plazos de 5, 10 y 15 años por los cuales se abonarán tasas promedios del 7 % para obtener el efectivo necesario para cancelar en efectivo la deuda con los tenedores de títulos en situación de default. Para ello el monto de endeudamiento será de US$ 12.000 millones, donde una vez descontado el pago a los bonistas se incorporará al endeudamiento autorizado en el Presupuesto de 37.000 millones de dólares previsto para este año.

La cancelación de deudas a los bonistas será en efectivo y se le reconocerá el monto de capital adeudado de sus títulos con más un cincuenta por ciento (50%) de dicho monto de capital. 

El grupo liderado por Pablo Varela presentó una carta a la Cámara de Apelaciones de Nueva York denunciando la imposición para aceptar la oferta y la imposibilidad que tuvieron de negociarla, ya que no fueron participes de las reuniones llevadas a cabo a través del mediador Daniel Pollack.

La apelación del "Grupo Varela" llegó a la corte de Nueva York.

Pero estos 12 bonistas no son los únicos en declararse en "rebeldía", los fondos NML y Aurelius también rechazaron la propuesta local. Sin embargo, el Gobierno argentino está pendiente del "Grupo Varela", ya que están interesados en saber si el mismo tuvo alguna fisura y algunos de ellos podría finalmente aceptar la oferta argentina. 

Varela dió cuenta de que la gran mayoría de sus representados,adquirió sus bonos antes del incumplimiento por su valor nominal, muchos en las cantidades adecuadas de menos de US$ 100.000.