Menu Big Bang! News
Todo por una noche de amor: cuánto cuesta una cita romántica

Actualidad levante

Todo por una noche de amor: cuánto cuesta una cita romántica

Restaurante elegante, tragos, flores y, con un poco de suerte y talento, hotel alojamiento, si acaso no se quiere tener un invitado en la casa. Una cita “con todos los chiches” puede costar más de 2000 pesos. El itinerario.

Estás viendo esta nota en: Modo Lectura Rápida

Ver nota completa

Conocer a alguien se volvió más simple gracias a la tecnología y las mil opciones de comunicarse, pero no por ello más barato. Una cita amorosa o un encuentro con la finalidad de pasar un rato, o más, en intimidad puede costar más de lo imaginado. En una suma rápida de gastos, la cifra para una cita completa pueden alcanzar como mínimo los 2 mil pesos.

Elegir un buen restaurante si hay mucho interés de final feliz.

Imaginando que comienza por la cena en un buen restó, se calcula en promedio unos mil pesos de base.  En un restaurante de primera categoría un plato de elaboración más una botella de vino supera ese monto.  

Para los que se reunen luego de la cena,  tres tragos por persona en un bar con “onda” pueden equivaler a la mitad, como mínimo.  

 Hay muchos hombres que aún pagan la cuenta del primer encuentro.

Los que no cuentan con la ventaja de vivir solos, si tienen suerte y buenas herramientas para invitar a su acompañante a un hotel alojamiento, depende el estilo y gusto, pero se puede invertir en una noche de calor, sudor y placer  mil pesos o más por el pernocte y unos tragos, en caso de que sea fin de semana.

“Me gusta conocer gente por redes sociales o aplicaciones porque se puede ir viendo cuánto gastaré en la salida. Si vive sola, sus gustos y si se banca compartir gastos”, dice Lucía, una joven que busca conocer chicas lejos de los boliches de la comunidad lesbiana.

Usar cupones de descuento para ir al hotel y ahorrar.

Ella no es la única que mira los precios antes de pedirle al mozo la comida frente a quién podría ser su media naranja. “Miro antes las opciones de restó que están en la zona donde me voy a encontrar. Quiero saber cuánta plata invertiré, porque algunos candidatos no valen que me gaste demasiado, porque sus intenciones no son serias, en su mayoría”, dice María y asegura que incluso no invierte tanto tiempo en el look que utiliza en las citas cuando se trata de algo más casual. “Si veo que el pibe me interesa para algo más me produzco, sino voy más tranquila y cómoda”, asegura.

Sobre ésto último, si le sumamos la compra de alguna prenda para lucir mejor, el valor de una camisa promedio, de diseño y marca reconocida, suma mil pesos más y en caso de las damas, un vestido o una musculosa y pollera, puede ser similar o superior. 

“Si veo que el pibe me interesa para algo más me produzco, sino voy más tranquila y cómoda

Las citas cada vez son más austeras.

Hoteles y sus precios

Las opciones de hoteles alojamientos varian mucho y sus precios también. En promedio vale 500 pesos el turno de una hora y media, teniendo en cuenta hoteles donde las sábanas y el baño están en condiciones. Pero también existen promociones para aprovechar descuentos y poder visitarlos con un poco menos de plata. Aunque no es nada excitante sacar el cupón, tampoco es la muerte de nadie; el fin justifica los medios.

Existen guías de hoteles alojamiento. 

También existen los de mayor nivel que aumenta las fantasías y pueden hasta hacer milagros en las conquistas. Y para abajo, nunca faltan los comodines que por cien pesos, pueden colaborar a un rápido encuentro pseudo-amoroso.

Formas de ahorro: Happn y Tinder

Las apps de levante son, tanto para hombres como para mujeres "la manera fácil de tener sexo". “Reduce el costo a casi cero. Hablo con chicas por wifi, las invito a mi casa porque vivo solo. Vienen solas, sin que las tenga que ir a buscar y quizás tomando mates pegamos onda y terminamos enroscados todo el día. Para mi es maravilloso, y lo peor que puede pasar es que se vaya porque no nos gustemos”, resume Mariano, que es usuario de Tinder desde el año pasado, cuando terminó con su novia y no volvió a encarar una relación seria.

Las citas por Tinder reemplazas las verdaderas. 

“Hace tiempo no voy a la casa de ninguna mujer ni a un hotel alojamiento. Parece que les da más seguridad tener mi dirección que invitarme a su casa, ya que ninguna se anima a eso en la primera cita”, sostiene otro usuario, Jonathan, que incluso dice que se animó a invitar a una compañera de trabajo que se encontró en la misma aplicación.